jueves, 30 de diciembre de 2010

Recuerdos


Ahora que acaba el año 2010, me acuerdo de ese gol de Iniesta. Ese tanto que estuvimos esperando toda una vida y que al final llegó. Los sueños se cumplieron. Las distintas generaciones luchaban por un mismo objetivo que al final fue más que positivo. Nunca se nos borrará de la cabeza el MOMENTO, el gol del genio de Fuentealbilla. Antes de eso, habíamos luchado como auténticos guerreros. Estábamos viviendo una aventura que recordaremos toda una vida. Meses después, aún no valoramos lo que hicimos. Dentro de unos años lo haremos. Fue algo mágico. Como el mes vivido. Ese Mundial ha sido algo de lo más grande que nos ha pasado. Desde el primer día sudafricano hasta que San Iker alzó la Copa del Mundo al cielo de Johannesburgo. Más bien hasta las posteriores celebraciones. Desde que la anfitriona se marcó su célebre baile el primer día hasta el último. Porque pudimos disfrutar de un torneo inolvidable. Partido a partido. Al principio nos llevamos un palo. Después nos convertimos en enanos. Honduras fue nuestra primera víctima. Chile, la segunda. Íbamos avanzando, sin saber lo que nos esperaba. La gloria en forma de trofeo. Mientras, observábamos cómo selecciones grandes como Inglaterra iban cayendo. Antes de eso, un servidor terminaba la dichosa selectividad, convirtiendo el Mundial en una felicidad doble. Los octavos estaban ahí. Portugal aguardaba. Una barbacoa hizo que nos coláramos entre los ocho mejores del mundo. Paraguay era el siguiente escollo. Este era nuestro año. Mientras La Canarinha era eliminada asombrosamente por la Holanda de Sneijder (¡como el Mundial no hay nada!), nosotros teníamos una oportunidad de oro. Los cuartos estaban malditos. De ahí a que iba a costar mucho... pero éramos España... así que a semis. Y nadie nos iba a parar. La final anticipada ante Alemania la viví en la zopa vip de una carpa aquí montada. La compañía, inolvidable. El final, asombroso. El final era la final. Por fin, lo habíamos conseguido. La histórica cabeza de Puyol hizo que cuatro día después jugásemos todos los aficionados al fútbol españoles el partido de nuestras vidas. El resto de la historia nos la sabemos de memoria. Perdurará en nuestras mentes. Como este año.

Porque ahora que acaba este año 2010, me acuerdo también de que empezó mi "debut periodístico". Aunque había hecho mis pinitos en este blog, y en el 2009 hice unas humildes crónicas en partidos de fútbol base, en verano, por fin, pude "escribir de verdad". Fue un verano duro, con menos tiempo, yendo todos los días a la redacción. Pero mereció la pena. Hice diversas cosas, pero lo que más mola es, sin duda, la información del Almería. Que lo que leas siempre, lo puedas hacer tú es algo mágico. Eso del As y del Marca estará muy bien, pero como los deportes del medio más serio de Almería, no hay nada. Poder hacer tú las entrevistas y las noticias de tu equipo, que al día siguiente salga en los quioscos y que lo pueda ver la gente, no se paga por nada del mundo. Meterte un poco más de lleno en la Primera División es sensacional. Inolvidable. Único. Irrepetible. Bueno, esperemos que se pueda repetir este verano. Ojalá.

Ahora que se acaba este año 2010, me acuerdo de todos los partidos de la UD Almería. El sueño sigue su rumbo. Lo que parecía flor de un día se ha convertido en un jardín. Al principio de año tuvimos nuestro mal momento, pero al final enderezamos el timón. Este año debe tener la misma tónica. Porque nada es imposible. En los malos momentos es cuando se demuestran los grandes equipos. Tengo miedo, pero estoy seguro que nos salvaremos. Como decíamos, hemos podido disfrutar otro año más de la Primera División, cosa que no pueden decir todas las ciudades españolas. Los Piatti, Soriano o Alves nos han hecho disfrutar enormemente. El 4-2 en el Bernabéu plantándole cara el mejor equipo del mundo o el empate aquí ante el campeón de liga (con villarato incluido) es gratificante. La afición almeriense se lo merece. Pocos, pero buenos. ¡Vamos Almería, vamos campeón!


Ahora que se acaba este año 2010, me acuerdo de la despedida del más grande todos los tiempos, el '7' del mundo. El Real Madrid no es el mismo tras la marcha de Raúl al Schalke 04. En la vida todo tiene su fin. No queríamos que llegase, pero así ha sido. Eso sí, los datos y su juego están ahí. Eso no lo borrará nadie en la historia. Un crack. Se llamada Raúl. De apellidos González Blanco. El fútbol en persona.


Ahora que se acaba este año 2010, me acuerdo de todos aquellos entrenamientos por las noches. Esos entrenamientos que no los valoras y que luego los echas de menos. Ya nunca podré hacerlos. Pero siempre quedarán en la memoria. El compañerismo y la amistad, igual.

Ahora que se acaba este año 2010, me acuerdo también de mi mayoría de edad con felicitación de Ortiz Bernal (una pedazo de persona) incluida, o de todos los post aquí escritos, con los comentarios de todos. También de las entrevistas a Ortiz o Soriano, algo que me costó pero que lo repetiría una y otra vez. Una suerte enorme. Como la que tuve todo el año. ¡El 2011 será mejor! Estoy seguro.

8 comentarios:

  1. Desde Plasencia te felicito por tu blog, por tu forma de ver el periodismo y ójala llegues a lo más alto en esa profesión. Tienes madera suficiente para eso y más. De corazón deseo que tus sueños se cumplan.AMIGO FELICIDADES.

    ResponderEliminar
  2. k makina el nico acordandose d los entrenamientos del oriente y too jeje eres un crack!

    ResponderEliminar
  3. Gran año e inolvidable este 2010.
    Eres un fenómeno Nico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena la entrada, está genial. El 2010 ha sido un año de idas y venidas. Lo más emotivo tal vez fuese la salida de Raúl...y el momento más feliz el beso de Iker y Sara..refleja la alegría por el mundial, emocionante. Un saludo!

    http://solana-diariodeunestudiante.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. Espero que tengasun feliz 2011 y nos sigas deleitando con tus posts. Saludos.

    PD. Hay un concurso del mejor blog del 2011 en el que estas nominado. Pasa a votar (un blog que no sea el tuyo). Saludos de nuevo.

    ResponderEliminar
  6. Buen resumen del año que dejamos atrás, toda la suerte del mundo para el 2011.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Enorme 2010 español.

    Los mejores deseos para 2011.

    ResponderEliminar