jueves, 2 de septiembre de 2010

El Moro de España


El fútbol es un constante proceso de renovación. Se van unos futbolistas, aparecen otros, vienen una generación diferente de jugadores, chavales de 17 compiten con tíos de 35, etc. Al final lo único que queda es el balón. ¿Por qué digo esto? Cuando empecé a tener uso de conciencia los Raúl, Salgado, Mendieta, Valerón o Morientes fueron los primeros futbolistas que conocí. Ahora la mayoría se encuentran en el punto final de su carrera o se han retirado ya. Los Iniesta y compañía son los que mandan ahora.

Uno de los que han anunciado su retirada recientemente ha sido Fernando Morientes Sánchez (Cáceres, 1976), uno de los jugadores con más calidad de los últimos tiempos. El Moro ha sido un punta como los de antes. Un '9' puro. De los que fijaba la defensa e iba bien tanto con el pie como con la cabeza. Comenzó su carrera apenas con 17 años en el Albacete Balompié. Con tan poca edad ya jugó 20 partidos y marcó 5 tantos. Esas cifras ya iban a predecir que un gran jugador se estaba forjando. La temporada siguiente, en la 1995-96, el Zaragoza se hizo con sus servicios. Allí jugó más de 60 partidos en dos temporadas, haciendo casi 30 goles.

El chaval estaba destacando mucho y en el verano de 1997, con apenas 21 años, el Madrid lo fichó. El salto era muy grande y Morientes tenía que demostrar que podía con tanta responsabilidad. Y aunque la historia no lo recuerde como uno de los mejores, las estadísticas dicen lo contrario. Claro que lo fue. Seis temporadas en uno de los mejores clubes (si no el que más) del planeta futbolístico, rindiendo al máximo nivel. Todas las temporadas se acercaba o superaba la cifra de 30 partidos. Sin embargo, en la 02-03 dio un bajón y se fue cedido al año siguiente al Mónaco.


Lo que podía ser una mala campaña a priori, se convirtió en su relanzamiento. El Mónaco se pegó un temporadón, plantándose en la final de la Liga de Campeones. Nadie, pero nadie, se podía imaginar algo similar. ¡Quién no recuerda aquel año! El Mónaco se quedó primero en la fase de grupos por delante del Dépor (con aquel famoso 8-3 incluido) y del PSV. En octavos, eliminó al Lokomotiv de Moscú, con un gol del Moro. Y luego, en cuartos, vino una de las noches más negras para el madridismo. En la ida, el Madrid iba ganando 4-1 en el Santiago Bernabeú, pero a falta de siete minutos, el de Cáceres maquillaba el resultado. La ida fue un seis de Abril de 2004 (me acuerdo perfectamente de ese día). Los españoles se adelantaron por mediación de Raúl (¿quién si no?). A los franceses le hacían falta ahora tres goles (y que el Madrid no hiciera ninguno) para meterse entre los cuatro mejores del continente, una gran hazaña para un equipo como el Mónaco. ¡Y los hicieron! El segundo de ellos fue de Morientes, que había eliminado a su equipo. Pero es que aún había más. En las semifinales, pudieron con el Chelsea, con dos goles de... Morientes. El punta se había reivindicado con esa Champions League. En la final ya no pudieron con el Oporto de José Mourinho.

Esa edición de la Champions le valió para regresar a la disciplina merengue. Sin embargo, en diciembre se iba al Liverpool, donde iba a permanecer también la siguiente temporada. En la 2006-07 lo fichó el Valencia parar formar una dupla de ataque con David Villa. Pero solo jugó 24 partidos (metiendo 12 goles). El cacereño estuvo dos años más en el Valencia, pero ya no volvió a ser el mismo. Ya la temporada pasada defendió los colores del Olympique de Marsella, pero sólo jugó doce partidos.


En resumen, que se va un jugadorazo. La pareja perfecta de Raúl. El complemento ideal. Un hombre que jugó con la Selección dos Mundiales y una Eurocopa. Alguien único. Irrepetible. El Moro de España.


¡ADIOS MORIENTES Y GRACIAS POR TU FÚTBOL!

PD: Otro día les contaré una historia relacionada con él...



PD: Se ha otro grande de la Liga española. Alguien que no ha sido valorado lo suficiente. Rafel Van der Vaart. Don Rafael.

7 comentarios:

  1. Qué grande el Moro. Es un pedazo de crack. Hablas de Mendieta, Raúl... Kily González y Donate Rule's. Cómo disfrutaba yo cuando era un enano! xD

    De acuerdo con tu PD, se ha sido injusto con un jugador que ha rendido como VdV.

    Un saludo, ventanadefutbol.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Hola amigo. Gran artículo y tan solo rectificarte un poco. Fernando Morientes nació en Cilleros, en la provincia de Cáceres. Muchos le han atribuido su lugar de nacimiento en Toledo y otros en Cáceres capital. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. espectacularrr rel moro morienteessss un delantero clasicoo con definicion y un gran remate de cabeza un delantero pura sangreee!!!

    ResponderEliminar
  4. Morientes fue un gran delantero al que le faltó un poco de mala leche . Cuando se sintió molesto al ser cedido al Mónaco , hizo una de sus mejores temporadas .

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Un auténtico killer que, como comentas, aunque no pasará a la historia como uno de los mas grandes, muchos le recordaremos siempre.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. un grande. Su carrera lo dice todo. Siempre marcó goles allá donde fue. un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Pues yo creo que el que se lo merece el llorente.Si jugara tan mal no hubiera jugado en la seleccion española!!

    ResponderEliminar