miércoles, 1 de junio de 2011

Con ambición y humildad

Artículo Diario de Almería 11-VI-11

Cierto jefe me dio una vez el siguiente consejo: "Recuerda siempre que en la vida hay que ser egoísta pero no avaricioso, ambicioso pero nunca olvidando tu modestia y humildad". Esta frase podríamos aplicarla a la UD Almería perfectamente. Y más en la situación en la que se encuentra. Parece que por haber bajado, ya tenemos que subir sí o sí la temporada que comenzara a mediados de Agosto. Me pregunto si el objetivo verdaderamente es ascender de categoría. Pienso que no. Como reza la frase, sí, hay que ser ambiciosos... Pero con humildad. Sí, hay que aspirar al ascenso siempre que se tenga al alcance de la mano. Sin embargo, ese no debe ser el objetivo inicial. ¿Por qué? Es cierto que los tiempos corren y hemos evolucionado. Pero seamos realistas. ¿Quién ha sido el Almería en Segunda División? Un equipo del montón que siempre ha sufrido y que tuvo dos años buenos, uno con Paco Flores y otro con Unai Emery. Ahí es donde debe estar la clave. En conseguir lo que consiguieron estos dos grandes entrenadores. En crear un equipo donde predomine el hombre por encima del nombre, en el que los jugadores vayan todos a una y sepan que el conjunto es lo importante y en el que el que juegue lo haga con ilusión. Un equipo lleno de jóvenes, compuesto en su mayoría por futbolistas nacionales que sepan de qué va esto. De ahí, que una pequeña limpia no estaría nada mal. Por ejemplo, Acasiete. La afición rojiblanca le tendrá que estar tremendamente agradecida por lo que ha conseguido en el Almería, pero la vida pasa y o se renueva o se muere. Y lo importante es que este equipo no muera. Sino que permanezca en la LFP durante mucho tiempo, el verdadero objetivo de Alfonso García. Entonces, ¿cuál es el objetivo de este año? Ir partido a partido. Y ya en Abril o Mayo decidimos mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario