sábado, 20 de agosto de 2011

No son asesinos

El Camp Nou gritando "asesinos, asesinos" a Pepe y Marcelo. Vergonzoso. Tirando un plátano a Marcelo (igual que en el Bernabéu con Dani Alves, todo hay que decirlo). ¿En qué se está convirtiendo esto?

A ver, vamos a analizar. El partido de la vuelta de la Supercopa estaba siendo un espectáculo para los ojos de los aficionados. El Madrid presionaba, robaba la pelota y el Barsa aprovechaba las ocasiones que tenía. Un espectáculo entre los dos equipos mejores del mundo. Sinceramente, no creo que el Madrid hiciera un juego limpio. Entró cuando tenía que entrar y ya está. Pero el que tiene que poner justicia es el árbitro, que para eso está allí. No los jugadores de ningún equipo. Si le trencilla considera que una tarjeta es roja, amarilla, o roja y sancionable para seis, ocho o diez partidos, pues que así sea. Pero sólo él que es el que manda.

Benzema hace el 2-2. El partido va a la prórroga. Y Messi, el 3-2 definitivo. Por cierto, con un gesto despectivo. Pero bueno, tampoco le vamos a dar mucha importancia. Al final se demuestra quien es un santo y quien no.

Después, Marcelo le pega una talascá a Cesc Fábregas. Pues falta y ya está. Roja y ya está. Pero lo que es inadmisible que salte todo el banquillo del Barcelona a por el brasileño. Es vergonzoso que salte el mismo de siempre Pinto. Es vergonzoso que pegue Villa a Ozil. Es vergonzoso lo que hizo Mourinho. Pero si nadie hubiese saltado pues no hubiera pasado nada de esto.

Por cierto, hay dos tipos de tarjetas amarillas. Las que las sacas por lances del juego como la de Khedira o las que se sacan por perder tiempo o simular una entrada más fuerte de lo que realmente es. Que en cada balón favorable al equipo blanco los futbolistas del Barcelona lo desplazaran o que en cada falta se revolvieran como si le hubiesen partido algo no me parece el mejor ejemplo del que se supone que es el mejor equipo del planeta. Y al final de lo que se habla es de la dureza del Real Madrid. En fin...

6 comentarios:

  1. No puedo añadir mas. Ademas, si no me equivoco creo que no eres ni del Barcelona ni del R.Madrid, por lo que haces una visión objetiva desde la "visión" de un seguidor del fútbol.
    Los madridistas reconocemos los errores, los censuramos, pero estamos hartos de que se nos pinten como los malos.

    ResponderEliminar
  2. Estos dos equipos cada vez me parecen mas pateticos. Con la influencia que tienen, deberia de mirarselo mas.
    Hubo muchas cosas a lamentar, sin embargo de algo importante como los gritos racistas del Camp Nou nadie dice nada y los comentaristas de la Primera menos. Luego criticar a La Romareda durante todo un mes por un provocativo Etoo, parece casi obligatorio para que no te tachasen de racista. Que protegidos estan Barcelona y Madrid y que asco dan.
    Merengue o cule, la misma mierda es.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. El discurso de Mou cala, pero sin duda lo visto al final del partido no es digno de los mejores clubes de españa, ojala este año halla alternativa a ellos pues sino se mataran, por cierto creo que Mou esta cargandose al señorio Blanco y ciertas cosas no tienen defensas, espero que el luso recapacite pronto.
    Jairo

    ResponderEliminar
  4. Esto no tendria que pèrmitir en el futbol .

    ResponderEliminar
  5. Ya estas definitivamente abducido por la secta marquista. Te veo un buen fúturo en el pseudoperiodismo deportivo. Al final han conseguido darle la vuelta y lo de meter el dedo en el ojo fue culpa del Barcelona. Te deseo un buen fúturo en ese tipo de periodismo, ya sé te iba viendo el plumero tiempo cuando hablas de Madrid-Barça con expresiones como Campo Nuevo y demás, pero poco a poco vas enquistandote más. Y Pepe no es un asesino, pero un peligro constante si. Ya no solo para el rival si no para su propio equipo. En fin, me gusta cuando te limitas a escribir del Almeria, que es mucho más fácil. Pero cuando hablas de Barça-Madrid, te sale el lado forofo. Una lástima, tienes estilo pero lo pierdes. Fijate más en Segurola y menos en Roncero. Una recomendación.

    ResponderEliminar
  6. Señor Scare, ole,ole y ole. Me han gustado sus palabras.
    Llevaba tiempo sin leer a Nicolás y una vez vuelvo a hecerlo, veo que sigue igual, mejor dicho, peor. Creo que es una pena, pero le puede más anticulé que futuro periodista. Donde no hay, no se puede sacar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar