jueves, 30 de septiembre de 2010

El mago de las cuevas


Quería hablar un poco de la jornada de la Champions, pero por una vez en el blog voy a hacer una excepción y voy a hablar de algo que no sea de deporte. Me lo van a permitir. Como ya sabe, dentro de un par de días me voy por fin a Málaga a estudiar periodismo. Vale.

Y si lo recuerdan también, hace unos meses escribí una entrada del equipillo que hicimos de amigos. En él, hablé de alguien especial. Era Antonio, el hijo de un artista de Almería, conocido como "El niño de las Cuevas". Así que el propio Antonio ya es para mí "El mago de las Cuevas". Por cómo maneja la guitarrá, pero también por cómo adiestra el balón con los pies (un poco chupón sí que es; cosas de un genio). Pues bien, esta entrada va dedicada a él. Por la amistad en general, por lo artista que es, por sus dotes de futbolista (ya lo dije en su momento, pero pocos en el mundo, tienen tanta técnica como él), y por el vídeo que me ha hecho, que te pone los pelos de punta. Y es que, no es porque sea yo el protagonista de la canción, sino porque se invente eso, con la letra y todo, y le salga tan bien es espectacular. Quería escribir una entrada grande, ya que todo mi agradecimiento es poco, pero paso. Esta entrada no se va a medir por el contenido en sí, sino por los comentarios. Y es que la canción ya no sólo va dedicada a mí, sino a todos los que hacen esta Escuadra de Mago. Sin este blog, yo no sería el mismo. Por eso, me gustaría que los comentarios que escriban estén hechos con el único fin de darle las gracias a este fenómenal artista, que seguro que llegará muy lejos. ¿Por qué no pensar en verlo dentro de diez años en los grandes escenarios de flamenco? Si con 18 años puede hacer esto, no me imagino que podrá hacer con 30. ¡Gracias Antonio!

PD: También al Tito Juanfran, Edu, Tijeras, Gustavo, Campos, Pánico, Choco, Miki, Pelos, Tatiyo (para mí siempre serás el Tato), Api, Ruso, Murcia, Víctor, Miki, Pepelus y Georgi por todos esos ratos y partidillos.


video

lunes, 27 de septiembre de 2010

El mejor domingo

A nadie le gusta madrugar [si llamamos a eso levantarse sobre las diez y media] un domingo. Como que no hace mucha gracia. A mí tampoco. Pero ayer mereció la pena. Aunque ya no juegue, ver a tu equipo, a tus amigos, ganar no tiene precio. El juego de los equipos de las categorías bases no es de quilates, que digamos. Pero ese ambiente que se respira es bonito. Esas voces de los jugadores, esas cagadas de los árbitros con el consiguiente cabreo de los pocos aficionados, esos goles, son algo de lo que adolece el fútbol profesional.

Pero si el día pintaba bien, por la tarde se engrandeció aún más. Juanma Lillo estaba en el filo de la navaja, el Almería estaba en la peor situación de los últimos cinco años (con sólo cuatro jornadas jugadas...) y hasta los propios aficionados daban por hecha la derrota. Sin embargo, la Unión Deportiva Almería [el nombre tiene que hacernos reflexionar] venció y se llevó tres puntos importantísimos del mítico Riazor, curiosamente donde comenzó esta fantástica historia.

El conjunto rojiblanco demostró varias cosas. Primero que esto es fútbol y que siempre hay que ir a ganar. También que el equipo está a muerte con el entrenador. Que nada de camas. La solución era hacer frente al problema y vencerlo. Y se consiguió. También que la afición debe confiar en su equipo siempre. Que lo fácil es decir que nos hundimos y dejar que el barco se vaya al fondo del mar sólo. Pero el barco no se puede hundir. Tenemos y debemos hacer todo lo posible para que esta embarcación exista hasta el fin de nuestra existencia y si puede ser en los mejores mares del mundo, mejor que mejor.

Y es que al fin, se puedo ver a un Almería más equilibrado. Con un esquema más simétrico y acorde a las características de los jugadores. Con una defensa que, al contrario de lo que podía parecer, no cometió ni un sólo fallo. Con Juanma Ortiz haciendo de estrella (por la derecha rendiría aún bastante más), con él y con Míchel subiendo las bandas, con Corona recuperado para la causa y con Uche... Bueno, con Uche ahí metiendo goles. Habrá que darle un voto de confianza por el bien del equipo. Pero siempre que el ponga también de su parte. Ayer lo hizo. Pero aún queda mucho. Que ayer sólo fuera el principio. No sólo de Uche, sino de la despegue del Almería. Porque vinimos para quedarnos. El camino fue casi tan largo como el que pasó el pueblo de Israel por el desierto del Sinaí, como para ahora perderlo.

Y si la mañana siguiente no tienes puesto el despertador, te levantas para comprar la prensa deportiva, ves que tus equipos han ganado y no ha sido un sueño que has pasado durante la noche, y te pones a escribir estas líneas, pues te sientes el hombre más feliz del mundo. Y luego miras la clasificación de Segunda B y ves al Almería B por delante de un Poli Ejido en descenso. Te pellizcas, pero no te despiertas. No ha sido un sueño. ¿O sí?

video

sábado, 25 de septiembre de 2010

Medicinas para el enfermo

Malos momentos se están viviendo por Almería. Dos empates y dos derrotas en cuatro partidos ha hecho que el equipo se meta en descenso por primera vez en la historia de la UD (en los tres años en Primera, que se dice pronto, nunca los habíamos pisado) y que la situación sea, por el momento, muy tensa. El equipo debía ganar sí o sí al farolillo rojo de la clasificación, el Levante, y al final no lo consiguió. El presidente estalló y protagonizó unas fuertes declaraciones. Entre otras cosas dijo que "el equipo ni entrena ni juega bien". Ahora ha salido Carlos García respondiéndole. En fin, que estamos en horas bajas. De hecho, después del partido, hubo reunión para echar a Lillo, pero finalmente se decidió que tiene un ultimátum frente al Dépor.

