domingo, 14 de noviembre de 2010

Hoy será otro día

Hoy domingo 14 de Noviembre debe ser un buen día. A Alonso, que sale tercero por detrás de Vettel y Hamilton (Webber es quinto), le vale un segundo puesto, aunque el australiano gane. Son 300 kilómetros, mucho en juego, y en deportes como este, un mínimo detalle (y si ni que le pregunten a famoso tuercas) decide. Así que aún no hay que cantar victoria, pero quien sabe si seis horas después tenemos otro campeón del mundo. Uno más. A ver si este es reconocido en Francia.

Fernando tiene que demostrar que es el mejor piloto de los cuatro que se juegan el título (él, Webber, Hamilton y Vettel). A los dos últimos sólo un milagro les salva. Pero ya se sabe, al igual que en el fútbol, aquí también existen. Pero confiemos en Alonso. Le ha costado mucho llegar vivo a la última carrera, depender de sí mismo. Así que ahora no lo debe estropear. ¡A POR ELLOS!

Y si decíamos en el título que "hoy será otro día" es porque el de ayer fue para olvidar. Primero por el Almería. Un Almería que no fue capaz de imponerse al Bilbao, que jugó los últimos veinte minutos con dos de menos. Un Almería que parece muerto, que sólo ha conseguido una victoria en once partidos y aún tiene que enfrentarse al Barcelona, Madrid, Villarreal o Valencia. El equipo no reacciona y sigue en una dinámica pésima. Ayer, por fin Lillo se bajó de la burra y sacó a los hombres demandados por la afición, que no carburaron. Podríamos decir eso de "esto es lo que hay". Sin embargo, no creo que se le pueda juzgar así. Primero porque el dibujo de Lillo fue peor que el de un niño de tres años. Juega con cinco defensas, con Juanma Ortiz de falso lateral izquierda, con Jakobsen de ¿?, con tres centrocampistas defensivos (¿quién sube la pelota, M´Bami?, y sin Piatti. En fin, un auténtico desastre. Más bien creo que fue una declaración de intenciones hacia el presidente, o para reservarse a sus titulares en el encuentro ante el Barcelona, que es donde están todos los focos. No lo sé. Me da igual la verdad. Pero lo que sé es que esto no puede seguir así. También parte de culpa la tienen los futbolistas, su falta de agresividad, aunque esto también es problema de motivación de Lillo, que tras la derrota parecía fuera.

Tras la reunión de Alfonso García en un despacho de San Mamés, el vicepresidente, Ricardo Martínez anunció que o gana al Barsa o Lillo va a la calle. Una buena medida, pero que llega tarde. Si gana, también debería irse fuera. Un cambio de rumbo es lo que hace falta.

Pero si la actitud del equipo fue muy mala, la de San Mamés (y que me perdone mi amigo José Luis del blog del Athletic), peor aún. Me parece vergonzoso que el colegiado de turno (que no debió permitir ese espectáculo) se fuera en el descanso pitado, cuando al Bilbao le señalaron un penalti más que dudoso. La verdad es que no sé que protestaban. Y más vergonzoso y antideportivo me pareció que de los últimos quince minutos no se jugara apenas nada. Todo el rato el balón fuera, no había recogepelotas; para sacar un fuera de banda, se tardaba veinte minutos... En fin, lo que se podía esperar. Un bochorno. Y luego que se quejen de los árbitros. Como en el Camp Nou unas horas después. Es anti-ético que un club como el Barcelona se pueda quejar de los árbitros. Que para una jugada que no le piten bien, se quejen (luego en la segunda parte, no decían nada tras el gol ilegal de Messi). En fin, es para echarlos a los leones, nunca mejor dicho.

PD: En algunos aspectos somos un club de Tercera. Vale que la camiseta azul con la que jugamos ayer y en el Calderón me gusta más que la gris, pero se hubiera podido presentar como mínimo. Algo en condiciones.

video

PD 2: Por cierto, pueden encontrar a La Escuadra de Mago en Twitter (EscuadradeMago).

8 comentarios:

  1. Esperemos que Alonso nos de la alegría del fin de semana. Vaya partidito ayer y encima más cabreo se coge cuando ves otras aficiones que les benefician y encima se quejan de los árbitros. ¿O yo vi otro partido o los únicos que se pueden quejar del árbitro somos nosotros? Y no lo hacemos porque sabemos lo que hay. Lo que fue el Athletic y a donde ha llegado. Me dan pena, la verdad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hoy todos pendientes de la tele a la hora de comer jejeje A ver si hay suerte y consigue el tricampeonato, yo estoy muy convencido de sus posibilidades!

    Una pena el partido de ayer, el Athletic este año esta muy fuerte, y mas aun en casa. Suerte para la siguiente!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Vamos Fernandoooo!!! Hoy tenemos que estar tritranquilos jejeje

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  4. El Almeria dejo escapar una oportunidad unica de puntuar, contra 9, Lillo tiene las horas contadas,
    hoy a las 2 todos con Fernado
    SALUDOS

    ResponderEliminar
  5. Lástima lo de Alonso. Cagada monumental con la estrategia.

    Sobre Lillo, ya dije hace mucho tiempo que no me gustaba nada de nada. Va de fracaso en fracaso. Otro psicologo, que diría Ibra.

    ResponderEliminar
  6. No se ni que decir la verdad, un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Nulo criterio deportivo en la directiva del Almería. Si Lillo debe seguir o no, no es por ganar o perder ante el Barcelona sino por su trayectoria. Es de bobos echar a un entrenador por un mero resultado.

    ResponderEliminar
  8. Hola, soy el autor del Blog, Pronostico Incierto, y tube un error en escribir la direccion del Blog. Mira a ver si me puedes corregir el enlace, gracias.

    http://pronosticoincierto.blogspot.com/

    ResponderEliminar