viernes, 25 de marzo de 2011

Pelle, el almeriense

Hernán Darío Pellerano nació un 4 de Junio en Buenos Aires. Argentino. Con raza. Entonces, se preguntarán ustedes por qué pongo este titular. Muy sencillo. Tú puedes nacer en un lugar determinado, pero por X circunstancias puedes llegar a amar a otra tierra en la que vives, que la sientas como si fuera tuya.

Esto es lo que le ocurre a Pelle. El defensa argentino vino a la UD procedente de Vélez. Al principio, sucedió algo raro. Carlos García, Acasiete y Pulido se repartían los dos puestos del centro de la zaga. Se fue el último y vinieron Pellerano y Chico. Y Arconada, en una decisión rara, fea, y que al final demostró que tenía más razón que un santo, puso a los dos novatos. Cuando algo funciona, lo mejor es no tocarlo. Pero el ex míster del Almería acertó de pleno. Chico se convirtió en un mariscal. Pelle es argentino. Así que ya saben. Y central. O pasaba la redonda (como dice el grande de Don Alfredo) o el delantero.

El de Buenos Aires, apodado El Fofi en su país, se integró a la perfección en el club de la Vega de Acá. Sin embargo, todo no iba a ser un camino de rosas. En su segunda temporada, cuando mejor estaba, se lesionó en Riazor. Y de gravedad. Casi un año ha estado parado. Bueno, parado no es lo más correcto. Sin jugar mejor. Porque el tío le ha echado un par de eso. La recuperación ha sido larga e, incluso, ciertos rumores cuentan que las operaciones no fueron todo lo bien que deberían. Pero los grandes siempre vuelven. Y Pelle ha vuelto.

Es cierto que ahora mismo, en este tramo de la temporada, es difícil meterse de repente en el once. Pero él sigue ayudando. Desde el banquillo o durante los minutos de los que dispone.

Hace cinco días se demostró en Gijón que tiene un corazón almeriense. Cuando acabó el partido, en el que no jugó ni un sólo minuto, fue a por Turienzo (espero que puedas conciliar bien el sueño señorito) a comérselo. Como hubiera hecho un buen almeriense. Otros suplentes (incluso algunos que jugaron) pasaron. No iba con ellos. Pero con Pelle, no. Porque siente el equipo. Ya lo ha dicho. "El año que viene, si Dios y el Almería quieren, jugaré en el club rojiblanco, ya sea en Primera o en Segunda" declaró hace unos días el jugador argentino. Eso es profesionalidad y lo demás es tontería. ¡Grande Pelle! Un argentino almeriense.

8 comentarios:

  1. Olé, olé y olé, un artículo muy bien hecho.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que si no le paran se come al árbitro , y luego cuando le enseña la roja ...

    Comó tú dices , argentino bravo y luchador lo que le hace falta a este Almería para salir del pozo .

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Esta claro que no nos quieren en 1º, bueno le he dado una nueva imagen al blog, pásate

    ResponderEliminar
  4. El Almería necesita jugadores como Pellerano con tesón, coraje y amor por lo colores.

    Un saludo, ventanadefutbol.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Pasan los años, pasan los jugadores..........

    Los directivos mañana ya no estan..........

    YO QUIERO AL CLUB, QUIERO LA CAMISETA..................

    LOS MERCENARIOS SE TIENEN QUE ACABAR...............

    ResponderEliminar
  6. Me encantó lo que hizo Pellerano, aunque hubiera sido mejor que fuesen los jugadores de campo cuando se produjo la jugada los que parasen el encuentro como fuese.
    Futbolisticamente, todos nuestros centrales dejan mucho que desear. Acasiete, para mi es el mejor, pero lo demostró en el pasado. No hay presente y menos futuro. No estaria mal que colgase las botas en nuestro club. Carlos en primera se le está viendo bastantes defectos. De Marcelo Silva me esperaba mucho más. Hasta ahora, salvando sus 2-3 primeros encuentros, no me convence para nada. Y Pellerano... es todo una incógnita. Hay que barrer la defensa para el año que viene.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Justo lo que hizo, al igual que la expulsion. Saludos!

    Ya está la nueva jornada de la porra en mi blog:

    http://elblogdebruno1.blogspot.com/2011/03/la-porra-real-madrid-sporting-de-gijon.html

    ResponderEliminar
  8. Siempre me ha parecido un gran defensa, la lesion fue muy mala suerte, pues con el en plenas facultades estoy seguro que el almeria no estaria tan apurado a día de hoy.
    En fin lo cierto es que Nico aun queda que remar ojala os respeten más los arbitros y salgais adelante

    ResponderEliminar