Pero es que ya no sólo son los resultados, sino también el juego del equipo. Como ya comenté, en pretemporada a mí el equipo me gustó bastante. Pero pasa lo que pasa. Que un Tercera no es un Primera. Y después de cuatro jornadas, me he dado cuenta de que no se puede jugar con defensa de cuatro. En algún partido específico, pues todavía, pero no de costumbre. Además, Lillo hace el equipo en función de las características del rival. Vale que se fije, pero también hay que implantar tu propio estilo. Así, que se tienen que cambiar antes de que sea demasiado tarde.

Porque aún estamos en la jornada 4. Esto significa que aún queda mucho y que es una LOCURA decir que el equipo ya es carne de Segunda, como han dicho el 90 % de las personas con la que he hablado en los últimos cuatro días. Se es muy extremista, pero bueno, tampoco hay que hacerle demasiado caso. Lo que hay que pensar ahora es ver qué es lo que se debe mejorar.

1º: Regresar a la defensa de cuatro. La verdad es que tenía mucha confianza en los tres defensas, al contrario que casi todo el mundo, ya que creábamos una superioridad en el centro del campo. Pero así, con las características del equipo, lo único que estamos consiguiendo es que nos pillen a la contra, nos marquen un gol, se encierren y el partido se vaya a la mierda.

Hacer las cosas con cabeza. Lo que no puede ser, por ejemplo, es que teniendo a Jakobsen, el único lateral izquierdo de la plantilla, disponible, se meta a Juanma Ortiz ahí. Es verdad que el alicantino fue el otro día de los mejores. Pero a la hora de centrar, no puede con la izquierda. Así que los experimentos, con gasesosa.

En el centro del campo se destruye, pero también se construye. Lillo no está confiando mucho en Valeri, el mejor organizador que tenemos. Y eso, al final, se acaba pagando, porque no hay un lazo de unión entre defensa y ataque.

Poner a los mejores. Si se tiene a Marcelo Silva bien, ¿para qué se saca a Carlos García?

Crear cosas nuevas. El equipo es demasiado previsible. El rival ya sabe lo que vamos a hacer. Balón para la derecha, ahora para la izquierda, ahora para la derecha, otra vez para la izquierda. Falta profundidad. Se tiene a Piatti y Crusat, pero no se aprovechan. Los enanos tienen que jugar pegados a la cal. Que el rival se abra.

Hay que dar el último pase. Y tirar a puerta. En el fútbol, gana el que mete más goles. Pero si no se tira, no se meten. ¿Para qué sirve tocar tanto, si luego no se fabrican apenas oportunidades?

Hay que GANAR O GANAR. El martes pasado dijo Lillo en rueda de prensa que "lo importante no es el desenlance, sino la trama". Que lo diga un entrenador del Madrid o Barcelona, que sabes que va a ganar al final el 80% de los partidos, se entiende. Pero que lo diga Juanma Lillo, da qué pensar.

Hay que estar todos a una. Si los propios aficionados no confiamos en nuestro equipo, por mal camino vamos. Y nada de hacer camas. Si tienen que echar a Lillo mañana o el lunes, que lo larguen. Pero hay que conseguir los tres puntos en Riazor. Si no, luego nos podríamos arrepentir.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Un joven con mucha experiencia

Muchos a los que le guste el fútbol y lean prensa deportiva probablemente ya conocerán a Rafael Espino Ortiz (Almería, 1985). Rafa Espino, como suele firmar, es periodista. Actualmente se encarga de las noticias de la UD Almería en el diario AS, uno de los dos más importantes en todo el territorio español. Vamos, que es un privilegiado. A todos los que nos guste el periodismo y el Almería, soñamos alguna vez en escribir para MARCA o AS. Y él ese sueño lo ha hecho posible. Tras estar en una radio de Málaga, en el desaparecido Mundo de Almería, la Voz de Almería, en Punto Radio y en Canal Sí (todavía se encuentra como colaborador en éstas últimas) la suerte tocó a la puerta de su casa y le ofreció una oportunidad que no se presenta todos los días. Y lo hizo porque se lo merece. Primero porque la vida le demostró en los momentos malos, es cuando ocurre lo mejor. Y segundo, porque a pesar de su juventud, Rafa sabe de qué va el tema. Conoce cómo manejarse correctamente en este mundillo. Tiene muchas cualidades. Y sobre todo, destaca por su plano humano. La verdad es que lo he conocido hace poco, pero ya lo considero un amigo. Un fenómeno. ¡Gracias Rafa por la entrevista! Aquí os la dejo:

-¿Cuándo se dio cuenta de que quería ser periodista?
¿Se acuerda de aquellos casettes de cinta en los que se podía grabar si tapabas uno de sus agujeros? Pues tras hacer eso varias veces para retransmitir, de forma inventada claro, partidos de fútbol, sabía que lo que quería hacer de mayor estaba relacionado con el periodismo, y dentro de esta profesión, llegar a ser periodista deportivo era lo que más me gustaba. Y nada, la verdad es que lo tuve bastante claro en todas las etapas del colegio y después en el instituto terminé de reafirmar la idea. Me gustaba escribir y desde me pequeño me encantaba el mundo de la radio. Al final he podido hacer las dos cosas tras terminar la carrera.

-Estudió en Málaga. ¿Le costó trabajo sacar la carrera? ¿cuántos años tardó?
La carrera la hice en la Universidad de Málaga y me la saqué en cuatro años, el tiempo mínimo. No es una carrera complicada. Lo bueno es que tiene mucha variedad de disciplinas, las más interesantes en los dos últimos años. Lo mejor es la parte práctica, porque es donde realmente aprendes la mayoría de las cosas a las que te vas a enfrentar cuando tengas que buscarte la vida como periodista.

-Entonces, no está arrepentido de haber hecho Periodismo, cosa que si le ocurre a otros...
¡Yo creo que está bastante claro que no! Me sigue gustando.

-¿Y cuál era su segunda opción?
Pues ahora no me acuerdo. Creo que Filosofía o Historia del Arte. Todo relacionado con las letras o el arte, que ha sido lo que mejor se me ha dado siempre. No me llevo muy bien con las matemáticas.

-¿Cuándo y dónde empezó a hacer sus primeros pinitos? ¿Cómo entró en dicho lugar?
Pues mis primeros pasos en esto del Periodismo fueron en Málaga, en Onda Puerto Radio, una radio bastante modesta en la que nos juntábamos algunos amigos para hablar un rato de deporte. Después, mis primeras prácticas las hice en la Voz de Almería durante un verano. Creo que tras mi segundo año de carrera.

-¿Los inicios fueron duros?
Siempre es difícil adaptarse a cualquier profesión. Pero yo por suerte encontré trabajo nada más terminar la carrera. Comencé en El Mundo (en su edición de Almería), pero mi trabajo no tenía nada que ver con los deportes. Estuve más de un año tratando temas de todo tipo en la sección de Provincias, aunque lo que más me gustaba era hacer sucesos. Creo que es una de las partes más atractivas del Periodismo, la pena es que trabajas sobre la desgracia de una o varias personas.

-¿Es verdad el tópico que dice que ejercer Periodismo es muy duro?
Llega a ser bastante duro porque en la mayoría de empresas no tienes un horario fijo. Sabes cuando entras pero no cuando sales. Pero yo creo que tiene su recompensa cuando haces las cosas bien. Es más duro estar trabajando en un invernadero o, como se suele decir, picando piedra. Para mi ser periodista es ser un privilegiado por muchas cosas. Primero porque haces lo que te gusta y segundo porque tienes más cerca que nadie la posibilidad de conocer los hechos antes que el resto... y depende de ti que le lleguen de la forma correcta.

-¿Cuándo y cómo entró en AS?
En las navidades de 2008. El Mundo de Almería acaba de cerrar, y nos quedamos más de treinta periodistas en la calle, sin trabajo. Pero un mes y medio después y me preguntaron si quería trabajar en este diario y la respuesta fue clara.

-¿Se siente orgulloso de trabajar para un medio de tanta tirada?
Cuando te decides a hacer una carrera como Periodismo quieres que tus noticias tengan la máxima repercusión posible.

-¿Cuáles son sus objetivos para un futuro?
Primero, seguir trabajando en esta profesión, que no es poco con los tiempos que corren.

-Supongo que conocerá a los futbolistas de la UD Almería por las distintas entrevistas y eso. ¿Mantienen las distancias o hay buen rollo?
Con los jugadores del Almería es fácil tener una buena relación. La mayoría de ellos son chavales normales, conscientes de que es un privilegio pertenecer al mundo donde están. Se supone que el periodista no se debe dejar llevar por las amistades dentro de este trabajo, pero con algunos sí que se puede llegar a tener un trato cordial.

-Y con los compañero de otros medios, ¿hay rivalidad por quién puede ser el mejor o, por el contrario, compañerismo?
Como en la viña del Señor, hay de todo. Pero no hay malos rollos entre la prensa deportiva.

-¿Cuál ha sido su recuerdo más bonito mientras ha estado trabajando?
El primer recuerdo que se me viene a la cabeza es cuando me hicieron mi primer contrato en El Mundo. Principalmente porque hay gente que te valora y cree que vales para esto. Y en el ámbito deportivo, me podría quedar con muchos momentos. Conocer grandes estadios como el Santiago Bernabéu o el Camp Nou mientras realizas tu profesión es bastante bonito. Pero, sobre todo, ver a nuestro equipo de fútbol en Primera División, con todo lo que ha tenido que sufrir para lograrlo... Eso no tiene precio. Espero que Almería sepa valorarlo y apoye al equipo como se merece, porque por desgracia, nos está costando más de la cuenta.

-¿Piensa que el periodismo digital por Internet es el futuro, y que, por el contrario, el de papel está en horas bajas?
El futuro está en la red. Esto está clarísimo. La prensa deportiva de pago está destinada a morir tras el paso de algunas generaciones, cuando el avance de la tecnología permita a la mayor parte del planeta estar conectado desde algún dispositivo. De prensa escrita quedarán algunos rescoldos como los periódicos gratuitos en lugares públicos.

-¿Suele leer blogs? ¿Ha escrito en alguno?
Hoy en día el que tenga algo de conocimiento de Internet ha creado o ha ojeado algún blog. Es otra forma de comunicación que está al alcance de cualquier persona, y que una persona normal y corriente tenga la oportunidad de dar a conocer sus ideas y pensamientos y que esto pueda llegar prácticamente a todo el mundo es algo a lo que se le pude sacar mucho provecho.

-¿Ha leído alguna vez La Escuadra de Mago? Si lo ha hecho, ¿qué le parece? ¿En qué cree que puede mejorar?
Sí, claro que la he leído. Me parece estupendo que haya gente que se anime a opinar y a generar opinión porque mientras eso sea así significará que hay equipos para hacerlo. Cuando se deje de hablar del Almería, malo. Debe seguir cuidando ese blog, principalmente porque algunos amantes del deporte se darán cuenta de que sigue habiendo gente detrás de todo esto.


PD: Real Sociedad - Almería en la Copa del Rey. Esta noche, ¡¡¡A POR EL LEVANTE!!!

domingo, 19 de septiembre de 2010

Titúlenlo ustedes

Doce menos cuarto de la mañana. Vestuario del árbitro. El trío arbitral se prepara para el inicio del encuentro. Pero no hay tres, sino cuatro personas en dicho vestuario. El cuarto individuo se saca un papel en blanco, dibuja un campo de fútbol y hace un recuadro en un área. "Por aquí es". Esas son las indicaciones. Están claras. No hay más.

Comienza el esperado encuentro. Los dos conjuntos salen a por el partido, pero el menos favorito se adelanta en el marcador con un auténtico golazo. Sin embargo, el otro equipo le da la vuelta al marcador antes del descanso. Cuarenta y cinco minutos de auténtico fútbol. Perdón. Menos de cuarenta y cinco.

La segunda tiene la misma intensidad y emoción. El aficionado se está divirtiendo. Y más cuando su equipo empata el encuentro con otro soberbio tanto. Tanto la afición como el equipo están disfrutando bastante. No era para menos. La espera había sido muy larga y la rabia acumulada se estaba convirtiendo en tres importantísimos puntos. Y es que un nuevo gol viene. El equipo está crecido. Las ocasiones llegan por un tubo.

Pero éstas se están fallando y la diferencia es mínima. Pero no pasa nada. El equipo es bastante superior. No hay de qué preocuparse. ¿O sí? El final no llega. Uno. Dos. Tres. Cuatro. Cinco. Y seis minutos de descuento. La gente empieza a impacientarse. Parece una broma. No se ha perdido apenas tiempo. Los cambios y ya está. Sin embargo, incomprensiblemente el encuentro se alarga. Y en el minuto 97 pasó lo que tenía que pasar. Penalti dudoso [en el área antes mencionada] a favor del otro equipo. Y gol. Y final. Reflexionen y titúlenlo ustedes.

jueves, 16 de septiembre de 2010

¿Defensa de tres? Paciencia, por favor

En el fútbol moderno, el noventa por ciento de los equipos juegan con cuatro zagueros. Todo lo que sea salirse de la norma es "estar loco". Éso es lo que están diciendo de Juan Manuel Lillo estos últimos días. El entrenador rojiblanco apostó por jugar con tres defensas frente a la Real Sociedad y el mal partido a nivel defensivo ha derivado en bastantes críticas, algunas de ellas desmesuradas e injustas. Así que ahora empieza el debate: ¿jugar con tres o con cuatro atrás?

La verdad es que cada uno tenemos a nuestro entrenador dentro, pero el que manda es el de Tolosa, que es quien conoce también las características de sus jugadores. A ver, hay dos maneras de jugar con tres atrás. Una es la de jugar con tres defensas y dos carrileros, lo que en numerosas ocasiones se convierten en cinco defensores (dibujo de abajo). Otra es jugar con tres nada más. En la primera jornada (fuera de casa) jugamos de la primera manera, con Juanma Ortiz en el costado izquierdo, y M´bami, por la derecha. El otro día se fue mucho más ofensivo, no hubo tantas ayudas y lo acabamos pagando.

Primero vamos a analizar los distintos defensores que tenemos este año (sin contar a Pellerano, lesionado de gravedad), para ver cuáles son sus características:

-Marcelo Silva: El uruguayo sólo tiene 21 años, pero tiene ya la experiencia adquirida en Danubio. Por lo que he podido ver, es un central contundente, que va bien de cabeza, que se incorpora en ocasiones al ataque, y pegajoso en la marca. Vamos, que es de lo mejor que tenemos por lo poquito que he visto. Pero, sorprendentemente aún no ha jugado ni un minuto. En Pamplona, Lillo lo reservo al tener molestias físicas. Parecía que el otro día iba a debutar. Pero al final, ante la sorpresa de todos, no lo hizo. Habrá que ver si entra en Cornellá. Yo creo que sí. Juega en el centro de la zaga.

-Acasiete: El segundo capitán del equipo. Mucha experiencia, pero está algo fallón últimamente, debido a su edad y a la consecuente falta de velocidad. Pero aún así, todavía es válido. Prueba de ello es que al final acaba jugando con todos los entrenadores. Y otra cosa. No se merece las críticas excesivas que recibe. Más respeto. Se desenvuelve en el centro de la defensa, pero en contadas ocasiones lo ha hecho en el lateral derecho (incluso en el izquierdo; pero ahí, nunca más).

-Carlos García: Vuelve a la disciplina rojiblanca tras su año cedido en el Betis.El catalán era la pareja perfecta de Acasiete, pero la llegada de Pellerano, Chico y Arconada le relegó a un segundo plano. Ahora deberá ganarse el puesto, aunque en principio Lillo cuenta con él. Titular en el primer encuentro, no jugó el otro día debido a su discutible expulsión. Central puro, aunque en la pretemporada lo ha hecho desde la derecha con defensa de tres.

-Rigo: Lo han subido del filial, pero a mí me encanta. Es verdad que probablemente aún esté verde para darle la responsabilidad de salir de inicio con la defensa de tres. Pero sí que podría ser útil. Es decir, que no esté ahí para no jugar. Que lo utilicen. Es defensa central, posición que prefiere, pero en alguna urgencia podría jugar por la izquierda.

-Jakobsen: Buen fichaje el que ha hecho el Almería. Un defensa muy polivalente, pudiendo jugar tanto de lateral izquierdo como de central. También va bien por alto, y es muy útil en jugadas a balón parado. Además, ha jugado la Champions con el Aalborg (marcándole un gol al Manchester United). Jugó el primer partido, pero el otro día fue el sacrificado para que entrara Valeri en la mediapunta.

-Michel: La revelación de la pasada campaña. Se fue Manolo Gaspar y vino Bruno. Éste último consiguió la difícil misión de superar el listón dejado por el ahora jugador del Málaga. Así que Míchel tenía una tarea aún más difícil. Sin embargo, el chaval, sin apenas experiencia, cumplió con creces, desde el lateral derecho. No parece brasileño. Se preocupa más de defender que de atacar, aunque también tiene sus subidas. Sin embargo, no está fino del todo últimamente. El otro día dejó mucho que defender. Tendrá que trabajar mucho el posicionamiento en la defensa de tres, si no, no lo veo en el once. Es lateral derecho.

