lunes, 23 de mayo de 2011

Tres en el Cielo, uno en el infierno

Cuatro años y dos días es lo que ha durado nuestra aventura en Primera División, mucho más de los 365 días que predicaban los pregoneros de turno. Cuatro años soñando. Más bien, el sueño se convirtió en pesadilla en su cuarto capítulo. Lillo, Oltra, Olabe, Benito y bastantes mercenarios pendientes más bien de las fiestas que de lo meramente deportivo han hecho que el año que viene juguemos en la Liga Adelante.

Pero que nos quiten lo bailao. Ya sí es la hora de hacer valoraciones y parece que la balanza de lo positivo desnivela a lo negativo. Las tardes de domingo celebrando las victorias de nuestro Almería no nos lo quita nadie. Es cierto que este año he sufrido bastante, pero algún día tenía que llegar. Como se trata de un sueño, vuelvo a cerrar los ojos y me acuerdo de ese 0-3 al Dépor con exhibición de Negredo, con ese 1-0 con gol épico de Acasiete, con la victoria en Mestalla gracias a un superlativo Felipe Melo, esa victoria mágica (2-0) ante el imparable Real Madrid, ese empate a 2-2 ante el que ahora dicen que es el mejor equipo del mundo, ese 1-0 al Villarreal, ese 1-4 al Sevilla con cierto personaje revolcándose en la alfombra de mi casa, con esa goleada en San Mamés, con ese 1-1 ante el Real Madrid, con dos goleadas (3-0 y 4-2) ante el Vilarreal, con esas remontadas propias de leyendas del Cid Campeador ante el Sporting y Valladolid, con ese 1-1 al Atlético con otro 2-2 ante Messi y compañía, con ese 1-1 ante Cristiano y Casillas, o con el 1-3 de esta temporada en el Sánchez Pizjuán. ¡Maldito día en el que la filosofía entró en Almería! Los profesores, a las universidades, no al banquillo...

Y, entonces, al abrir los ojos, me da igual de que se haya acabado. Todo esto ha hecho que se haya creado afición joven y que, si todo sale normal, en un futuro no muy lejano echemos la vista atrás y veremos lo que hemos conseguido (por ejemplo, ser semifinalistas de la Copa del Rey) y crecido tanto a nivel deportivamente como afición. Ver a tu primo recitando la alineación entera de equipo de su ciudad no tiene precio.

Para finalizar, he escogido un once ente estas cuatro temporadas en Primera:

-Diego Alves: Menudo porterazo que nos pillamos. Ahora se discute su calidad. Es cierto que ha bajado mucho su nivel desde que se anunció su fichaje por el Valencia, pero objetivamente hablando, ha sido de lo mejor que hemos tenido. Uno de los cinco mejores porteros del mundo. Posiblemente, el mejor parapenaltis del mundo. ¡Gracias Monchi!

-Bruno: Se fue Manolo Gaspar y vino Bruno Saltor, procedente de un Lérida que había bajado a Segunda B. Era difícil superar la labor del malagueño, pero Bruno dio un salto de calidad increíble. El tiempo ha puesto a cada uno en su sitio y Bruno es titular de todo un Valencia (que se dice pronto) llegando a jugar la Champions League.

-Mané:
El lateral izquierdo subía, bajaba, atacaba, defendía. Vamos, lo que hay que pedirle a un jugador de esa posición. Nos dio grandes tardes tanto en Primera como en Segunda. Su buen hacer hizo que se fuera al Getafe.

-Chico: Acasiete y Carlos García eran, por aquellos tiempos, los ojitos derechos de la afición almeriense. Sin embargo, el recién llegado Arconada apostó por él y por Pellerano para el eje de la zaga, algo que no sentó nada bien en determinados sectores. Al final, se pudo comprobar que el gaditano era uno de los tíos más comprometidos que ha pasado por aquí y un pedazo de futbolista que ha acabado en Génova.

-Pellerano: Sin su lesión de Riazor, otro gallo hubiese cantado este año. El argentino siente los colores como si hubiera nacido aquí. Su garra y coraje han sido fundamentales para que Diego Alves haya tenido menos trabajo de lo habitual.

-Felipe Melo: Junto con Negredo y Alves, los mejores jugadores que han vestido la zamarra rojiblanca. Vino como tapado, pero su espectacular temporada (¡era para verlo!) hizo que la Fiorentina pagara un pastizal por él, se fuera después a la Juventus y defendiera en un Mundial los colores de su país. Un todocampista en estado puro. Felipe Melo.

-Soriano: En su DNI pone que nació en Zaragoza, pero su corazón es almeriense. Paco Flores acertó de pleno y, a la postre, se convirtió en el alma del Almería. El año pasado, Alfonso erró, marcó mal los tiempos y ahora estamos en Segunda.

-Juanma Ortiz: El alicantino vino a regañadientes de la grada. Otro Ortiz, jugaba en el mismo puesto que el '10' almeriense y procedía del Poli Ejido. Pero su entrega y profesionalidad hizo que se convirtiera en un fijo para todos los entrenadores. Y polivalente.

-Crusat: Desde que se ha separado, no ha vuelto a ser el mismo en el campo. Pero hay que reconocer que el chiquitillo ha defendido el escudo como pocos lo han hecho. ¡Cómo han tenido que sufrir los laterales zurdos!

-Piatti: Vino con 19 años y el sambenito de los 7 millones. Al final, ha demostrado que vale mucho más que eso. En cualquiera de las posición de ataque ha rendido a la perfección. Atlético e Madrid o Sevilla le esperan.

-Negredo: ¡Alvarito! Se acaba de coronar como Zarra del fútbol español. A pesar de los comentarios, se ha convertido en un fijo en el conjunto sevillista. Negredo, por favor, vuelve. Te recojo si hace falta.

-Ortiz: Y el capitán. Es una excepción. Gracias a él, Almería ha podido disfrutar cuatro años en Primera. No ha sido un fijo en los distintos '11', pero su entrega, su desborde, su conexión con la afición y su gol ante el Xerez siempre quedarán en el recuerdo. ¡Grande José!

Ahora, el objetivo es no pasar apuros en Segunda. Crear un equipo joven, competitivo y que transmita ilusión a la afición. De ahí que quedarse con 13 ó 14 jugadores como ha dicho Alfonso García y renovar por dos temporadas a Alberto Benito me parece una auténtica barbaridad. De los actuales jugadores sólo me quedaba con 10, a saber, Esteban, Luna, Marcelo Silva, Carlos García, Pelle, Michel, Corona, Bernardello, Juanma y Ortiz. Pero muchos tendrán ofertas en Primera. A Alves y Piatti no los cuento.

8 comentarios:

  1. Quedemonos con lo positivo.
    Ilusiones renovadas, aunque como tu dices hemos empezado mal renovando al actual director deportivo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Esperemos que el transcurso en segunda sea lo más corto posible, y que volváis a primera lo antes posible!
    Un saludo y mucha suerte para la temporada que viene!! Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  3. No mires el pasado aunque haya sido espectacular o no tanto(Lillo)

    ResponderEliminar
  4. La verdad que cuatro años dan para mucho, habéis tenido auténticas tardes de gloria. A ver si la estancia en el infierno se hace corta.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Tocara luchar para que la 2A sea lo mas leve.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Suerte en segunda. ADELANTE!!! jaja os animare desde mi sofa! saludos, siento que en tu ultimo partido en primera presenciaras un 8-1.. yo me lo pase genial!! jaja

    ResponderEliminar
  7. Una pena , el descenso ... por cieto, menudo porterazo teneis!

    ResponderEliminar
  8. No ha acabado nada, espero que volvais en un añito para vernos de nuevo en Primera.

    Saludos.

    ResponderEliminar