jueves, 19 de mayo de 2011

Un 19 de Mayo

Diecinueve de Mayo de 2007. Me levanto intranquilo. De hecho, apenas he podido dormir. En medio de cada cabezada, sueño cómo Crusat mete el gol en el último minuto, cómo Westerveld para un penalti o cómo Unai Emery es manteado. Eran sueños, pero horas después se podían hacer realidad en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo. Casi treinta años después y protagonizando una temporada maravillosa, el sueño de aquel niño que iba al Juan Rojas y su padre le tomó por iluso pensando que algún día verían fútbol de Primera División en la ciudad almeriense se puede hacer realidad.

En cuanto me levanto, bajo al hotel donde estoy pasando el fin de semana (casualidades de la vida, tenía que irme de Almería ese día...), compro el Mundo, el Ideal, La Voz de Almería, el Marca y el As en la tiendecilla de regalos para empaparme de todo. Cuál será la alineación, a qué hora será la celebración en el caso de que ganemos, etc. Pero aún queda un día largo por delante. Así que algo habrá que hacer. Un baño en la piscina hace que la hora de comer llegue antes. Apenas me entra la comida en la boca. No tengo hambre. Es lo que tiene el pensar que el año que viene verás a tu equipo entre los 20 mejores de España. Me subo para la habitación y me pinto el pelo de color rojo y blanco. Me pongo mi camiseta y mi bufanda y le digo a mi padre que se nos va hacer tarde.

De Mojácar a Almería ya se palpa el ambiente. Caravanas de coches procedentes de otros pueblos almerienses con bufandas rojiblancas hacen que a uno se le ponga los pelos de punta. En el camino, a mi padre se le ocurre la genial idea de partir de nuevo para el hotel a la mañana siguiente, en vez de irnos al finalizar el partido, para así poder estar en la celebración, si es que la hay. Cuando entramos a Almería ya se escuchan gritos. Aparcamos el coche en nuestro garaje y nos vamos andando para el Estadio. Entonces, uno se da cuenta de que este 19 de Mayo va a ser importante. De que el sueño se va a cumplir. De que Juan Rojas lo va a ver desde el Cielo.

Una vez que entras al Estadio ya es imposible hablar. Bocina por allí, bocina por allá ,hace imposible la comunicación. Del partido en sí poco me acuerdo. La Ponferradina, que se jugaba el descenso y que trajo a bastante gente, se adelantó por mediación de Rubén Vega. El silencio se apodera de la gente. Sin embargo, diez minutos después, Kalu Uche hace el primero, y a la siguiente jugada el capitán y alma del equipo, José Ortiz pone el 2-1 en el marcador. Estamos en Primera. Pero aún hay que sufrir. Hasta que no pite el colegiado puede pasar cualquier cosa. Por el minuto 85 el Estadio ya es una auténtica fiesta, con los jugadores suplentes levantados, esperando a que el señor Ontanaya López decrete el fin de este partidazo. Sin embargo, en el minuto 92 de partido, Miguel Ángel Corona pone el 3-1 en el marcador y sentencia la contienda. Ya sí. "Pi, pi, pi". Ontayana López señala el camino hacia los vestuarios.

Entonces, se te junta una mezcla de sensaciones por el cuerpo. Lo único que haces es gritar y gritar. Hasta quedarte ronco. El sueño se ha hecho realidad. Ya sí se podrá dormir a gusto. Desde tu asiento ves cómo Unai Emery es manteado, cómo José Ortiz se pone la camiseta del fallecido Juan Rojas con vuelta de honor incluida o cómo la gente arranca el césped del punto de penalti.

Cuando los jugadores se van para el vestuario, comienza la peregrinación hacia la Plaza de las Velas. Una Plaza de las Velas abarrotada en la que es casi imposible encontrar un hueco. Todo por ver a los jugadores que han hecho posible la hazaña desde lo alto del autobús. La fiesta se prolonga hasta las tantas. Y yo tan feliz.

Toca volver hacia la casa para dormir un poco. Al día siguiente toca partir de nuevo para Mojácar. Aunque eso sí. Antes de conciliar mi padre y yo ponemos la tele para sentir de nuevo todos los goles, las jugadas, la fiesta, etc. A las 7 de la mañana ya estamos levantados. Esperando a que abran los quioscos. Todos los periódicos palasaca. El Marca abre su portada con la imagen de Unai Emery. Impresionante.

Reflexionando, camino del hotel, pensamos si el Almería quedará último, penúltimo o antepenúltimo la temporada que viene.

Pero tengo la sensación de que va a ser la revelación y sensación del campeonato, que va a pelear por la Uefa, que se va a quedar octavo, que le va a ganar 2-0 al imbatible Real Madrid, que le va a empatar al Barsa, que le va a vencer al Villarreal y al Sevilla y que va a estar cuatro años en Primera, de los que vamos a disfrutar a gente de calidad como Diego Alves, Negredo, Piatti o Felipe Melo. Creo que, cuatro años después (que se dice pronto) más dos días, la UD Almería jugará su último partido en Primera en el Santiago Bernabéu y que, allí, estarán el padre y el hijo para despedir a su escudo en su aventura en Primera. Aunque quién sabe si se volverá. Sí. ¡VOLVEREMOS!

PD: Sí, papá. Volveremos. Y sí. El sábado a las 5 en la explanada del Juan Rojas que nos vamos con el Benji y compañía para Madrid. Ya tengo las dos entradas.

PD 2: Otro 19 de Mayo, esta vez de 2011, se producirá otro ascenso. El del Periódico FS a Primera División del Trofeo Rectora de Málaga. Tras once partidos, hoy jugamos la final de ascenso. ¡Vivan los 19 de Mayos!

15 comentarios:

  1. Además de ser una gran persona, eres el mejor hijo del mundo. TE QUEREMOS MUCHO. SUSI

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias hijo por esta grata sorpresa.
    El sábado en el Bernabeu soñaremos juntos, y seguro que tus sueños siempre se cumplirá.
    Me has enseñado que con ilusión y con tu optimismo se puede conseguir aquello que deseas.
    Este viaje a Madrid, me va a recordar lo bien que lo pase contigo en Valladolid, Huelva, Villarreal y espero que en nuestro largo camino siempre vayamos juntos y espero compartir siempre tus sueños.
    Tu padre
    Blas Garcia

    ResponderEliminar
  3. IMPRESIONANTE que grande eres cuando quieres Nico, me ha encantado esta entrada y hoy tenemos que confirmar y empezar a escribir la historia del Periódico F.S

    ResponderEliminar
  4. una mas de tus grandes entradas cada ves me sorprendesmas sigue asi y llegaras mui lejos el

    atentamente:el pichichi del pinchaigos

    ResponderEliminar
  5. Quién no tiene estas historias junto a su padre y el equipo de sus amores, excelsa nota mi amigo.

    En cuanto al Almería, ya vendrán tiempos mejores y quién puede negar los sueños? A barajar y dar de nuevo.

    Abrazo de gol.

    ResponderEliminar
  6. Me impresiono el relato, justo cuando el Almeria firmo el descenso y mi equipo se juega estar entre los veinte mejor de Agrentina. Ojala que vuelvan pronto, me puso los pelos de punta

    ResponderEliminar
  7. como andas loco? yo ando con cada vez mas limitado el tiempo y apenas si puedo visitar algunos blog, cuando puedo entro al tuyo... te comento que (mas vale tarde que nunca) publicaron la entrevista que me realizaron en BloggerBall... mirala http://bloggerball.com/seccion/entrevista.php

    ResponderEliminar
  8. Nico y Blas, yo tambien voy al bernabeu este sabado!!!!! podriamos vernos de alguna manera!!!??? jajaj a ver si el precio de las entradas vale la pena. aunque yo siempre voy al cuarto anfiteatro, las baratitas... jaaja un saludo, muy buen articulo!!!

    ResponderEliminar
  9. Que grande Nico. que gran post y que recuerdos ese ascenso me marco pues en el mi querida Ponfe perdio la categoría y a los dos años volvio al igual que el almeria volvera a ser de primera, estoy seguro en fin a ver el proximo año como se da. Saludos desde mis mundos amigo.

    ResponderEliminar
  10. Brutal. Enorme. Uno de los días más felices de mi vida. Un post como estos es lo que se merece un día como éste. Volveremos, estoy seguro. No sé cuando, pero dentro de no mucho, VOLVEREMOS. Aunque a mí me da igual en qué división juegue el Almería, siempre le acompañaré.
    PD: Mucha gente veo yo en esas fotos de celebración del ascenso, no? Dónde están ahora?
    Ah sí, celebrando la liga del barsa, la copa del madrid...

    ResponderEliminar
  11. El fútbol siempre da la revancha. un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. genial

    me ha encantado

    un fuerte abrazo

    Pp +

    ResponderEliminar
  13. Los pelos de punta leyendo esto.
    Disfruta del partido. Otro historico y que veras en situ. Envidia sana tengo jeje. Eso si hubiera hecho lo imposible si estuviese la permanencia en juego.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Bravo Nico, te has lucido en este artículo, tan cargado sentimentalmente hacia el Almeria en un tiempo nostálgico para vosotros.
    Espero que la ciudad de Almería se congregue en el Mediterráneo para la causa y despierte para apoyar a su equipo en segunda.

    Un fuerte abrazo y disfruta mucho en el Bernabeu.
    Encinas

    PD: una lástima que no puedas reeditar este post relatando nuestro ascenso

    ResponderEliminar
  15. Viva los 19s de MAYO, claro que si! un saludos!

    ResponderEliminar