-Juanma Ortiz: El jugador más infravalorado que conozco. Por los distintos comentarios, parece que es cojo. Aún así, juega con todos los entrenadores. ¿Por algo será? Su posición natural es la de interior derecha, pero la falta de efectivos del año pasado hizo que alternara la defensa con el centro del campo. Excepto de portero y de delantero, ha jugado prácticamente de todo. Por la izquierda y por la derecha, delante y detrás. Un máquina. Si lo clasificamos como defensa, sería lateral derecho con proyección ofensiva, pero Juanma Lillo lo coloca por la izquierda.

Después de ver con qué jugadores se dispone, vamos a jugar a ser el entrenador del Almería. En líneas, generales lo que está haciendo Lillo es jugar con un 3-4-3. Los tres de abajo tienen la misión únicamente de defender. De ahí, que las subidas por bandas sean escasas. Bastantes escasas. El lunes pasado jugaron Acasiete en el centro, Michel por la derecha y Juanma por la izquierda (dibujo de abajo, que es el de la segunda jornada). Aquí es donde radica el primer error. Si se introduce otro central más para formar la típica defensa de cuatro, bien. Pero para jugar sólo con tres no creo que sea lo mejor jugar con un central y dos laterales. Yo quitaría a Michel o Juanma (o a los dos) para meter otro central más, como Carlos García, o mejor, Marcelo Silva.

Si se juega con este sistema es para que los de atrás defiendan a muerte. Un sólo fallo te provoca un gol, que tal y como está el futbol, puede ser a la postre, definitivo. Una cosa es sacar el balón jugado. Me parece bien. Pero otra ya es subir o no defender a la perfección. Por eso, yo introduciría a Marcelo Silva.

Y lo que tampoco puede ocurrir es que el equipo se parta. Hay que defender todos. Incluidos los cuatro del rombo. Ya no digo que se haga lo que ocurrió en Pamplona (que los dos del robo se convirtieron en carrileros), sino que se ayude, y que el pivote (Bernardello) haga las típicas coberturas.

En resumen, que aún hay que darle al equipo. No me parece correctamente políticamente correcto criticar a estas alturas. Ya el tiempo dirá si lo mejor es jugar con tres o con cuatro. El otro día escuché a bastante gente diciendo "si ya nadie en el fútbol juega con tres". Pero eso, ¿qué tiene que ver? Ya Del Bosque desmotró que jugando con tres (¿o eran con cinco?) se puede ganar hasta una Liga de Campeones. Si se defiende a la perfección con tres, y así se crea una superioridad en el centro del campo que nos ayude a ganar los partidos, bienvenido sea.

PD: No he comentado nada de la Champions, porque considero que aún es pronto para sacar conclusiones. Dentro de dos semanas, con dos jornadas ya disputadas, tocará.

martes, 14 de septiembre de 2010

Sentimiento rojiblanco

No sé si es porque ahora que me voy a ir a Málaga voy a ir a menos partidos del Almería (abonado sigo siendo, faltaría menos), pero ayer disfruté como nadie en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo. Desde el pitido inicial hasta el final (¿por qué los partidos duran sólo noventa minutos?) del señor colegiado (¡qué mal por favor!). Pero por lo que parece fui de los pocos que disfruté. Quizás era porque estaba en una zona peculiar, pero no me sentí en el Estadio Mediterráneo. A ver, me explico. Cuando la Grada Joven (la peña que más anima) cantaba, a veces el resto del Estadio (ayer se llenó más de lo que esperaba) se arrancaba, excepto donde estaba sentado. Hacer palmas o gritar estaba mal visto por lo que parece. Y de las críticas ya no digo más. Que si "Lillo no entiende" [faltó pedir su dimisión en la jornada dos; es que me han dado coj...], que si "nadie juega con defensa de tres" [¿es que hay que seguir la corriente o qué?], que si "nuestros jugadores son unos paquetes" [realmente asombroso], que si esto o lo otro. Un dato. Cuando se fue Goitom le pitaron más a él que cuando se fue al de la Real. Excepto mi tío Domingo [seguro que lee esto ;)] y su familia, los demás parece que no disfrutaron. O al menos me pareció a mí. Quizás es lo normal, pero yo no lo veo así.

Pero eso hace que disfrutes más todavía. Vale, tú puedes criticar algo tuyo, pero no sistemáticamente. Animas, y si no te gusta algo, ya se pita al final del encuentro. Pero durante los noventa minutos hay que ir todos a una. Hay que ser una piña. Pero eso y las ganas que tenía ya de ver al Almería hizo que disfrutara como nunca. El primer gol y, sobre todo el segundo, fue algo que nunca se me olvidará. En el último minuto, cuando ya el partido ya se nos estaba yendo, va José Leonardo Ulloa, baja un balón del cielo, lo controla con el pecho, y con toda la tranquilidad del mundo, nos dio una alegría enorme.

Luego ya se puede empezar a criticar. Por ejemplo, el tema de los tres defensas. Ayer no nos salió muy bien que digamos. Pero si se trabaja, sí que nos puede servir de mucho. Se crea una superioridad en el centro del campo aplastante. De hecho, los únicos dominadores del encuentro fuimos nosotros. La Real Sociedad llegó dos veces y ya está. Pero el que tuvo el balón y lo sobó fuimos nosotros. Si seguimos con esa iniciativa, no vamos a sufrir. El siguiente tema es el de jugar con un diestro en la banda izquierdo (Juanma Ortiz) teniendo a un zurdo en el banquillo (Jakobsen). O el de dejar a Marcelo Silva en el descanso.

Pero esos temas que se debaten después. Mientras la pelota esté en juego, somos un equipo. Por cierto, me gustaría que leyensen la entrada de "ellobo" en su blog personal [te la cojo prestada con tu permiso, Víctor ;)]. Está muy pero que muy bien: http://almellobo.blogspot.com/2010/09/lejos-de-mi-butaca-rojiblanca.html

Ése es un ejemplo se sentimiento rojiblanco. Y sea en Francia, en la India, o en Polopos. Pero el sentimiento rojiblanco siempre estará presente. ¡AUPA UD ALMERÍA!

PD: ¡Gracias Leo! Un extraterreste ha aterrizado en el Estadio Mediterráneo...

video

lunes, 13 de septiembre de 2010

Royston, tienes una oportunidad

Siempre que se habla de Royston Drenthe se hace para mofarse del holandés. Muchos listos, por llamarlos de alguna manera, la han tomado con el de Rotterdarm y ya haga lo que haga está mal visto. El gol que falló en el Camp Nou fue un gran palo para él. Si hubiese sido otro el que lo hubiese errado, aquí paz y después, gloria. Pero siempre hay que tomarla con alguien, y ésta vez la chinita le tocó a él. Incluso, si no recuerdo mal, hasta el propio Bernabéu se cachondeó una vez de él.

Y entonces me pregunto yo: ¿Por qué esa falta de respeto a Royston Drenthe? Quizás no sea el futbolista más bueno que ha pasado por el club de Concha Espina. Pero en 2007 fue elegido mejor jugador del Europeo-sub 21. Así que tan malo no debe de ser... Pero también es verdad que, probablemente, las grandes expectativas generadas en él le han causado un efecto negativo.

Y ustedes se preguntarán, ¿a qué viene ahora todo este rollo? Anoche estaba viendo Punto Pelota, y entonces salieron unas imágenes del futbolista holandés a la conclusión del encuentro frente al Hércules, en el que el extremo decía algo así como "los futbolistas del Real Madrid no son mis ex compañeros, sino mis compañeros; mis equipos ahora mismo son el Real Madrid y el Hércules" [estoy buscando el vídeo, pero no lo encuentro por ningún lado]. Ese fue un gesto propio de futbolista grande. Ahí se notó que el holandés siente al club blanco. Así que no vendría nada mal darle un voto de confianza al ex del Feyenoord. Ésa puede ser su mejor arma. Si él siente esa confianza, si nota que confía en sus posibilidades, puede despegar de una vez por todas.

El año que va a pasar en Alicante tan sólo le puede valer para crecer como futbolista. Si se lo toma en serio y se siente futbolista, puede salirse en un club como ese. Si se encuentra a gusto, probablemente podremos ver al mejor Drenthe. Lo tiene en su mano. Si domina tanto el aspecto deportivo como el mental, puede ser uno de los mejores. Que por él no quede.

video

PD: Que ganas de que lleguen las 21:00. ¡¡¡A POR LA REAL SOCIEDAD!!!

sábado, 11 de septiembre de 2010

¿Cambio de ciclo? Ja, ja, ja

Posiblemente llego un poco tarde, pero como dice el refrán español "más vale tarde que nunca". Pues bien, me gustaría mostrar mi malestar con ciertos sectores que han pregonado en estos últimos días un cambio de ciclo en las selecciones españolas de fútbol y baloncesto.

Como saben, el miércoles pasado la Roja, la Selección de todos, la campeona del mundo, ese equipo que ha enganchado a tantos ciudadanos estos últimos años, incluso meses, palmó el otro día en Argentina por 4-1. Vale, es una derrota dolorosa. A mi también me escoció. Somos los mejores, tal y como demostramos en el Mundial de Sudáfrica (al fin y al cabo es donde hay que ganar) y perder, duele. Por tres goles de diferencia, más todavía. Pero ahí está el quid de la cuestión. Que estamos acostumbrados a ganar sí o sí. Siempre vencemos y si una vez se pierde como ocurrió el otro día, se monta la mundial. Ya se pudo ver en el mismo Mundial con la derrota ante Suiza. La Selección sucumbió y entonces salieron toda la ... (ponga el sustantivo o adjetivo que prefieran, pero que esté relacionado con escoria) pegando palos por uno y otro lado a la Selección. Ventitantos días después esos buitres carroñeros estaban en las calles celebrando nuestro triunfo.

Ahora que la Selección ha vuelto a caer (en un encuentro de carácter amistoso), han reaparecido. Pero tampoco hay que darle más importancia. Argentina ganó merecidamente y punto. A veces se gana y a veces se pierde. Y hay que saber ganar. Pero también perder. Ellos metieron goles y nosotros sólo uno. Que Reina se tropezó, que estrellamos tropecientos balones al travesaño y que salimos con la caraja del copón es verdad. Pero que merecieron ganar también es verdad. Eso sí, mantuvimos el estilo a pesar de la goleada. Como debe ser. Así que felicidades a todos los argentinos que se meten en este blog. Pero una cosa. Su prensa no fue demasiado deportiva. Algunos se pasaron de listos. Pero bueno, hay que darle importancia a lo que se merece. Y a ellos (la prensa que desprestigió a España), ni agua.

Y luego está lo del baloncesto. Había bastantes expectativas puestas y al final no pudimos pasar a semifinales. Eso es otro tema. Pero se podría aplicar lo mismo. Somos tan buenos, que todo lo que no sea medalla, es ruina. Y es muy difícil conseguir el ansiado metal. Lo que ocurre es que siempre ganamos algo. Así que no estamos acostumbrados a caer. Pero un partido es un partido. Al fin y al cabo seguimos siendo los mejores.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Cincuenta y un equipo para catorce plazas

El pasado viernes (¿por qué c... se ha cambiado los días del partido?) comenzó la fase de clasificación para la Eurocopa que tendrá lugar en Polonia y Ucrania durante 2012. Cinco días y ya se han jugado dos jornadas (aunque sean las primeras jornadas, los puntos que se pierdan ahora luego pueden echarse en falta, ¿eh, Portugal?). A priori los favoritos no deben tener problemas. Pues totalmente mentira. Y si no mirad a Inglaterra, que no fue a Austria y Suiza. Se clasifican los primeros de cada grupo y el mejor segundo. Los demás segundos juegan la típica repesca (9+4+ Polonia y Ucrania = 16 equipos).


[Lo dejo así porque si no sólo aparece esta entrada; los comentarios dejenlos en esta noticia por favor. ¡Gracias!]

domingo, 5 de septiembre de 2010

Justicia, por favor


Se está hablando mucho del Balón de Oro en los distintos foros, debates, o incluso en la calle. Unos se lo darían a Iniesta, otros a Xavi, otros a Casillas, también se escucha por ahí a Forlán... Así que vamos a analizar a cada uno de los candidatos.

Iniesta

Si se lo dan al manchego nadie se quejará. Probablemente el mejor jugador del mundo. Me tira más el color blanco, pero Andrés es don Andrés. Mucho Iniesta. Lo que hace con el balón no lo hace ningún otro jugador en el mundo. El tiki-taka personalizado. Un jugón en estado puro. Alguien único, como ya lo demostró dando el gol definitivo en la final del Mundial, el cual recordaremos toda una vida. Es el motor tanto del FC Barcelona como de la Selección. Es tan bueno que es capaz de que el estilos sea el mismo en ambos equipos. Las ventajas: El GOL (con mayúsculas), el propio Mundial, lo que es capaz de hacer y la Liga ganada con el Barsa. Los inconvenientes: Que no jugó la final de la Champions. Y Xavi. Sí, Xavi.

Xavi

El socio ideal de Andrés. Humphrey Bogart, como diría el gran Andrés Montes. La elegancia personalizada. Pase, pase y más pase. Con su ausencia la Selección y el Barcelona sufre un bajón de calidad bastante considerable. Si resulta ser finalmente el ganador, todo el mundo estará de acuerdo. Hasta la legión madridista lo aplaudiría. Las ventajas: Las mismas que Andrés Iniesta. Los inconvenientes: Ídem, sustituyendo a "Xavi" por "Iniesta".

Casillas

Si lo ganó Cannavaro, ¿por que no puede hacerlo el Santo de Móstoles? Tras los típicos debates iniciales, todo el universo futbolístico se ha rendido a la calidad del madrileño, considerado como el mejor portero del mundo. Su equipo puede tener una actuación desastrosa, que ahí está Iker (el nuevo capitán del Real Madrid, sumando el de España) para arreglarlo. Hasta se plantearon hacer una calle en nosedonde con el nombre se San Iker. Gracias a sus espectaculares paradas frente a Paraguay y Holanda, la Roja puedo hacerse con el triunfo final. ¡Grande Iker! Las ventajas: La gran actuación en Sudáfrica. Y que fue el capitán del equipo vencedor, además de ser el Guante de Oro en dicho torneo. El inconveniente: La campaña del Real Madrid.

Wesley Sneijder

El holandés ha superado numerosos inconvenientes para hacerse con el Oro en la Champions y la Plata en el Mundial. Ésa es su gran baza. El tulipán se marchó injustamente de la Castellana por la puerta de atrás, y en el Inter ha sido el líder, liderándolo hasta la final del Bernabéu, y consiguiendo un triplete para un equipo que no daba el paso definitivo en cuanto a títulos de refiere. Lo tenía todo en contra y ha vencido. Las ventajas: Que ha jugado las dos finales antes mencionadas. Máximo goleador en Sudáfrica. Y el triplete del Inter. Los inconvenientes: Que no se hizo con el Mundial. Y que por ahí están Villa, Casillas, Xavi, Iniesta, etc.

Forlán

Se está hablando mucho de Diego en los últimos días, por ejemplo, hoy en la portada de Marca. El uruguasho ha hecho una gran temporada con el Atlético de Madrid, consiguiendo la Liga Europa, y recientemente la Supercopa de Europa. Además, encumbró a la selección uruguaya al cuarto puesto en el Mundial de Sudáfrica, todo un hito para el país. Y se hizo con el Balón de Oro mundialista. Pero... aún así veo mucho mejor a los anteriores. Diego es muy bueno. Eso nadie lo duda. Yo soy el primero en decirlo. Pero de ahí a ser el mejor jugador del mundo, va un mundo. Las ventajas: Ganar la Europa League, el cuarto puesto mundialista, pichichi del Mundial y el Balón de Oro. Los inconvenientes: Que no es español y la mala temporada en Liga con el Atlético.

Villa

El asturiano es otro firme candidato para hacerse con el triunfo final. Su paso por la Selección está siendo memorable, con una grandísima actuación ante Paraguay, lo que supuso pasar los malditos cuartos de final. Ahora ha fichado por el Barcelona, lo que supondrá para su carrera. Ya nadie duda de que está entre los cinco, tres, o uno, mejores delanteros del mundo. ¡Illa, Illa, Villa, Maravilla! Las ventajas: El Mundial y el pichichi. Los inconvenientes: Que a nivel del club no estuvo sobresaliente.

-Luego también están por ahí Cristiano Ronaldo y Messi, considerados por muchos los mejores jugadores del planeta. Pero primero, es muy difícil que repitan. Y segundo, seamos sinceros. Los anteriores se lo merecen mucho más (Forlán, ahí, ahí...). No demostraron son sus respectivas selecciones su calidad, y eso se paga.

Si yo tomara la decisión, haría lo siguiente. Cogería tres papelitos. En uno pongo don Andrés, en otro San Iker, y en otro Xavi de España. Cierro los ojos. Los revuelvo. Y el que salga, es el ganador. Porque será una injusticia que cualquiera de ellos se quedara sin Balón de Oro. ¡Que hagan tres por favor!

jueves, 2 de septiembre de 2010

El Moro de España


El fútbol es un constante proceso de renovación. Se van unos futbolistas, aparecen otros, vienen una generación diferente de jugadores, chavales de 17 compiten con tíos de 35, etc. Al final lo único que queda es el balón. ¿Por qué digo esto? Cuando empecé a tener uso de conciencia los Raúl, Salgado, Mendieta, Valerón o Morientes fueron los primeros futbolistas que conocí. Ahora la mayoría se encuentran en el punto final de su carrera o se han retirado ya. Los Iniesta y compañía son los que mandan ahora.

Uno de los que han anunciado su retirada recientemente ha sido Fernando Morientes Sánchez (Cáceres, 1976), uno de los jugadores con más calidad de los últimos tiempos. El Moro ha sido un punta como los de antes. Un '9' puro. De los que fijaba la defensa e iba bien tanto con el pie como con la cabeza. Comenzó su carrera apenas con 17 años en el Albacete Balompié. Con tan poca edad ya jugó 20 partidos y marcó 5 tantos. Esas cifras ya iban a predecir que un gran jugador se estaba forjando. La temporada siguiente, en la 1995-96, el Zaragoza se hizo con sus servicios. Allí jugó más de 60 partidos en dos temporadas, haciendo casi 30 goles.

El chaval estaba destacando mucho y en el verano de 1997, con apenas 21 años, el Madrid lo fichó. El salto era muy grande y Morientes tenía que demostrar que podía con tanta responsabilidad. Y aunque la historia no lo recuerde como uno de los mejores, las estadísticas dicen lo contrario. Claro que lo fue. Seis temporadas en uno de los mejores clubes (si no el que más) del planeta futbolístico, rindiendo al máximo nivel. Todas las temporadas se acercaba o superaba la cifra de 30 partidos. Sin embargo, en la 02-03 dio un bajón y se fue cedido al año siguiente al Mónaco.


Lo que podía ser una mala campaña a priori, se convirtió en su relanzamiento. El Mónaco se pegó un temporadón, plantándose en la final de la Liga de Campeones. Nadie, pero nadie, se podía imaginar algo similar. ¡Quién no recuerda aquel año! El Mónaco se quedó primero en la fase de grupos por delante del Dépor (con aquel famoso 8-3 incluido) y del PSV. En octavos, eliminó al Lokomotiv de Moscú, con un gol del Moro. Y luego, en cuartos, vino una de las noches más negras para el madridismo. En la ida, el Madrid iba ganando 4-1 en el Santiago Bernabeú, pero a falta de siete minutos, el de Cáceres maquillaba el resultado. La ida fue un seis de Abril de 2004 (me acuerdo perfectamente de ese día). Los españoles se adelantaron por mediación de Raúl (¿quién si no?). A los franceses le hacían falta ahora tres goles (y que el Madrid no hiciera ninguno) para meterse entre los cuatro mejores del continente, una gran hazaña para un equipo como el Mónaco. ¡Y los hicieron! El segundo de ellos fue de Morientes, que había eliminado a su equipo. Pero es que aún había más. En las semifinales, pudieron con el Chelsea, con dos goles de... Morientes. El punta se había reivindicado con esa Champions League. En la final ya no pudieron con el Oporto de José Mourinho.

Esa edición de la Champions le valió para regresar a la disciplina merengue. Sin embargo, en diciembre se iba al Liverpool, donde iba a permanecer también la siguiente temporada. En la 2006-07 lo fichó el Valencia parar formar una dupla de ataque con David Villa. Pero solo jugó 24 partidos (metiendo 12 goles). El cacereño estuvo dos años más en el Valencia, pero ya no volvió a ser el mismo. Ya la temporada pasada defendió los colores del Olympique de Marsella, pero sólo jugó doce partidos.


En resumen, que se va un jugadorazo. La pareja perfecta de Raúl. El complemento ideal. Un hombre que jugó con la Selección dos Mundiales y una Eurocopa. Alguien único. Irrepetible. El Moro de España.


¡ADIOS MORIENTES Y GRACIAS POR TU FÚTBOL!

PD: Otro día les contaré una historia relacionada con él...

video



PD: Se ha otro grande de la Liga española. Alguien que no ha sido valorado lo suficiente. Rafel Van der Vaart. Don Rafael.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Y ahora, ¿qué?

A las doce de la noche del día de ayer se cerró el plazo de fichajes. Y contra todo pronóstico, el nigeriano Kalu Uche se queda en la UD Almería. El punta había sido declarado transferible, ya que se consideró que su ciclo en el con el Almería había finalizado. Sin embargo, a falta de una oferta importante económicamente hablando, Kalu se tendrá que quedar mínimo hasta diciembre en el equipo de Juanma Lillo.

Uche finalizaba contrato en junio de este año, pero se le renovó con la intención de que se pudiera sacar pasta por el jugador. Tenía ofertas (Trabzonspor, Bursspor, Fenerbahçe o Hércules), alguna incluso de Qatar y de Arabía Saudí, pero el hecho de que el propio club dijese que se iba a escuchar ofertas por él, ha hecho que éstas se hayan rebajado.

Si se le da muchas vueltas al coco, se podría llegar a la conclusión que todo ha sido una maniobra para contar un año más con sus servicios. El club lo renueva, le dice al nigeriano que lo hace con la intención de venderlo, lo pone en venta, los equipos bajan sus ofertas y ante la falta de una buena, se tiene que quedar. Pero no. Esta teoría se va al garete ya que el club quiso que Kalu no jugara ningún amistoso con el fin de evitar alguna lesión. Ahora, tendrá que incorporarse al grupo, aunque el ritmo no volverá a ser el mismo.

Y para el que escribe, aunque pueda parecer que no, sí es una mala noticia que Uche se quede. El nigeriano no debería volver a vestir más la camiseta del Almería. Ese escudo no se lo debe poner. Y es que el ariete le faltó el respeto al Almería en el episodio de Tenerife, explicado unas entradas más abajo. Éso fue un día, pero seamos sinceros, seguro que serían muchos más. Antepuso sus intereses a los del equipo y eso no se puede quedar así. ¿Qué tiene mucha calidad? Sí. Pero una cosa no quita la otra. La calidad no lo es todo. Es más importante el sacrificio, las ganas, partirse los cuernos por el equipo, dejarse los h... en el campo. Porque ésa es otra, a ver cómo se toman sus compañeros su vuelta, especialmente Ulloa y Goitom. Ambos lo han dado todo durante la premporada. Ahora para que venga Lillo y alinee a Uche... Éste va a ser un tema delicado y que ya no tiene vuelta atrás. ¿Rescisión de contrato? La pasta es la pasta. A esperar toca.