miércoles, 10 de agosto de 2011

Primos

Artículo Diario de Almería 10-VIII-11

Existen cosas en la vida que casi nadie las entiende. Sucesos u acontecimientos que dan mucho de lo que pensar, casi siempre en negativo. El domingo la UD Almería tiene el partido de presentación en condiciones frente al Valencia. Este choque amistoso sirve para ver al nuevo (prácticamente el mismo del año pasado) Almería. Pero sin duda, tiene el aliciente añadido de medirse al tercer mejor club de España y en él a ex jugadores rojiblancos como Piatti, Diego Alves o Bruno. Vamos, un partido apañaete.

El encuentro comenzará a las siete de la tarde. A unos cuarenta kilómetros del Estadio Mediterráneo, media hora más tarde también habrá un interesante Roquetas-Poli Ejido, que servirá, valga la redundancia, como presentación del equipo celeste. Como todos sabemos no todos los aficionados de la UD Almería (el equipo representativo de la provincia) son de la capital. Incluso algunos están abonados a otros equipos también, como por ejemplo el propio Roquetas (los hay bastantes) o el Poli Ejido.

Entonces, me asalta una duda en la cabeza: ¿por qué ponen dos partidos a la misma hora? Si mi cabeza no falla, el Almería lo puso muchísimo antes. Parece una tontería, pero no la es, puesto que los seres humanos (de momento) no se pueden dividir en dos y ambos campos perderán aficionados. ¿No hubiese sido más fácil compaginar ambos atractivos encuentros?

Sin duda, el que más va a perder de todo esto es el Poli Ejido. El que quiera ir a ver al equipo rojiblanco, lo hará sin ningún problema. Pero, ¿y aquel roquetero, aficionado al equipo de su localidad y de su provincia, al que le interesan los dos partidos? Pues se perderá uno de los dos, probablemente el de Santo Domingo. Que se vendan o no cien entradas arriba o abajo en el Mediterráneo. No supone casi ningún problema. Pero, en El Ejido, sí... Eso sí, primos. PD: Y a mi derecha el palizas de Tito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario