miércoles, 13 de julio de 2011

El becario (segunda parte)

Artículo Diario de Almería 13-VII-11

El pasado domingo, el jefe de esta sección de deportes, Paco Gregorio, me dedicaba un bonito artículo. Para el que no lo leyera, iba sobre los becarios, 'profesión' de un servidor. La verdad es que éste es un trabajo duro, pero bonito, muy bonito, a la vez. Tener la oportunidad de escribir sobre lo que te gusta, relacionarte con gente del mundo del deporte y estar con profesionales del periodismo y excelentes personas es algo que no se paga por nada del mundo.

Es cierto que algunas veces es duro cuando tus amigos se van a tomar el sol para ver las correspondientes chatis de turno a la maravillosa playa del Zapillo un domingo por la tarde cuando tú tienes que recorrer toda la Carretera Sierra Alhamilla a patitas con todo el lorenzo dándote en el cogote. Pero todo eso se compensa cuando regresas a casa con la sensación del trabajo bien hecho. También al día siguiente cuando te acercas al quiosco y ves que lo que has escrito lo puede leer cualquier ciudadano. Sin duda, una gran responsabilidad.

De esta manera, el becario tiene la gran oportunidad de poder comprobar cómo funciona esto y ver cuál va a ser su futura profesión. Y no es tarea fácil. Cada vez la cosa está más complicada. La profesión de periodista se está desprestigiando por gente que se inventa historias (algunos no son ni periodistas, y algunos de éstos con grandes cargos y emolumentos). Pero culpa de ello también la tiene el público, al cual le gusta el sensacionalismo y lo que escriben estaos personajillos.

Eso sí, lo más malo de ser becario es cuando tienes que hacer las noticias de un determinado club. Tienes que quedarte a la hora del cierre porque van a intentar jugártela. Eso se compensa cuando vas al campeonato de petanca de la feria y te recompensan con la posibilidad de degustar una deliciosa paella.

PD: Un buen aire acondicionado vendría de perlas. Para los becarios y para todos.

---------

Les dejo con el artículo de Paco Gregorio del pasado domingo 10 de Julio, títulado 'El becario':

Ahí está sentado desde el 1 de julio, justo enfrente de mí, ocupando el ordenador del vacacional Laynez. No me da tregua ni un solo instante. Paco, ¿dónde meto esta entrevista?; Paco, ¿qué día va mi artículo de opinión?; Paco, ¿puedo escribirme tal o cual reportaje mañana?; Paco, ¿cuándo libro yo?; Paco esto y Paco lo otro, va a terminar desgastándome el nombre. Es Nico, el hiperactivo 'becario común', un espécimen en peligro de propagación. No vean en estas palabras tono peyorativo alguno, el menda lerenda que rubrica perteneció a la estirpe durante cuatro inefables veranos. Si uno quiere ser periodista, no tiene más remedio que curtirse en las cloacas redaccionales mostrando dotes camaleónicas. Lo mismo sirve para un roto que para un descosido; es decir, tan pronto te hace una crónica del Unicaja siendo el primer partido de voley que ven sus ojos como cubre una rueda de prensa del programa deportivo de la feria. ¡Ay la feria! La feria constituye sin duda la prueba de fuego de todo buen meritorio, con esos maratonianos campeonatos de fútbol chapas y petanca al final del tórrido mes de agosto mientras el suscribiente se tosta al sol de Garrucha. Y que tumbado en la hamaca no vea una mácula ortográfica, pues recibirá un sms gestaperil.

No se crean, no. Los becarios ya no llevan el café al director ni hacen fotocopias, ahora le avisan por Twitter de que ésas no son sus competencias. Con todo, lo más curioso es ver quién se alza como macho alfa de la manada cortejando a la becaria buenorra de turno. Qué mundo el del becario, daría para escribir un libro. Y el soniquete de Nico repiquetea en mi cabeza. Paco, ¿puedo tomarme la mañana libre?; Paco, ¿le hago una entrevista a Ortiz Bernal? Dice mi director que más vale quedar en ridículo que no preguntar, pasarse de tonto antes que ir de listo. Por eso no me cabe la más mínima duda de que Nico tiene madera. Disfrútenlo este verano, que ya lo sufro yo. :-)

7 comentarios:

  1. Estupendo como has descripto esta maravillosa profesión. Yo también estoy muy orgulloso de empezar a involucrarme en ella de a poco.
    Lástima que como bien dices hay gente que inventa y difama cosas.
    Éxitos, te espero en mi blog.

    ResponderEliminar
  2. Apuesto a que en varios años será tu nombre el que desgasten los becarios de turno.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Nico que emotivo que te dediquen un articulo, sin duda la vida del beca no es facil pero cuando uno lo es disfruta de ello, aun recuerdo mis dos veranos sin cobrar en la junta de castilla y leon viendo campo.
    esta experiencia me fortalecio a la hora de ser lo que soy ahora.
    en fin Nico, madera tienes por que no es cumplido ni peloteo lo que haces aqui tiene merito, y si nos enganchas dias tras dias es por algo, sigue asi que con el día a día vas mejorando y no sabes de que manera.

    ResponderEliminar
  4. Nadal dentro y fuera del terreno13 de julio de 2011, 21:44

    Sigue así, Nico marcarás un estilo.Lástima no pasar a semis hoy en el ping pong pero esa suerte te acompañará para el periodismo.Esa oportunidad del As es gracias a tu trabajo PD:A veces a uno se le va la cabeza porque hay gente que puede aprovecharse de uno

    ResponderEliminar
  5. Llegarás a ser un buen periodista. Estoy seguro. Eso sí, jugando al fútbol seguirás siendo un patapalo el resto de tus días, jajaja.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Tu con el trabajo llegarás a donde quieres estar. Ahora, eres esclavo, no becario jejeje.

    ¡Muy buen artículo!

    Saludos.
    www.mallorketas.com

    ResponderEliminar
  7. Las pelas, las pelas, no te confundas, díle Paco ¿cuanto me vas a subir? ¿No me merezco más Paco?

    Pacoooooooooooooooooooooooo.

    Que aprendas mucho y que ganes lo más posible.
    Y parece que tienes suerte de depender de una persona que valora tu trabajo. No siempre es así.

    Yo nunca he sido becario, pero he tenido que "iluminar" a unos pocos y creo que es fundamental que te valoren.

    Por último, la buenorra que no se te escape por nada del mundo, serán dos cosas que añorarás en el futuro. ¿Porque tiene dos cosas, no?

    ResponderEliminar