sábado, 3 de julio de 2010

Del infierno al cielo en un segundo

Minuto 121 de partido. Soccer City de Johannesburgo. Han tenido que pasar más de 2 horas de partido y Ghana y Uruguay se encuentran en tablas, (1-1, Muntari y Forlán) a unos pocos segundos de lanzar los penaltis que dictaminarán el elegido para acompañar a Holanda en la primera semifinal de la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010. Un centro desde la banda derecha hace que los jugadores ghaneses rematen dos o tres veces (por más que veo la repetición no consigo adivinar quién es quién), al final, el balón se va a meter en la portería y Luis Suárez lo para con la mano.

Luis Suárez se va expulsado. El uruguayo ha hecho lo que debía, ya que ese gol era el 2-1 definitivo para Ghana. El delantero, instintivamente se va echando las culpas a él, pero ha hecho lo correcto. La tristeza que tiene que llevar no cabe en unas líneas. Su selección tenía una oportunidad de oro y única y Luis se cree que ha sido todo culpa suya. Uruguay está al fondo de la muerte. Mientras tanto, 1200 millones de africanos (y no tan africanos) se frotan las manos de ver como el jugador del Rennes, Asamoah Gyan, tiene una oportunidad de oro para colar a un equipo africano en las semifinales de un Mundial (¡Casi nada!) por primera vez en la historia del fútbol. Gyan toma carrerilla, se dispone a golpear el balón, millones de corazones se paran por unos segundos y... el esférico se estrella en el travesaño. Luis salta de alegría. Estaba viendo al demonio en el infierno, pero en un segundo se encontró con Jesucristo en el Cielo. Gyan se convierte de héroe africano en villano en tan sólo unos segundos. El portero de Uruguay, Muslera, los tenía de corbata y ahora respira tranquilamente. Lo mismo ocurre con los pueblos de Ghana y Uruguay, que experimentan sentimientos opuestos.

Esto es el fútbol. Pero es que aún no había acabado la historia. Y como seguía siendo fútbol aún podía ocurrir cualquiera cosa y ganar cualquiera. ¿Pasa esto en otros deportes? Por eso, es el deporte rey...

Ahora, la confianza de ambos equipos ha cambiado. Uruguay se siente ganadora, tiene que aprovechar la oportunidad que le ha dado la vida. Ghana ha desperdiciado una ocasión para meterse en la historia, pero aún puede arreglarlo. La presión es fortísima, sobrepasa los límites del fútbol. Primero tira Uruguay. Forlán hace el 1-0. El segundo es para Gyan. El ghanés tiene que meterlo. Si no... Pero lo mete. Victorino hace el 2-1, y Appiah, el 2-2. Scotti, el 3-2 para Uruguay. Todavía no SE ha fallado ninguno. Jonathan Mensah tira el sexto muy mal, para Muslera y la situación se pone muy favorable para Uruguay. Mientras, Ghana está muy hundida. El séptimo lo va a lanzar Maxi Pereira. El uruguayo chuta y... lo lanza fuera. Ghana resucita en unas milésimas de segundos. Aún pueden. La responsabilidad es para Adiyiah. Tira y... de nuevo lo para Muslera. Otro cambio de tuercas. Ahora, Uruguay la tiene. Si la mete Abreu estarán en semifinales 40 años después (en México 70 cayeron ante Brasil 3-1). El Loco toma bastante carrerrilla, tira y....... gol. Este tío está realmente loco. El uruguayo, que salió desde el banquillo, ha tirado el penalti a lo panenka, lo cual quedará grabado en los anales de la historia. Los uruguayos celebran la victoria.

En el lado opuesto está Gyan que representa a todo el pueblo africano. Será muy difícil que la vida le vuelva a dar una oportunidad tan única como está. Eso sí, sólo falla quien lo tira... Y no es un tópico, es la realidad.

Esto es lo que hemos podido vivir en este segundo partido de cuartos de final. Esos minutos finales han representado toda la esencia del fútbol. Nunca tan pocos minutos dieron para tanto. Si en un bando era todo felicidad, en el otro tristeza. Pero es que para llegar al estado final han tenido que pasar por los dos varias veces. Pero al final, lo que cuenta es lo que queda. Por eso, hasta que no esté todo decidido, no se puede celebrar (ni arrepentirse de) nada.

La verdad es que tenía pensado hacer una entrada sobre el importantísimo e histórico partido de mañana (ya de hoy sábado). Sin embargo, lo que hemos vivido pasará a la historia y merecía una entrada. Para que luego digan que esté Mundial sea de los peores de la historia. Pero es que antes la Holanda de Sneijder se ha cargado a Brasil. También me acuerdo de la eliminación de Italia, del gol fantasma de Lampard de la victoria de Serbia a los alemanes... ¡Que bonito está siendo esta cita sudafricana!

Por eso, ¡vamos a hacerlo único nosotros! ¡A POR PARAGUAY!

10 comentarios:

  1. Tio, de acuerdo con toda tu entrada. Antes he escrito la mia sobre el Holanda-brasil , pero ahora y nada más analizar bien el Uruguay-Ghana ,estaba dispuesto a escribir sobre este PARTIDAZO. Es increible, Luis Suarez lo hizo. Es decidir algo en milesimas de segundo. Podría haberse quitado, pero lo para. Y como por un casual... y visto lo visto puede pasar, Uruguay llegue a la final... ese tio se acordará toda su vida de ese pequeño instante en el que se convirtió en el portero de todo un pais. Increible, y todo ocurre en apenas unos minutos. Y poco más tarde Abreu no decide si no decidir el pase a semifinales de su selección, con la mayor clase que se puede tirar un penalti... Ahora y más que nunca creo en nuestra posibilidad de ganar. No nos veo favoritísimos, es simplemente una corazonada. Si peude pasar de todo... por que no ser campeones¿? Muy buena entrada Nico, ¡¡¡QUE GRANDE ES EL FÚTBOL!!!!

    ResponderEliminar
  2. Es un partido que va a pasar a la historia y que dentro de unos años será recordado. La forma en que se ha clasificado Uruguay ha sido tremenda.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que me da pena por Gyan, tenia en sus manos la clasificacion a semifinales y la fallo y ahora esta muy hundido, es comprensible. Bueno, Fue un partido muy bueno y ahora Holanda se ha cargado a Brasil, ahora quien pasa a la final, hoy en unas horas veremos quienes pasan a semifinales y de los dos semifinalistas, uno pasa a la final.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Increíble partido, Ghana no mereció perder, aunque la suerte de los penaltis es así. Lástima el fallo de Gyan en el último minuto, estuvieron a un paso de hacer historia, aunque ese minuto 121 ya es historia.

    Saludos desde El Gol Fantasma.

    ResponderEliminar
  5. Cuando vi que Abreu tiró el penalty decisivo a lo Panenka pense "por algo le dicen loco" jajaja

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Joder, pues yo no sabía nada del partido porque no lo pude ver y aun no he visto reportajes. Por lo que comentas, vaya lo que me he perdido.
    Yo quería que pasara Uruguay.
    ¡A por Paraguay!

    ResponderEliminar
  7. Gyan tuvo en sus botas no sólo el pase de su selección sino también hacer historia habiendo podido colocar a África en las semifinales de un Mundial por primera vez en su historia. A Suárez le salió redonda la idea de parar ese balón con la mano. Aunque no juegue, ya debe estar feliz porque en mi opinión, entre unas cosas y otras, él tiene mucha culpa de que Uruguay esté en semifinales.

    ResponderEliminar
  8. Muy buenas, vi tu blog, que por cierto esta muy chulo y completo, y me he decidido a hacer un intercambio de enlaces, mi blog es del Villarreal C.F., este es el enalce: www.espirituamarillo.tk o www.espirituamarillo.blogspot.com . Un saludo y espero tu respuesta impaciente.

    ResponderEliminar
  9. Te agradezco como uruguayo el post, realmente fué un partido de infarto e histórico por muchas cosas.
    No estoy de acuerdo como han dicho en otro comentario en que ghana mereciera ganar, tuvimos muchas mas oportunidades y no nos dio un clarisimo penalti, además el que fallo gyan empezo en una falta inexistente.

    Pero como todo uruguayo estamos acostumbrados a esas cosas. Tener que jugar siempre contra Argentina o Brasil te acostumbra :)

    Excelente artículo y blog muy completo, felicidades por el partido contra paraguay y suerte con alemania.

    ResponderEliminar
  10. Se me olvidaba, cuando le toco al loco el unico grito que se oia:

    La va a picar!!!! la va a picar!!!!

    Y la picó.

    ResponderEliminar