miércoles, 30 de junio de 2010

29 de Junio, un día para la historia

29 de Junio. Ayer decíamos que iba a ser un día para la historia, ya fuera para bien o para mal. Si palmábamos , se cerraría la mejor etapa historia de la Selección. Pero, por el contrario, si nos hacíamos con la victoria, sería un día histórico, ya que pasaríamos a cuartos de final con serias opciones de meternos en semifinales.

Y es que pasar a unos cuartos de final de un Mundial no es nada fácil. Tengo 17 años y tan sólo lo he disfrutado una vez, cuando en Corea nos impusimos agónicamente a Irlanda en los penaltis (el del 94 no me acuerdo). Más quisieran las 24 selecciones eliminadas llegar vivas hasta aquí. Vale, pasar los octavos no es un objetivo, pero sí algo que hay que disfrutar.

Pero derribar la muralla portuguesa no fue nada fácil. Queiroz, fiel a sus principios, encerró a su equipo, así que se requería un ejercicio de paciencia para hacer un gol. El juego de otro planeta de España volvió el 29 de Junio y en el minuto 63 don David Villa, Rey de España, abrió el marcador. Ya no iba a ocurrir como en años anteriores, que nos cagábamos en los pantalones y nos remontaban, tampoco nos iban a dar un codazo, tampoco había un arbitrucho. Bueno, ayer hubiera dado igual que hubiera estado presente alguno de estos elementos. Ayer daba igual todo. Éramos ESPAÑA, nos habíamos hecho mayores en el fútbol e íbamos a superar cualquier adversidad. Vi el partido en el cortijo de un amigo con bastantes personas y nunca se me va a borrar de la mente el follón que se montó cuando marcó Villa, eso es algo único y hay que vivirlo.

En verdad en todas las casas del país se viviría algo parecido. Y es que los que hemos sufrido con la selección, los que no nos hemos quitado la camiseta tras la derrota ante Suiza, los que hemos sentido el escudo, nos lo merecemos. Ahora, me gustaría escuchar a aquellos que lo único que han hecho es dar por ..., aquellos que criticaron destructivamente a Del Bosque, aquellos de la prensa rosa que metieron de por medio a Sara Carbonero (que gentuza...), aquellos agoreros que decían que nos iba a meter Portugal un carro (de mis amigos había unos cuantos, pero luego sí celebraron los goles; que vergüenza...), aquellos que no creyeron en esta nuestra Selección.

Pero da igual, hoy es un día de fiesta y hay que celebrarlo. El tiempo pone a cada uno en su sitio. España hace lo que sabe y calla boquitas.

A partir de mañana, habrá que pensar ya en el próximo compromiso contra Paraguay. Seamos sinceros. Somos superiores, pero con eso no se gana un partido, y si no que se lo pregunten a Italia o Francia. Por eso, hay que respetar al rival. Pero no le tengo miedo al partido del sábado. Y es que hasta la prensa ha cambiado. Si hace unos años se hablaba de jubilar a Zidane, ahora, al igual que en la Eurocopa, dicen el Marca "ya estamos en cuartos pero cuidado porque aún no hemos ganado nada". Con dos cojones, esto me huele a algo histórico...

PD: Se podría declarar el 29 de Junio Fiesta Nacional. O mejor, Día de la Selección. Así lo recordarán las generaciones venideras.

PD 2: Voy a estar un par de día sin actualizar por asuntos personales.

video

PD: Los pelos de punta, ¿no?

PD (¿cuántas van ya?): Estoy viendo el As, y Tomás Roncero se ha copiado de este blog...xd

martes, 29 de junio de 2010

El partido de la historia

29 de Junio de 2008. Ernst Happel de Viena. Iker Casillas levanta la Copa que nos acredita como campeones de Europa. El mundo entero se rinde a nuestros pies. Tras muchos años de sufrimiento, tras muchos años de fracaso, tras muchos años de decepciones, podemos decir que somos los mejores. Ya no hay nada que diga lo contrario.

Parece que fue ayer, pero ya han pasado 2 años, 730 días, 17520 horas. Mucho tiempo, pero seguimos siendo aquella selección que enamoró al mundo futbolístico. Hemos dejado de ser una selección mediocre en cuanto a resultados para convertirnos en una escuadra que da miedo y muy respetada. Aquel mes de junio, especialmente, el penalti de Cesc Fabregas supuso un punto de inflexión en nuestra historia. Fue una catapulta que nos llevó al éxito internacional.

Ahora, podemos vivir lo mismo, incluso más bonito. Hace 15 días nos llevamos un chasco, pero la selección ha demostrado que sabe sufrir (si quiere ganar algo, hay que hacerlo) y que ha salido muy reforzada tras la derrota de Durban. De Austria a Sudáfrica hay un espacio de dos años. En estos dos años hemos disfrutado como enanos. Por eso, hoy es el día más importante en la historia de la Selección. Sí, para el que escribe, sí. Y es que va a ser otro punto de inflexión. Si caemos (que Dios quiera que no) supondrá cerrar una bonita etapa, pero al final y al cabo, cerrarla, algo que sería muy triste. Pero es que si vencemos, el sábado tendríamos la gran suerte de jugar unos cuartos de final de un Mundial con la posibilidad de jugarnos un pase a las semifinales, algo que no se hace todos los días.

De ahí, que hay que ganar sí o sí. Es el momento de dejar atrás los complejos, de dejar atrás las diferencias, de abandonar los miedos, las decepciones del pasado y refrenderar la idea de que hemos venido para llevarnos la Copa. Otra cosa es que se vuelva a Madrid con las manos vacías, pero intentar, lo vamos a intentar. Tan sólo por el escudo. Por la patria, porque la España entera que sueña con jugar la final del día 11. Tal empresa no va a ser nada fácil. Es más, va a ser muy pero que muy difícil de superar, pues enfrente tenemos a uno de las mejores selecciones del planeta Tierra, con unos jugadores que cualquier equipo querría tener, pero es que... NOSOTROS SOMOS ESPAÑA Y SIEMPRE VAMOS A LUCHAR POR LA VICTORIA, así que....

¡¡¡A POR ELLOS!!!, ¡¡¡PODEMOS JODER!!!

El rival:
Tercero en el Ranking Fifa, es uno de los equipos más peligrosos del mundo. Prueba de ello es que ha salido invicto del grupo de la muerte. Eso sí, le pudimos ver muchas lagunas ante Costa de Marfil, pero hicieron lo que tenían que hacer, que era no perder. Contra Corea del Norte sí que dieron un recital, tanto de juego como de goles. Lo de Brasil fue una farsa. Tendremos que ver cómo afrontan el partido de hoy, ya que es bastante probable que hagan lo que han hecho en la mayoría del campeonato, es decir, dejar a nueve tíos más el portero atrás y a Cristiano sólo contra el mundo, aunque el jugador del Real Madrid saldrá escorado desde la banda derecha (siempre con libertad de movimientos). Atrás, el meta Eduardo está invicto. En la defensa destacan el siempre expeditivo Ricardo Carvalho y la revelación en el lateral izquierdo, Fabio Concentrao. Raúl Meireles se está saliendo en el centro del campo y arriba, uno de los mejores jugadores del mundo, que no nos debe dar miedo. Danny y Duda están tocados.

-----------------Eduardo-----------------------
--Costa--Carvalho---B. Alves---F. Concentrao--
--------Costa------Tiago-----Meireles----------
--Ronaldo--------Liedson-------------Simao----

Vale, Portugal tiene un equipazo, pero hay un dato. Tan sólo han jugado cuatro Mundiales, y tan sólo dos veces han superado la primera fase. En las dos, llegaron a las semifinales. A la tercera va la vencida y hoy esperemos que regresen a Portugal.

Precedentes:

18-12-1921: España 3-1 Portugal (Amistoso).
17-12-1922: Portugal 1-2 España (Amistoso).
16-12-1923: España 3-0 Portugal (Amistoso).
17-5-1925: España 0-2 Portugal (Amistoso).
10-1-1928: España 2-2 Portugal (Amistoso).
17-3-1923: España 5-0 Portugal (Amistoso).
30-11-1930: Portugal 0-1 España (Amistoso).
2-4-1933: España 3-0 Portugal (Amistoso).
11-3-1934: España 9-0 Portugal (Clasificación Mundial).
18-3-1934: Portugal 1-2 España (Clasificación Mundial).
5-5-1935: Portugal 3-3 España (Amistoso).
12-1-1941: Portugal 2-2 España (Amistoso).
16-3-1941: España 5-1 Portugal (Amistoso).
11-3-1945: Portugal 2-2 España (Amistoso).
6-5-1945: España 4-2 Portugal (Amistoso).
26-1-1947: Portugal 4-1 España (Amistoso).
213-1948: España 2-0 Portugal (Amistoso).
20-3-1949: Portugal 1-1 España (Amistoso).
2-4-1950: España 5-1 Portugal (Clasificación Mundial).
9-4-1950: Portugal 2-2 España (Clasificación Mundial).
3-6-1956: Portugal 3-1 España (Amistoso).
13-4-1958: España 1-0 Portugal (Amistoso).
26-9-1979: España 1-1 Portugal (Amistoso).
20-6-1981: Portugal 2-0 España (Amistoso).
17-6-1984: Portugal 1-1 España (Eurocopa).
16-1-1991: España 1-1 Portugal (Amistoso).
19-1-1994: España 2-2 Portugal (Amistoso).
13-2-2002: España 1-1 Portugal (Amistoso).
6-9-2003: Portugal 0-3 España (Amistoso).
20-6-2004: Portugal 1-0 España (Eurocopa).

Como se observa, hemos disputado seis partidos oficiales, con un bagaje de tres victorias, dos empates y una derrota. En los amistosos, también nos hemos impuesto casi siempre.

El once:

--------------Casillas----------------
--Ramos--Puyol--Piqué--Capdevila--
---------Busquets-Alonso------------
-----Xavi---------------Iniesta-------
-------------Torres---------Villa-------

Esto es lo que sacará Del Bosque, aunque yo pondría a Arbeloa por Capdevila, ya que conoce mejor a Ronaldo (estoy convencido de que tanto Ramos, como Puyol como Piqué lo van a secar).

El vídeo:

Hoy se cumple un año de aquel día mágico. Un 29 de Junio del 2009 nos proclamamos campeones de Europa en Viena. El vídeo me pone los pelos de punta, ¿y a quién no?

video


PD: Siempre que hay un partido importantísimo, se dice que es el partido del Siglo, pero este es más que eso, es el Partido de la Historia. ¡PODEMOS!

sábado, 26 de junio de 2010

Todo vuelve a su normalidad

Había miedo. Mucho miedo por el partido que jugaba España y Chile. Nos la jugábamos y cierto sector de este país no confiaba en el equipo. La derrota inicial frente a Suiza hizo que volvieran a aparecer algunos personajes que, cuando ganamos son los primeros en celebrarlo, pero que cuando caemos, se cuelgan las medallas ya que "lo habían avisado".

Ese 0-1 frente a Suiza hizo que en un par de horas nos convirtiéramos del principal y único candidato al título a ser una panda de mataos. Vencimos a Honduras y el partido de ayer viernes contra Chile se antojaba fundamental. Había mucho cagao por ahí suelto, sin embargo, hay que diferenciar el cagón del precavido. Había que enfrentarse al problema con humildad, pero con las ideas claras. Sin despreciarlo, pero sabiendo que éramos muy superiores. Podíamos caer, pero si hacíamos las cosas como siempre, el resultado sería positivo.

Así que, tras un inicio bastante dubitativo, nos hicimos con el control del juego y, en el minuto 25, David Villa hacía el primero en un auténtico golazo. Nueve minutos después, Andrés Iniesta hacía el 2-0 (un minuto después se iba expulsado Estrada) y, ya en el inicio de la segunda mitad, el chileno Millar acortaba distancias.

De esta forma, y tras el empate sin goles entre Suiza y Honduras (al final, el tiempo pone a cada uno en su sitio) España se clasifica como primera de grupo, algo que parecía impensable para muchos tras el tropiezo ante los suizos, y Chile es segunda. Nosotros nos veremos las caras con Portugal el martes (20:30) y Chile con Brasil el lunes (20:30), tras el tongo de Durban (0-0).

Estos días deben servirnos para preparar el importantísimo partido de octavos de final ante la selección portuguesa, es decir, ahora toca empezar de cero. Sin embargo, esto no significa que se haga borrón y cuenta nueva, y es que lo sucedido en la primera fase debe servir de ejemplo, nos enseña muchas cosas. Una de ellas es que lo importante no es cómo se empieza, sino cómo se termina (y España aún puede terminar con algo que sería histórico). La segunda es que siempre debemos ser nosotros mismos y así las cosas salen solas. La tercera es que hay que confiar en nuestra selección. La cuarta es que nunca hay que despreciar al rival porque, por muy pequeño que sea, te puede hacer daño. Hay que respetarlo, aún así hay que ir a por él, como tiene que suceder el próximo martes.

Son cuatro conclusiones, pero seguro que Vicente sacará muchas más, de las que aprenderá muchas cosas para mejorar al equipo para el próximo compromiso. Por eso, podemos calificar esta primera fase como positiva pues nos ha mostrado que no somos perfectos, ni invencibles, pero que sabemos superar las adversidades. La de Suiza fue una derrota positiva, la que nos va a encumbrar hacia el éxito. ¡Confiemos en nuestra selección!

Algunos nos daban por muertos, pero la realidad es que estamos en octavos y muy vivos.

video

jueves, 24 de junio de 2010

El fútbol evoluciona en Sudáfrica

Los críticos comentan que este Mundial está siendo uno de los peores de la historia, con la mayoría de la selecciones favoritas al borde del abismo, con un juego bastante malo, etc.

Sin embargo, que eso no significa que el Mundial de Sudáfrica no valga. Si, por ejemplo, México se ha clasificado por delante de Francia será porque es mejor y se lo ha merecido más. En el fútbol el nombre no lo es todo. Con eso sólo no se gana. Hace falta algo más.
Y es que en los cinco grupos decididos hasta ahora (A, B, C, D y F), excepto Argentina, todos los favoritos han sufrido.

Empezamos por Francia. Los de Domenech han sido el hazmerreir del Mundial. No han sido capaz de pasar en un grupo bastante asequible. Y no sólo han hecho el ridículo dentro del campo (sólo han conseguido un punto de nueve posibles), sino también fuera de él.

Seguimos por el grupo C, donde Inglaterra las pasó canutas para poder pasar a octavos de final. A priori parecía que iba a ganar todos su partidos fácil, pero sólo ha sido capaz de ganar uno. Además, su tropiezo ante Argelia (que, por cierto, ha defraudado mucho...) y el gol de Donovan (mítico gol) ha hecho que se vean relegados a la segunda plaza, lo que le conduce a jugar con Alemania. Al menos, los ingleses han sido capaces de pasar.

En el otro lado de la moneda está Estados Unidos. Esta selección representa la evolución del fútbol. Los norteamericanos a pesar de que se habían clasificado en las últimas cinco ediciones, tan sólo había pasado de primera ronda en el 2002 (llegó a los cuartos) y en su Mundial del 94. Siendo sinceros, desde que el mundo es mundo ha sido una selección a la que no se le tenía respeto y es que el fútbol allí cómo que no existía. Sin embargo, Sudáfrica ha sido el terreno de su consagración. Primero el año pasado en la Copa de las Confederaciones. Le tocó un grupo complicado (Brasil, Italia y Egipto) y sorprendentemente pasaron a última hora. Más tarde, contra todo pronóstico eliminaron a España, dando una lección al fútbol de que no hay nadie invencible, aunque se llame España. En la final sucumbieron ante los brasileños, pero le pusieron en apuros (3-2). Pero lo importante no es llegar sino mantenerse, así que este Mundial era su gran prueba de fuego. En el primera partido consiguieron empatarle a uno de los grandes candidatos al cetro mundial. En la segunda jornada, consiguieron remontar un 2-0 a Eslovenia. Así que el partido de ayer miércoles ante Argelia era su prueba de fuego. El 0-0 no les valía. Con este resultado llegaron al minuto 90. Ya todo el mundo daba por clasificados a Inglaterra y Eslovenia. Sin embargo, los de Bob Bradley (sería sorprendente que no siguiese al mando de la selección) dieron una lección al mundo de que en el fútbol todo puede pasar y hasta que el árbitro no señale el final, hay que luchar. Así, que en el minuto 93, el jugador de los Angeles Galaxy, Landon Donovan llevó a su pueblo a la gloria, al hacer el 1-0 y clasificarse para octavos de final. Además, la fiesta era total puesto que eran primeros se libraban de Alemania.

Si en un lado es todo felicidad, en el otro es todo tristeza. El ying y el yang. Y es que la campeona del mundo, Italia, ha sido eliminada a manos de Eslovaquia, dando una lección de cómo no se debe jugar al fútbol. Tanto con la explota como sin ella. Así que me alegro de su eliminación. Lo siento por los aficionados italianos que se pasen por aquí (seguro que no se lo merecen), también por Fabio Cannavaro, pero es lo que siento. Y es que los de Lippi han jugado mucho con juego y al final ha pasado lo que tenía que pasar, que se han quemado con fuego. Tan sólo en la segunda mitad, cuando han visto que el Mundial se le escapaba de las manos han intentado hacer algo. No hay que dejar los deberes para última hora. Italia lo ha hecho. Por cierto, resulta vergonzoso actuaciones como la de Qagliarella cuando con el 2-1, ha simulado agresión del portero de Eslovaquia para que éste viera la agresión. El italiano debe saber que representa a todo un país y esa no es la mejor manera de hacerlo.

El ying y el yang hemos dicho antes. ¿Cuál es el yang (o el ying)? Pues Eslovaquia. La joven selección europea, al igual que Estados Unidos, ha ido capaz de meterse contra todo pronóstico en los octavos de final dominado la campeona del mundo.

Así, que este Mundial en tierras sudafricanas se ha convertido en el culmen de la evolución del fútbol. Siempre selecciones que siempre impongan miedo con el nombre. Pero, como he dicho antes, no se gana sólo con eso. Buena prueba de esta evolución también sería Nueva Zelanda, una selección, muy pero que muy limitada y que se ha quedado por delante de la campeona del mundo, yéndose del torneo sin perder ni un sólo partido. ¡Quién nos lo iba a decir! Siempre ha habido excepciones (el Maracanazo), pero generalmente ganaban los equipos grandes. Ahora, cualquiera te puede plantar cualquiera, por muy malo que sea. En Sudáfrica, el fútbol se ha igualado.

PD: Me gustaría saber qué dice ahora la prensa italiana. El otro día decían esto:

Así que el que ríe el último, ríe mejor. Ahora, vendrá alguno diciendo que precaución. Vale, la tendremos. Pero es que el fútbol hay que vivirlo día a día y si mañana tenemos un disgusto (esperemos que no) será cosa de mañana. Hoy, ¡a disfrutar!


PD: Al final he solucionado el problemilla que tuve con el blog por la vía rápida. He borrado la entrada, pero cómo me daba cosa tirar el trabajo realizado, la he metido en una pestañita arriba ("El que falle a casita"). Así que se han borrado los comentarios que escribieron, así que perdón. También, gracias a los que me dijeron cómo solucionar el problema.

lunes, 21 de junio de 2010

A golear se ha dicho

Dentro de unas horas tenemos que afrontar el partido más importante de nuestra selección en los últimos dos años. Una derrota nos dejaría prácticamente fuera del Mundial. Un empate, también. Parece algo inviable, pero también era misión imposible perder con Suiza... Eso sí, debemos ser optimistas y es que nos vamos a hacer con la victoria.

Y es que todo lo que no sea ganar, sería decir adiós a Sudáfrica. Es lo que tiene haber tropezado en el primer partido. Pero más que con presión, el partido hay que afrontarlo con muchas ganas. La derrota del pasado miércoles nos debe servir más como aliciente que como cualquier otra cosa. Nos mostró que no hay rival pequeño, que cualquiera te puede ganar, que ganar el campeonato es algo muy difícil y que antes de meter el segundo gol, hay que hacer el primero.

Esto último no oculta la realidad. El objetivo primordial de hoy es ganar. En eso estamos de acuerdo todo el mundo. Pero más que ganar, debe ser golear. Con cabeza. Primero hay que hacer el primero. Luego el segundo. Después el tercero... Así hasta que se acabe el partido. Es decir, que no especulemos con el resultado. Esto no es menospreciar a Honduras, pero si queremos ser primeros de grupo, hay que meter muchos goles, para un hipotético empate de puntos.

Para ello el que escribe sacaría este once:
---------------Casillas----------------
Ramos--Puyol----Piqué----Capdevila
---------Xabi Alonso---Xavi----------
------Cesc------------------Silva-----
-----------Torres------Villa-----------

Hoy hay que jugar con delanteros, pues el objetivo debe ser meter el mayor número de goles. Seguro que confianza, humildad y trabajo, el resultado se consigue. Además, también va a ser decisivo el partido que se disputa ahora a las 4 (Canal+Liga) entre Chile y Suiza. A mi modo de ver, lo que más nos conviene es que ganen los sudamericanos. Esto supondría que nos la jugaríamos contra ellos el viernes, pero es que va a ser así de todos modos. Si queremos ser primeros, hay que sufrir...

¡A POR ELLOS!

PD: Hoy callaremos muchas boquitas.
PD 2: El Almería ha fichado al delantero del Castellón, Ulloa, reforzando así la delantera rojiblanca. ¡Esperemos que nos salga bien!

Que perro es el fútbol

FOTO: Nico García

El fútbol es algo muy difícil. La línea que separa el éxito del fracaso es muy fina y hay que hilar muy pero que muy bien para conseguir un objetivo. Y sino que se lo pregunten al Alcorcón y al Ontinyent (los madrileños remontaron un 0-2 en el minuto 94, consiguiendo así el ansiado ascenso a Segunda División). Puedes remar mucho, en infinidad de veces a contracorriente y justo cuando ves la tierra, cuando ya la estás tocando, no llegas. Algún elemento, incluso, externo, te lo impide.

Eso es lo que le ha pasado al Almería B. Los robjiblancos han estado luchando con todas sus fuerzas durante dos temporadas para conseguir el ascenso a Segunda B, pero por unas cosas o por otras, el objetivo no se ha conseguido. El año pasado, los de Carlos Ríos practicaban un juego que sorprendía a los aficionados, un tiki-taka impropio de jugadores de esa categoría. Eso hizo que se metieran en la fase de ascenso. En la primera tocó jugar contra el Ávila, un rival, a priori, inferior a los rojiblancos. Sin embargo, un gol visitante, apeó a los almerienses de jugar la siguiente ronda.

Este año hubo una especie de limpia en el vestuario, míster inclusive. El ex jugador rumano, Galca, era el nuevo dueño del banquillo. Se empezó bien, ero una mala racha hizo que Galca fuera destituido y viniera José María Salmerón. Poco a poco el equipo volvió a la senda de la victoria y en la última jornada consiguieron clasificarse nuevamente para la fase de ascenso. Lo malo es que se habían quedado cuartos y tendrían que jugar la vuelta de las tres eliminatorias fuera del Juan Rojas. Pero esta era la del filial y había que aprovechar las oportunidades. Así que en la prórroga frente al Santa Eulalia (el primer rival) se consiguió la victoria.

La segunda eliminatoria era contra el Burgos, un rival muy fuerte. Sin embargo, a última hora, se consiguió imponerse al Burgos en el histórico Plantío. Ya sólo quedada otro equipo y el elegido era el Hospitalet, campeón de grupo, por consiguiente, un equipo que sería muy difícil. En la ida el resultado fue de 1-1. Ayer era el día de la vuelta. Un 0-1 nos valía. El arquero Álvaro consiguió su objetivo de que no le marcaran ningún gol (quizás ese ha sido el problema, que hemos especulado muchas veces). Sin embargo, el gol no se consiguió, lo que a la postre sirvió para quedar apeados a las puertas de la Segunda B. Cuentan que hubo penalti en la última jugada, pero ya se sabe en estos casos...

En resumen, mucho nadar para al final ahogarte en la orilla. Demasiado cruel. Así es el fútbol. Aunque a veces te da una segunda oportunidad. Y hasta una tercera, y es que parece que hay varias plazas libres y una de ellas será para nosotros. Veremos a ver...

sábado, 19 de junio de 2010

Lo importante es pasar

Hoy hemos pasado el ecuador de la primera fase y ya se van decidiendo algunas cosas, como que, por ejemplo, Camerún es la primera selección eliminada en este Mundial de 2010.

Pero en líneas generales no está siendo un Mundial de mucho juego bonito. Los partidos se están desequilibrando por algunos detalles, y el equipo que vence lo está haciendo por muy pocos goles. Las selecciones favoritas grandes están pinchando. Las únicas que cuentan sus partidos por victorias son Argentina, Holanda y Brasil (Suiza y Chile, pero me refiero a las candidatas al título), pero por ejemplo, Brasil sufrió con la débil Corea del Norte, y Holanda está ganando por la ley del mínimo esfuerzo.

Así que podemos llegar a la conclusión que estas alturas lo importante no es el juego desplegado. Tampoco el sufrimiento que se lleva a cabo. Sino el final, el objetivo que se ha conseguido. Da igual que le metas cuatro a Australia y digan que eres la que mejor juego desplega, si luego viene Jovanovic y te complica la clasificación. Este ejemplo de la selección alemana se puede aplicar con todos los equipos. Por ejemplo, mucho se está hablando de Francia, pero si por casualidad se diera la campanada y los de Domenech pasan a octavos, el debate se cerrará. La misma historia es aplicable con los de Capello. Da igual que Inlaterra aún no haya ganado ningún partido. Ahora, por ejemplo, gana en el último minuto con un gol en propia meta con el culo de un rival y los Pross volverán a ser una de las selecciones más temidas.

Y si no que se lo digan a la Serbia de Antic. Como ya pronostiqué hace unos días, iban a dar mucho juego, y tras perder ante Ghana han resucitado, y si vencen al colista del grupo, estarán entre las 16 mejores selecciones del mundo.

¿A quién viene todo esto? Pues que da lo mismo que hayamos perdido contra Suiza. Me hace gracia tanto pesimismo. Me parece muy cómico que hace una semana éramos la mejor selección de la historia, y ahora que no valgamos un pimiento. El que cuestione el trabajo de Del Bosque sabe lo mismo de fútbol que yo de boxeo. Pero es que este país es especial. Algunos personajes hacen de España un sitio diferente. ¿Pero cómo se puede decir que España perdió por Sara Carbonero? No puedo parar de reírme. ¿Cómo se puede dudar de esta selección? Y es que es muy fácil salir a la calle cuando tu equipo gana algo. Lo difícil y valioso es estar a las maduras. Yo estoy seguro de que la Roja (sí, LA ROJA, también me hace gracia aquellos que no le gusta ese nombre. No nos vamos a llamar la Verde...) va a pasar a octavos de final. Además, apuesto a que como primera de grupo, siempre que los chilenos nos echen una mano.

Resumiendo, que las ratas que se quieran bajar del barco, que se bajen. Un problema menos. El que quiera continuar el viaje, que siga. No se va a arrepentir. Se va a divertir y disfrutar bastante. Tanto que luego recordará este bache como un punto de inflexión que hizo que nos eleváramos hacia el cielo.

PD: ¿De qué sirve meterle tres a Eslovenia, otros tantos a Paraguay y a Sudáfrica, más de lo mismo, si luego te vienes a España con acara de tonto? ¿Y conseguir los nueve puntos ante Ucrania, Túnez y Arabia Saudí si luego te elimina Zidane y compañía en los octavos?

miércoles, 16 de junio de 2010

Lecturas del palo

"Empieza el Mundial de España", "¿contra quién jugaremos la final?", "no tenemos rival", "los partidos del Mundial han sido una mierda hasta que juegue La Roja". Son muchas de las frases que hemos escuchado en los últimos días. Alguna de ellas un poco prepotentes (me refiero a la prensa), incluso burlándose del rival. Vale, éramos y somos la principal favorita para la primera posición del grupo y estamos dentro de ese grupo que puede aspirar a ganar el Mundial. Eso no implica que el camino sea un paseo, como hemos podido demostrar hoy.

La versión digital de Marca titula "Cura de humildad". ¿A quién? A los periodistas. Los jugadores y el cuerpo técnico son en todo momento cautos, pero la prensa, no. Aún no hemos ganado ni hecho nada nunca en un Mundial. De ahí, a que todavía tengamos que aprender. Esto no significa que no valgamos un pimiento, que Del Bosque sea un pintamonas, que hayamos palmado por culpa de Busquets...

Esto último si lo podríamos debatir. Partiendo de la base de que no podemos achacar la derrota en un sólo jugador (no es justo ni lógico), la pregunta es si debe ser o no titular. Depende del partido, de las características del rival. Yo no lo hubiera puesto hoy, pues ya tengo un jugador de su estilo como es Xabi Alonso. En su lugar hubiera metido por ejemplo a Cesc Fabregas. Eso sí, no quiero echarle la culpa al jugador del Barcelona. Hemos perdido porque las ocasiones no han entrado y a Suiza, sí. Así de simple. En el fútbol, y en estos torneos cortos, a parte de ser bueno, tienes que tener suerte. La suerte de los campeones. Pero eso se busca. Y España la ha buscado. Otra cosa es que no hoy no la hayamos encontrado. Seguro que el próximo lunes, sí. Y si recuperamos la chispa en ataque, volveremos a ser un espejo a mirar.

Por eso, no hay que ser tan radicales. Ni antes éramos invencibles, ni ahora somos tan malos. Hay que tener confianza. Y el lunes hay que golear a Honduras. Pero con cabeza. Antes de meter el segundo, hay que hacer el primero. Por ejemplo, la prensa aseguraba que la goleada estaba hoy asegurada.

A partir de ahora hay que hacer números. Lo primero de todo que hay que hacer es ganar a Honduras. Y después a Chile. Y cuantos más le metamos mejor. Pero lo fundamental es hacerse con los tres puntos. Si están en el Mundial, no van a ser tan malos.

Y las cuentas también pasan por el Chile-Suiza, fundamental para el devenir del grupo. En la tercera jornada, también está el Suiza-Honduras. Como hemos comprobado hoy, cualquier cosa puede ocurrir, pero vamos a suponer que vence Suiza. Entonces, una victoria o empate de los europeos contra los de Bielsa les daría el primer puesto. A priori, se librarían de jugar contra Brasil, pero todo está por ver, puesto que aún queda mucho. Así que lo mejor es que ganara Chile. Esto supondría que nos la tendríamos que jugar en la última jornada (va a ser así, pero esto sería un auténtico partido a cara de perro). Pero también tendríamos más posibilidades para ser primeros, el objetivo de cualquier español en la vida. Ser el mejor.

PD: Además, c..., hay que ser positivos. Que mañana acabo la dichosa selectividad (que dicho sea de paso, no sé por qué existe, y es que el sistema atenta contra el trabajo diario) y hay que celebrarlo con el pase a octavos.

video


PD 2: A todos aquellos que le tienen ganas a la Roja, les dejo un vídeo...:

video

martes, 15 de junio de 2010

El ejemplo del crecimiento

Según la Real Academia de la Lengua Española, crecer es "tomar mayor autoridad, importancia o atrevimiento". En el fútbol, al igual que en la vida, se crece. El mejor ejemplo de ello es el de Felipe Melo (Río de Janeiro, 1983). El brasileño ha pasado de ser uno de los futbolistas del montón, incluso uno de esos que estaba ahí, pero no sabías exactamente lo que tenía. Sin embargo, en unos años se ha convertido en uno de los futbolistas codiciados, asumiendo el timón de Brasil.

Felipe comenzó haciendo sus pinitos en el Flamengo brasileño. De allí, pasó al Cruizeiro y al Gremio, una temporada con cada uno de ellos. Pero, verdaderamente, fue en el año 2005 cuando empezamos a saber de su existencia, ya que se lo trajo el Mallorca. En la isla tan sólo duró seis meses. Como podemos ver, Felipe no gozaba de continuidad en ninguno de sus equipos. Se veía que tenía técnica. Sí, como muchos otros jugadores, pero le faltaba algo que le diera el salto definitivo. Por si faltaba poco en el Racing se iba a lesionar de gravedad.

Sin embargo, el verano de 2007 le iba a cambiar su vida. El recién ascendido, la cenicienta de la Primera División, el Almería se fijó en él y Alfonso se lo trajo para tierras almerienses. Su fichaje era toda una incógnita, pues lo mismo salía bien, que lo mismo nos la habían metido doblada. Siendo realistas, los aficionados no éramos muy positivos pues creíamos que Melo había venido a chupar del bote y no a crecer como futbolista. Si no recuerdo mal, los primeros partidos Felipe no era titular. Tampoco me acuerdo del partido, pero sí que en uno de ellos salió desde el banquillo y nos dejó asombrados. El chico mostraba maneras.

Unai Emery sacó todo lo que había dentro de él, llegando a ser el futbolista con más calidad que ha defendido la elástica rojiblanca. Como ahora dicen, "un todoterreno" capaz de matarse defendiendo, como de sacar el balón jugado, como de llegar a puerta rival. Además, de las jugadas a balón parado en la que tiene una gran importancia. Felipe, que se pasa 100 de los 90 minutos corriendo, no sólo es técnica, sino que es un auténtico profesional, como se demostró cuando se dio la noticia de su fichaje por la Fiorentina y siguió rindiendo igual o mejor que antes en el conjunto almeriense.

En el Almería tan sólo duró un año y es que la Fiore nos lo quitó de las manos pagando un dineral. En Italia era todo un ídolo. A pesar de ser el nuevo era uno e los jugadores más queridos e importantes dentro del vestuario viola. Su crecimiento y rendimiento estaba siendo espectacular. Por final, aunque no es lo más común a esa edad, había dado el salto definitivo. Así que lo fichó la Juventus.

Pero es que alguien se metió de por medio. Ese alguien también le cambió la vida. Hizo que fuera considerado como uno de los mejores centrocampistas del mundo. Ese alguien lo es todo en el mundo del fútbol. Se llama Brasil. Sí. Aunque parezca asombroso, pero Felipe se ha convertido en una de las piezas claves en los esquemas de Dunga, fundamental para el engranaje brasileño. El ex del Almería se ha ganado con justicia, trabajo y continuidad (lo que le faltaba) uno de los puestos de trabajo más codiciados en el planeta Tierra.

Eso sí, un puesto tan importante siempre está expuesto a las numerosas críticas. Que si Felipe no se adapta al perfil de Brasil, que si es demasiado defensivo, etc. El que lo haya visto jugar numerosos partidos se dará cuenta que Felipe no es un Lass, sino que también distribuye y hace de equilibrio entre la defensa y el ataque.

Por eso, hoy se ha hecho justicia. Uno de los currantes del futbolistas, ha jugado un partido del Mundial con una de las mejores selecciones. Por fin, se hace justicia. En el fútbol, el dinero no lo es todo. El nombre, tampoco. El trabajo, sí.

PD: El próximo domingo, el filial almeriense juega un transcendental partido en Hospitalet. Es la última ronda de las eliminatorias del ascenso a Segunda B (hace tres días quedaron 1-1 aquí). Los de Salmerón tienen un cita con la historia y para ello le gustarían estar arropados de aficionados almerienses, que han organizado una viaje para ver el partido. Si estás interesado en ir con ellos, llama al 647305940. ¡No te arrepentirás!

sábado, 12 de junio de 2010

La magia existe

Ya sí. Después de tanta espera podemos decir orgullosos que ha empezado el Mundial del 2010. Por primera vez se celebra en África. Tendrá sus cosas malas, pero también las habrá buenas. Por ejemplo, con lo que me quedo en el día de hoy, al margen de los dos encuentros disputados ha sido con una imagen que ha ocurrido cuando iban a saltar los jugadores de Sudáfrica al campo. Estoy intentando buscar el vídeo o alguna imagen, pero no lo encuentro. El que lo haya visto sabe de que hablo. Los componentes de la selección sudafricana iban a salir a calentar, y en vez de estar nerviosos, iban felices, cantando y bailando, con un ritmo asombroso.

Es una tontería, lo sé. Pero ese no es un simple baile. Representa algo más. A los casi 50 millones de sudafricanos. A los millones de personas que en ese momento estaba feliz por el comienzo del grandioso acontecimiento que estaba empezado y por el que tanto han esperado.

Ayer estaba yo hablando con una amiga. Me decía que odiaba al fútbol y es que para ella el fútbol era algo así como "un opio para el pueblo, un medio de distracción que utiliza el poder, una farsa". Le dije que llevaba razón, pero que detrás del simple balón había algo más. Todos hemos oído en numerosas ocasiones a aquellos que detestan el fútbol decir "vaya tontería, 22 tíos pegándole patadas a una pelota".

El que haya visto Invictus, una de mis películas preferidas, sabe de lo que hablo. En 1994, después de salir de la prisión de Robben Island, tras estar encarcelado veintisiete años, Nelson Mandela asumió el poder de su país. Sin embargo, se encontró con algo que dividía al país. El famoso Apartheid. Los blancos por un lado, y los negros por el otro. El rugby era el deporte de la raza blanca, y el fútbol, para los negros. Tantos años entre rejas le sirvió a Mandela para reflexionar. En 1995 se iba a celebrar en su país la Copa del Mundo de Rubgy. Un acontecimiento deportivo importante, sí. Pero Madiba, como allí le conocen, quería hacer de él un acontecimiento humano. Así que se apañó para que el rugby fuera un elemento de unión entre blancos y negros. Y lo consiguió. Además, Sudáfrica, con el apoyo de todo su país, consiguió ser campeona, ganándole a Nueva Zelanda, el equipo a batir, en la final.

Quince años después se vuelve a celebrar un Mundial en Sudáfrica. Esta vez no es de rugby, pero como si lo fuera. De hecho, esa diferencia entre negros y blancos en el tema deportivo no existe, como hemos podido comprobar hoy viendo a gente de raza negra viendo un partido de fútbol.

Así, que en el país que sufre unos 50 asesinatos diarios (¡que locura!), violaciones, robos, etc, hoy ha vivido su día grande. Muchos años en espera, construyendo los estadios, con la duda de que si le iban a quitar el Mundial, pero al final, el sueño de millones de sudafricanos se ha hecho posible.

¿Y que tiene que ver el bailecito que se han pegado Mokoena y compañía con el rollo que he contado? Pues mucho. Ese baile era el estado de felicidad máximo, que representaba a todo un país. A muchos países diría yo. En vez de tener los h... de corbata, con tanta presión, han querido disfrutar de ese momento único.

Vale, el Mundial no va a cambiar los desastres. El paro, el hambre y demás van a seguir estando ahí. Pero se digerirán mejor. ¿Opio? No. ¿Ver las cosas de otra manera? Sí. Al fin y al cabo, todos merecen ser felices... Es el poder del fútbol. Su magia.

miércoles, 9 de junio de 2010

¿Quién será el rey del mundo?

Dentro de unas horas comienza el Mundial de Sudáfrica. 199 selecciones han peleado para llegar a la cita sudafricana. Tan sólo 31 han llegado hasta él. Otros muchos se han quedado en el camino, algunos de ellos injustamente, como es el caso de Irlanda. A todas las selecciones les gustaría estar en el día 11 en Johannesburgo (¿se escribe así?), pero sólo dos van a poder tener ese privilegio. Siendo realistas es casi imposible, por no decir totalmente, ver a una Nueva Zelanda en una final del Mundial, así que vamos a quedarnos con los verdaderos favoritos. Luego seguro que algún otro equipo se cuela en las últimas rondas, pero este es el Mundial más competitivo que recuerdo (no se ha quedado ninguna selección de las llamadas grandes en el camino) y lo más seguro es que veamosa partir de octavos lo mejor de lo mejor.

-España: La principal favorita al centro mundial junto con Brasil. El juego que desplega y el campeonato conseguido en el Prater vienés ha hecho que La Roja se gane el respeto de todos sus rivales. Sí, antes no éramos malos, pero nos faltaba ese punto de competitividad del que hablaba Luis Aragonés en Alemania 2006. El gol de Cesc Fabregas en la tanda de penaltis ante Italia hizo que nos doctoráramos en el fútbol. Ahora, toca refrendarlo con una buena actuación en un Mundial. Qué mejor manera que la de llevarnos el título. Pero ello no será nada fácil. Primero hay que batir a Suiza, Honduras y Chile en la fase previa. Luego, si Dios quiere, nos veremos las caras con Brasil, Corea del Norte, Costa de Marfil o Portugal. Así que un paseo no va a ser. Eso sí, las sensaciones son buenas como pudimos comprobar ayer. El objetivo, ir partido a partido.

-Brasil: Con esa palabra ya se dice todo. Con cinco Mundiales en su bolsillo (la que más), intentará volver a jugar otra vez. Dunga ha conseguido rearmar el núcleo que cayó ante Francia en Alemania. Quizás ya su juego no sea tan elegante como antaño, pero el miedo y la pegada no ha cambiado. Luis Fabiano, Robinho o Kaká pueden dar prueba de ello. Además, a cualquier entrenador le gustaría tener esa defensa formada por Maicon, Lucio, Juan, y posiblemente, Bastos. Pero si quieren hacer algo, tendrán que ser superiores a Costa de Marfil y Portugal, sus principales rivales en el grupo.

-Inglaterra: Mi debilidad. Juega con las mejores armas. Tiene unos excelentes futbolistas, un mejor técnico, le ha tocado un grupo asequible y va de tapada. Además, ya es hora de que de la campanada. Ha tenido una fase de clasificación muy buena, ganando nueve de sus diez partidos (solo cayó por la mínima ante Ucrania). Los octavos son su prueba de fuego, ya que seguramente se enfrenten a Serbia, o incluso a Alemania. Pero con el hambre que tiene gente como Lampard, Gerrard, o uno de los mejores delanteros del mundo, Wayne Rooney seguro que los superan.

-Italia: No nos podemos dejar en el tintero a la actual campeona. Su juego no será tan espectacular como el de las anteriores selecciones, pero todos estamos de acuerdo en que estarán ahí. Siempre lo hace y esta vez no va a ser menos. Su grupo y el cruce tampoco es nada del otro mundo, así que los de Lippi pueden soñar con revalidar el título conseguido en el 2005. Sin embargo, no se debe confiar, porque cualquiera te puede hacer daño como vimos en la anterior Copa de las Confederaciones, donde cayó en la fase previa.

-Holanda: El estilo nunca lo pierde. Su filosofía siempre es la misma. Además, la historia le debe un título. Y es que llegaron a jugar dos finales seguidas (en 1974 y 1978), pero en ambas se quedaron a la puerta de la gloria, cuando su juego merecía algo en forma de trofeo. Tienen un centro del campo envidiable, con los Sneijder, Van der Vart, Van Boomel o Van Persie, pero habrá como ver como afrontan los partidos complicados. En la Eurocopa, después de clasificarse en el grupo de la muerte, cayeron de manera asombrosa ante Rusia, en una de las actuaciones más asombrosas que se recuerdan. A partir de ahí, nada de nada. Hablo del ruso Arshavin, que tendrá que ver el Mundial desde casa tras no pasar la repesca ante Eslovenia.

-Argentina: Otra con mucha hambre. Bastante diría yo . Eso sí, estabilidad no hay. Tropecientos jugadores probó Maradona. De hecho, estuvieron a puntito de no jugar este Mundial. Sin embargo, han llegado a Sudáfrica y ya puede pasar cualquier cosa. Miles de focos estarán puestos en Leo Messi, que está esperando su gran oportunidad, de dar un golpe con su selección y poder demostrar que es el mejor jugador del mundo. Pero Argentina no es solo Messi. Es también Higuaín, Milito, Palermo, Carlitos Tévez... ¡Vaya delantera! Además, también está en un segundo plano, lo que le puede beneficiar.

-Alemania: "El fútbol es un deporte de once contra once que inventaron los ingleses y en el que siempre gana Alemania". La frase de Gary Lineker resume a la perfección el juego alemán. Puede tener mejores futbolistas, puede tener peores, pero sin saber cómo, llegan los últimos días del torneo y la ves ahí, como pudimos comprobar en la última Eurocopa, que sin desplegar un buen fútbol, se plantaron en la final. También en su Mundial, en el que solo cayó ante Italia en semifinales. También en 2002, cuando cayó ante la Brasil de Ronaldo. Así que despreciarlos sería mentirse. Un dato: 28 años seguidos jugando los cuartos de final, llegando en seis ocasiones a las semis. Esta vez no va a ser menos...

-Francia: Quizás la que peor esté de todas. Pero es la misma historia de siempre. También parecía que estaba mal hace cuatro años y quedó subcampeona. Eso sí, no la veo este año haciendo algo grande.

-Portugal: Si llega lejos es un milagro. Un grupo en el que está Brasil y Costa de Marfil es siempre muy difícil. Y si te puede tocar el premio gordo en octavos, todavía más. Al igual que Messi, Cristiano Ronaldo querrá ser el rey en la sabana, pero es que aunque sus compañeros son de primerísimo nivel, no inspiran la confianza de otras selecciones.

lunes, 7 de junio de 2010

El peligro africano

Cada vez queda menos. 4 días tan sólo. El Mundial de Sudáfrica, por el que tanto hemos esperado, ya está aquí. Cuando menos nos demos cuenta, estaremos en nuestro sillón viendo los partidos más emocionantes del año. Pero este Mundial tiene algo de especial. Si las cuentas no me fallan, es la primera vez que se disputa en continente africano, con lo que ello supone.

Y no hablo de temas de organización y tal, sino deportivos. Si en todos los mundiales, las selecciones africanas son un peligro, en este no va a ser menos. Con más razón todavía. Si se juega en su continente, saldrán a por todas, intentando dar la campanada y coronarse los reyes en Sudáfrica.

Estas son las selecciones de África que veremos a partir del día 11:

-Sudáfrica: La organizadora es quizás la más débil como pudimos ver el verano pasado en la Copa de las Confederaciones. Es más, si participa en el Mundial es porque el organizador tiene que jugarlo, que si no, no iban. Un conjunto muy anárquico, que no fue capaz de estar a la altura de las otras selecciones africanas (hay que recordar que Sudáfrica participó en la primera ronda de clasificación del Mundial ya que también lo era para la Copa de África). Tan sólo fue capaz de ganarle a Guinea Ecuatorial, un equipo, con todos mis respetos, muy malo. Pero bueno, de todas formas, habrá que tener cuidado, porque como todos sabemos, el país organizador siempre recibe ayudas extradeportivas y sus jugadores lo darán todo por su nación. Dicen que no le ha tocado un grupo bastante difícil. Personalmente, no lo creo así. Si analizamos a sus rivales individualmente nos damos cuenta de que lo va a tener muy difícil para pasar a octavos. Francia siempre es Francia, Uruguay está en un momento de forma muy bueno, y México siempre es la selección correosa de los Mundiales. Mi pronóstico: No pasan de fase.

-Nigeria: La más fuerte junto con Costa de Marfil. Invictos en la fase de clasificación, aunque nunca han pasado de octavos (la última vez que los jugaron fue en el Mundial de Francia), así que habrá que ver como se desenvuelven en esta cita. Jugadores para sorprender, tienen. Los Martins, Obi Kikel, Taiwo o Kanu pueden sorprender tanto a Grecia como Corea del Sur, los rivales, con que presumiblemente se jueguen la segunda plaza. También tendrán que lidiar batalla contra Argentina. Mi pronóstico: Llegan a octavos.

-Argelia: Reconozco que sé muy poco de esta selección, excepto lo del lío contra Egipto. Por lo que parece, son muy imprevisibles. Capaces de ganarle a Costa de Marfil, como de que Egipto le encasquete cuatro chicharros. Pasar de fase les va a costar puesto que enfrente tienen a Inglaterra, Estados Unidos, y Eslovenia. Le puede venir bien ir de tapados. Ya lo veremos... Mi pronóstico: No pasan de fase.

-Ghana: Son muy peligrosos como demostraron en el anterior Mundial, donde fueron eliminados por Brasil. También tienen que enfrentarse a dos conjuntos muy peligrosos como son Alemania y Serbia, pero si quieren hacer algo, tendrán que demostrarlo. La mayoría de sus jugadores juegan en conjuntos europeos. Destacan Amoah, Gyan y Draman. No podrán contar con Essien tras no recuperarse de su lesión. Sus laterales se incorporan tímidamente al ataque, el centro del campo es bastante contundente, así que será muy difíciles batirles. Eso sí, siendo realistas, veo más equipo a Serbia y Alemania. Mi pronóstico: No pasan de fase.

-Camerún: Siempre se le teme. El jefe Samuel quiere hacer algo grande en un Mundial, y sabiendo donde se disputa, creo que se va a salir. Tan sólo han perdido y partido de doce en la fase previa, y querrá seguir con la dinámica positiva. Jugadores de nombre tienen. Geremi, Bassong, Emaná o Etoo, son jugadores que pueden plantarle cara a cualquiera. Su grupo está igualado. Dinamarca también esta muy fuerte, pero Camerún no es inferior. Mi pronóstico: Llegan a cuartos.

-Costa de Marfil: La más potente. Y la que peor tiene suerte. Y es que pasar en un grupo en el que están Brasil y Portugal, está al alcance tan sólo de los elegidos. Y si, en octavos te ves la cara con España, si llegas lejos, eres candidata al título. No se sabe si llegará su hombre estrella llegará al final (estoy leyendo ahora y parece que sí, sería lo mejor para el fútbol espectáculo). Aún así tienen jugadores de mucha calidad. Quizás en la portería flojee un poco. Seguramente juegue Barry. Su defensa es segura, con Kolo Toure, Ebou, Meite y seguramente Tiene por la izquierda. El centro del campo está a la altura de las mejores selecciones mundiales. Yayá Toure y Zokora como escuderos. Y el ataque, de lo mejor que tiene, promete con Drogba, Kalou o Kone. Habrá que ver como encaran el primer partido ante Portugal (el martes 15). Según como salgan de Port Elizabeth, dependerá su destino en el Mundial. Mi pronóstico: Aquí no tengo, y es que una parte de mi, me dice que nos enfrentaremos a ellos en octavos y a otra, a Portugal.

sábado, 5 de junio de 2010

Serbia amenaza a los grandes

Portugal, España, Francia, Italia, Brasil, Argentina, Holanda y Alemania son los principales favoritos a ganar el Mundial que comenzará dentro de seis días en Sudáfrica. Por historial, juego, o simplemente, nombre. Pero son selecciones que sabemos que, a priori, van a estar ahí luchando por el título. Pero hay otras que bien haríamos en no olvidarnos de ellas. Una de esas es la Serbia de Antic. Con una fase de clasificación impecable (en la que consiguieron el liderato del grupo, dejando fuera a Rumanía, la selección que más me sorprendió en la pasada Eurocopa, y relegando a Francia, la subcampeona del mundo, a la segunda posición). Dicho esto, habrá que tener cuidadito con Serbia. Sólo por lo que ha hecho en la fase de clasificación merece ese respeto. Ya lo ha avisado un experto en la materia como es Vicente del Bosque.

Son una selección muy seria. Siempre bien posicionados sobre el terreno de juego, Radomir, le ha impuesto esa seriedad que le hace falta a los equipos ganadores. Bastante serios atrás, comandados y capitaneados por el central del Manchester United, Vidic. Casi todos los futbolistas del plantel serbio son juegan fuera de su país, en ligas mucho más potentes y en equipos punteros de Europa. De hecho, sus dos laterales, Ivanovic por la derecha, y Kolarov por la izquierda, son seguidos actualmente por el Real Madrid. Laterales de mucho recorrido que llegan bastante bien arriba. Es decir, que aparte de ser una selección que defiende bien, también tiene su protagonismo en ataque.

En el centro del campo, destaca el actual campeón de Europa, Dejan Stankovic. Como podemos ver, Antic ha hecho un buen cocktel entre gente con experiencia y jóvenes valores, pero a la vez ya experimentados. La referencia en ataque será Nikola Zigic.

Además, los serbios tiene ese gen ganador. ¿Me he vuelto loco? Pues no. Para el que no lo sepa, la antigua Yugoslavia llegó a ser subcampeona de Europa en la década de los 60 en dos ocasiones. También llegó a dos semifinales del Mundial en 1930 y 1962.

Sin embargo, todo no iban a ser cosas buenas. Lo malo es que le ha tocado en un grupo difícil. Aunque todavía se tienen que enfrentar, se supone que son superiores a Ghana y Australia. Sin embargo, también tienen que pelear con los alemanes. Seguramente, entre los dos, se repartan las dos primera plazas que dan derecho a jugar los octavos de final. Pero es que la segunda posición probablemente tenga premio. Si nada ni nadie lo remedia, el segundo de este grupo D tendrá que verse las caras con la temible Inglaterra. De ahí, a que el choque del viernes 18 se antoje fundamental para los intereses de los dos equipos. De momento, que se concentren en ganar a Ghana (Serbia) y Australia (Alemania) en la primera jornada.

PD: A partir de ahora quiero escribir sobre el Mundial ya que es una cita única y de la que vamos a disfrutar muchísimo. Sin embargo, quería darles la gran noticia de que el otro día, el capitán del Almería, José Ortiz renovó con el club almeriense durante dos temporadas más. Sin embargo, una excelente noticia tanto para José, como para el Almería y sus aficionados. ¡Felicidades José!

jueves, 3 de junio de 2010

Una tarde con Fernando

El Martes pasado les puse una entrevista hecha al nuevo jugador del Osasuna, Fernando Soriano. Como he escrito en mil entradas, el centrocampista maño ha llegado a la categoría de mito por sus actuaciones en Almería, como aquel gol al Murcia en "el último minuto, en el último segundo de la prolongación". Pero, ¿cómo se hizo la entrevista?

Pues fue muy fácil. Suelo participar en el foro del Almería. En él, hay un forero llamado "ninobeires", que es amigo de Soriano. No se por qué dijo que iba a comer con Fernando, así que se me ocurrió la idea de ir yo también y hacerle la entrevista. Era mucha cara, ya que no lo conocía de nada, pero en esta vida, si quieres algo tienes que echarle cara. Total, si no iba a perder nada. Así que se lo propuse a "nino". Me contestó que por él no había ningún problema, que se lo preguntaría al futbolista para a ver si había algún problema. Fernando, en un acto de amabilidad, nos concedió el favor. Por otra parte, el máquina de "nino" se acordó de "ellobo", autor de Jugador Nº12.

Así que, tras preparar las preguntas y encontrar una grabadora (esto de no tener un buen presupuesto, ha hecho que me deje las horas y los oídos en pasar la entrevista), nos fuimos "ellobo" y el que escribe, el miércoles 26 de Mayo a un restaurante de aquí en Almería para la hora del café. Desde el principio pudimos comprobar la grandeza de Soriano, que nos dijo "¿es que estabais esperando fuera?, hubierais entrado a comer con nosotros...". Aquí es cuando te das cuenta de que es algo más que un jugador, no se lo tiene creído, una persona normal con un corazón muy grande. Tras las presentaciones nos pusimos hablar tranquilamente. Estábamos en una sala aparte con Fernando Soriano y hablando como si se tratara de un aficionado más. Eso no se puede describir con palabras...

Fernando es muy educado. Pero si tiene que decir algo, te lo dice. No se corta. La entrevista duró un buen rato, pero la estancia en el restaurante, más. Yo tampoco quería grabar todo. Si hubiera hecho esto, a lo mejor Fernando se hubiera contenido un poco en sus palabras. Así que tan sólo las respuestas a las preguntas que le hacíamos.

Lo he pensado y ha podido ser la única entrevista a Soriano en Almería. Así que fue un poco emocionante. Pero también emotivo y es que el de Zaragoza se despedía a su vez de sus amigos Diego ("ninobeires") y Marcos (quien diseñó la página web de Soriano).

Desde aquí me gustaría darles las gracias a Víctor (autor de Jugador Número 12), que siente el Almería como pocos, buen "periodista" y mejor persona. Su presencia hizo más amena la entrevista. También a Diego ("nino"), persona muy cercana y que fue el artífice de que pasáramos un rato del que nunca nos olvidaremos. Unos días después estuve en su casa recogiendo la grabadora y tiene un auténtico museo de fútbol en su casa, una delicia para los amantes del fútbol. Y, por supuesto, a Fernando Soriano, que a pesar del revuelo que tendría con el tema de la mudanza y eso, nos cedió parte de su tiempo. ¡MUCHA SUERTE FERNANDO!

martes, 1 de junio de 2010

Entrevista a don Fernando el Grande


Tras unos días parado por motivos técnicos, retomo este blog con la ilusión de tener el Mundial a la vuelta de la esquina. Posiblemente también pare unos días la semana que viene por el tema de la Selectividad, pero les prometo que voy a actualizar más a menudo.

Bueno, vuelvo con una entrevista única. Como ya saben, uno de nuestros mejores jugadores, Fernando Soriano, ha acabado contrato y ha decidido marcharse al Osasuna. El maño ha sido objeto de debate estos últimos días en Almería, así que ellobo (www.udalmeriaellobo.blogspot.com) y el que escribe intentamos hacerle una entrevista en exclusiva al centrocampista. La cita fue especial, porque Fernando estaba muy liado en estos últimos días en Almería y no iba a ser nada fácil. Sin embargo, con la colaboración de su amigo Diego Martín (¡muchísimas gracias Nino!) y del propio Fernando pudimos pasar un rato que nunca se nos olvidará.

Por cierto, estaría d.p.m que también visiten el otro blog ( http://udalmeriaellobo.blogspot.com/), y los comentarios que se dejen en éste, se dejen también en el otro, pues el trabajo es de los dos.

No me enrollo más. El jueves o el viernes como muy tarde, les pondré más detalles. Ahora, les dejo la entrevista:


-¿Cuándo empezó a jugar al fútbol? ¿Cómo recuerda esos años?
Cuando empecé a andar (risas). Así, ya en competición, con unos nueve años con los Marianistas. Primero en fútbol sala, luego pasé a fútbol 7 y, después, a fútbol 11. Como cualquier otro niño. Luego ya, con 11 años fiché por el Zaragoza, hasta los veinte que me fui para Huelva. Y ya, a partir de ahí, empezó mi etapa profesional.

-¿Destacaba?
(Lo piensa). Sí. El Zaragoza era una especie de selección de los distintos equipos de la liga. Iba cogiendo uno de este equipo, tres de este, dos del otro, etc. Me acuerdo que fui con otro compañero que estaba en Marianistas también.

-¿Cuál era su modelo en aquella época?
Del Zaragoza me gustaba bastante gente. También sentía admiración por Maradona, Laudrup, Zidane... Con este último llegué a jugar.

-Tantos años han dado para tres ascensos. ¿Cuál ha sido el más bonito?
Sí. Subí a Primera División con Zaragoza, Recreativo de Huelva y Almería. Sin desmerecer ninguno, individualmente, me quedo con el del Recre, ya que marqué dos goles en el partido del ascenso, que era una auténtica final. Contra el Xerez de Schuster. Si ganaban ellos, se metían en zona de ascenso y quedaba una jornada sólo. Si empatábamos, teníamos opciones en la última jornada; y si ganábamos, ascendíamos nosotros matemáticamente. Y ganamos. Como te he dicho anteriormente, marqué dos goles y eso fue... (Fernando fue durante la celebración subido a hombros por sus compañeros).

-De todos los entrenadores que ha tenido a lo largo de su carrera, ¿con cuál se queda?
De todos aprendes ciertas cosas. De algunos más, de otros menos, pero todos tienen sus cosas. Incluso algunos te enseñan a lo que no tienes que hacer. Te enseñan cosas que dices "bueno, pues, si fuera entrenador en un futuro, esto no lo debo hacer y esto, sí". Yo creo que siempre se aprende algo.

-Mójese...
Con todos he tenido una buena relación. Quizás con el que menos ha sido con Arconada. Con el poco tiempo que estuvo y demás, congenió con poca gente del grupo y, como se dice en estos casos, no hubo buen feeling. Con los demás me he llevado perfectamente. Con Lucas Alcaraz muy bien. Emery es un tipo fenomenal. Paco Flores, un amigo. Y Hugo, bueno, pues, también, es una buena persona, un tipo diferente. Y Lillo ha sido el que más me ha abierto futbolísticamente. Antes de su llegada veía el fútbol de una manera, y ahora de otra. Es un fenómeno.

-¿Y de jugadores?
Con más calidad... Mmm, pues bueno, he tenido compañeros con mucha calidad. Creo que Corona es de los jugadores más elegante que he tenido. Galca también. Es que son tantos...

-En Almería ha vivido momentos muy buenos. ¿con qué partido se queda?
El ascenso ha sido sin duda el momento cumbre, por cómo se movilizó la ciudad, por lo que representaba para todo el mundo. Realmente siempre lo voy a recordar. Los ascensos y las finales de la Copa del Rey son momentos en los que la afición se vuelca y donde mejor te sientes.

-Llegó a jugar una final de la Copa del Rey, ¿no?
Efectivamente, con el Madrid. Aquel famoso partido, que ganamos por 2-3.

-Dentro del campo, ¿dónde se siente más cómodo, en la posición de mediocentro, o en la mediapunta?
Donde me ponga, no estamos para exigir. Nuestra misión es estar para entrenar, esforzarse, y ya, todo lo demás es un premio.

-¿Cuáles han sido los motivos de la marcha?
Bueno, pues la oferta de Osasuna era una buena oportunidad porque estaba cerca de casa, de mi tierra, de mi familia, de mis padres, etc. Aquí, como veía que no hay mucho movimiento, tuve que decidirme y cuando ya quisieron aquí, cuando ya un poco el Almería se puso manos a la obra, yo ya tenía bastante cerca el irme al Osasuna. Decidimos seguir con el Osasuna para delante.

-¿Cuándo se interesó el Osasuna por usted?
Pues a final de Abril o por ahí, a mediados. Fue un poquito antes de que el Almería se empezara a plantear las renovaciones. Ya habíamos empezado a hablar con ellos, que mostraron su interés. Ya empecé a interesarme bastante por ello, empezamos a hablar del contrato, de la ciudad, un poco de la situación deportiva, y bueno, al final me convenció y decidimos ir allí.

-¿El Almería tardó más, no?
Sí.

-Y cuando ponía en los periódicos Soriano "lo tiene casi hecho con los almerienses", ¿no se lo inventaban?
No es que se lo inventaran. A ver, yo tampoco decía nunca "no estoy en trámites con el Osasuna, estoy negociando". Yo tenía ya esto. La primera idea que te muestra el Almería pues podía ser interesante. Mi primera opción no es que fuera el Almería, pero bueno, yo lo iba a tener muy pero que muy en cuenta, por el tiempo que llevaba aquí y tal. Pero claro, tampoco quería cerrar la puerta del Almería porque la quería escuchar y quería saber cuál iba a ser. Los medios todo eso lo confundieron con que ya estaba hecho.

-También había otras ofertas, del Cartagena, del Huesca... , ¿no?
Sí. Pero verdaderamente la que era firme y de verdad era la del Osasuna.

-Económicamente hablando, ¿había mucha diferencia entre lo que le ofrecía el Osasuna y el Almería?
Normal. Son diferencias que en su momento se podían equiparar, pero bueno, el decidirte por un sitio o por otro, a parte del tema económico (que también es importante, eso no lo vamos a negar), hay otros factores que influyen. Cómo te tratan, cómo te valoran, el sentimiento de cómo te hace tu familia ver las cosas.

-Aquí también estaría bastante a gusto...
Muy a gusto. Aquí pasé cinco años buenísimos, muy bueno, nos vamos con mucha pena, porque lo que hemos dicho. Cinco años, el ascenso, mantenernos en Primera, el nunca meternos en zona de descenso, prácticamente he jugado casi siempre, he entrenado a gusto siempre, el ambiente ha sido buenísimo. No puedo decir nada malo la verdad.

-A igualdad de ofertas, ¿se hubiera quedado?, ¿han sido más las formas, no?
Sí. Bueno, no las formas, sino la tardanza. Al tardar tanto, a mi me obligan buscar cosas para el futuro y encuentro otra cosa, que la encuentro atractiva, interesante, que la valoro, y que me hace planteármelo de verdad, y entre mi familia y yo decidimos tomar esa decisión.

-¿Se ha sentido querido y valorado aquí, o notas que no se le ha valorado?
Sí, mucho. Ha habido veces que me han pitado (risas). Pero bueno, son cosas del fútbol y totalmente respetables. Cuando te aplauden, da gusto, y cuando te pitan, pues bueno, hay que aguantarlo. Pero sí, en resumen, me he sentido muy querido.

-Ya no sólo hablo de los aficionados, sino del club...
Sí. Ha habido gente que me ha querido más que otra, está claro. Pero puedo decir, que por ejemplo, los últimos entrenadores, Hugo y Lillo, me han querido, me han defendido y han propuesto mi renovación en todo momento.

-¿Y la directiva le ha valorado?
Verdaderamente, la directiva no tiene poder de decisión, aquí el que decide es el presidente. Lo que piense Jesús Verdejo o cualquier otro...

-No, cuando me hablo de la directiva, me refiero al presidente...
También. Lo que pasa es que él tiene una forma de ver el fútbol a la mía y bueno, él es el que toma las decisiones, por eso es su club y el que se juega su dinero.

-¿Y tienen mucho contacto con él?
En los viajes, alguna vez. Tampoco es una persona muy extrovertida. Pero bueno, la relación es normal, como la que tienes tú con tu jefe. Mucho respeto, educación, pero bien, hay buena relación.

-Cinco temporadas aquí en Almería ha hecho que hasta asuma la capitanía, dejando marcada a la afición almeriense, y haciendo muy buenos amigos como Diego, ¿le da un poco de pena acabar tu etapa en su vida?
Hombre, claro. Siempre que dejas a gente conocida cuando te vas tan lejos, te da pena. La vida tiene estas cosas y tienes que escoger. Pero como hemos hablado antes, siempre que se cierra una puerta, se hablen miles.

-¿Qué objetivos se plantea en el Osasuna?
Pues entregarme como aquí, ayudar a lo que se pueda, si es en el campo bien, y si no, pues también. También sentir lo antes posible lo que representa este club, que yo creo que me va a costar poco, por el ambiente que se vive, por la ciudad y por lo que representa Osasuna a nivel nacional.

-¿Ha ido ya a Pamplona?
-No, la semana que viene (la entrevista se hizo el 26 de Mayo, así que Fernando ya está allí).

-¿Conoce a Camacho?
No. Intentaré conocerlo (risas).

-¡Pero Camacho si le conocerá!
(risas).

-¿Cuál ha sido el mayor consejo que le han dado a lo largo de su vida?
No te sabría decir. Muchos, muchos. Porque siempre que conoces a tanta gente, te vas quedando con algo. Ya no solo a nivel deportivo, sino humano.

-¿El partido contra el Sevilla fue un poco especial?
Sí. Sabía que poder ser el último. No era fijo, pero sabíamos que había muchas posibilidades de que fuera el último.

-¡Pero no le pudimos hacer despedida a nuestro ídolo!
No pasa nada (risas). No me gustan mucho las despedidas (risas). Algunos compañeros míos sí que sabían que se iban a marchar.

-Diego Alves sí que se despidió...
Yo tampoco sabía si iba a volver o no. En un vestuario somos compañeros, pero amigos amigos, hay muy pocos. Dos, tres o cuatro. Los demás son compañeros, por supuesto, con mucho respeto, pero que no llegan a ser de tu grupo de amigos "de verdad de verdad".

-Cambiando de tema, ¿qué se siente al marcar un gol como aquel 2-1 al Murcia?
Imagínate. Además, llevaba siete meses parado por la rodilla. Marcar ese gol en el último segundo significaba muchísimo, porque ellos íbamos segundos y terceros, y era dejarlos lejos. La verdad es que fue una emoción muy grande.

-¿Cómo se lleva el estar tanto tiempo parado por la lesión?
Bueno, se hace duro. Pero siempre con la ayuda de la gente cercana se pasa mejor. La constancia en el trabajo hace que vayas mejorando cada día y eso te va motivando. El ver que tienes una mejoría hace que no te desanimes y que sigas peleando por ponerte lo mejor posible bien. Y gracias, a Dios, al final lo conseguimos.

-Por cierto, ¿cómo ve el Mundial?
Veo a España con opciones, pero es que un Mundial es tan difícil... Desde octavos de final, ya son finales. No puedes perder ni un partido, ni una tanda de penaltis, ni una prórroga... Es tan complicado decir "es favorita y va a ganar el Mundial". En el fútbol hemos visto cosas rarísimas, como equipos que parecía que no iban a ser nada y ganar finales y torneos. Pues en un Mundial todavía más, que es el torneo de fútbol por excelencia. Pero bueno, veo a España entre otras cinco o seis favoritas.

-¿Le gustaría acabar su carrera en el Osasuna?
No lo sé. Hombre, si la terminaría allí sería una buena señal. Voy a estar dos años más.

-¿Tiene ya una idea de qué hará cuándo deje el fútbol?
No. Siempre me pregunto y me digo ¿¡qué haré?". El tiempo lo dirá. Yo tengo mi carrera, soy maestro, pero no me veo ejerciéndola y dándole clases a niños. Cuando llegue ese momento, veré mi situación familiar, donde estoy, qué puedo hacer, etc.

-Un mensaje de despedida para la afición almeriense...
Que gracias por todo el cariño y respeto que he recibido, y que espero verles pronto, estando los dos en Primera.

PD: Espero que les guste, que me ha llevado más de tres horas pasarla a escritura (estas grabadoras...).