miércoles, 3 de agosto de 2011

El padrino

Artículo del Diario de Almería 3-VIII-11

Don Vito Corleone comerciaba ilegalmente por New York como quería. Un auténtico mafioso que disfrutaba con lo que hacía. El Padrino era El Gran jefe, se debía de hacer lo que él quisiera.

Pues bien, en el poniente almeriense también hay muchos padrinos. Hay que diferenciar dos tipos: el mafioso y el otro mafioso que lleva al club determinados jugadores. Estos clubes son un coto cerrado. Algunos prefieren entrenar con diez futbolistas a probar a jóvenes promesas almerienses. O incluso traen a jugadores con cero ambición, pues están en el ocaso de sus carreras.

Estos Vitos Corleones deberían estar prohibidos en el fútbol. Lo único que hacen es cerrar las puertas a chavales que destacan. Su único objetivo es enriquecerse aunque propaguen que el club esté muy mal económicamente. Normal, todo el dinero va para ellos. Y ellos no son precisamente los presidentes, quienes quizás no se dan cuenta de las atrocidades que están cometiendo estos padrinos.

Luego está el otro padrino, el que se aprovecha del jugador, llevándose un buen trozo del pastel (incluso más que el propio futbolista) con sólo hacer lo siguiente: aprovecharse de sus contactos. Incluso, en ciertas ocasiones, se la juegan a sus representados, quienes se ven obligados a jugar en determinados clubes porque a los padrinos les interesa.

Mucha mafia futbolística esta habiendo en el poniente almeriense, y no sólamente en un club, según ha podido saber este plumilla. El dinero está por delante de todo. Da igual que no exista. Incluso lo poco que hay en las arcas, se lo guardan en sus bolsillos.

¿El resultado? Que jugadores con proyección, que no tienen esos padrinos, se quedan sin oportunidades aunque tengan muchas más habilidades que otros representados por Vitos.

5 comentarios:

  1. Tu conclusión me viene como anillo al dedo para mencionar un caso aquí en Argentina que se ha dado a conocer ayer. Germán Pezzela, defensor central, capitán del actual seleccionado sub-20 que disputa el Mundial juvenil en Colombia, no juega como titular en River Plate por no tener respresentate.
    Éxitos, te espero en mi blog Nico.

    ResponderEliminar
  2. Nico siempre digo que quien tiene padrino se bautiza, no solo pasa en el ambito del futbol esto... lo triste es que quien puede valer se puede quedar fuera de la baraja y luego siempre algun representante cuela miserias...si quieres hablamos de Quilón y el atléti...Buen articulo Nico

    ResponderEliminar
  3. Ojalá Nico que se pudiera acabar con este tipo de personajes. Ellos son los que llenan la cabeza de pájaros a jóvenes jugadores que por culpa de las ansias de grandeza se quedan en nada y también son los encargados de llenar el fútbol mundial de medianías. Gran artículo.

    Saludos desde De punta en Blanco

    ResponderEliminar
  4. El fútbol moderno ha creado estos personajes. Odio eterno al fútbol moderno.

    ResponderEliminar
  5. felicidades por el articulo y como bien dice fernando Odio eterno al fútbol moderno.
    Saludos

    ResponderEliminar