sábado, 26 de junio de 2010

Todo vuelve a su normalidad

Había miedo. Mucho miedo por el partido que jugaba España y Chile. Nos la jugábamos y cierto sector de este país no confiaba en el equipo. La derrota inicial frente a Suiza hizo que volvieran a aparecer algunos personajes que, cuando ganamos son los primeros en celebrarlo, pero que cuando caemos, se cuelgan las medallas ya que "lo habían avisado".

Ese 0-1 frente a Suiza hizo que en un par de horas nos convirtiéramos del principal y único candidato al título a ser una panda de mataos. Vencimos a Honduras y el partido de ayer viernes contra Chile se antojaba fundamental. Había mucho cagao por ahí suelto, sin embargo, hay que diferenciar el cagón del precavido. Había que enfrentarse al problema con humildad, pero con las ideas claras. Sin despreciarlo, pero sabiendo que éramos muy superiores. Podíamos caer, pero si hacíamos las cosas como siempre, el resultado sería positivo.

Así que, tras un inicio bastante dubitativo, nos hicimos con el control del juego y, en el minuto 25, David Villa hacía el primero en un auténtico golazo. Nueve minutos después, Andrés Iniesta hacía el 2-0 (un minuto después se iba expulsado Estrada) y, ya en el inicio de la segunda mitad, el chileno Millar acortaba distancias.

De esta forma, y tras el empate sin goles entre Suiza y Honduras (al final, el tiempo pone a cada uno en su sitio) España se clasifica como primera de grupo, algo que parecía impensable para muchos tras el tropiezo ante los suizos, y Chile es segunda. Nosotros nos veremos las caras con Portugal el martes (20:30) y Chile con Brasil el lunes (20:30), tras el tongo de Durban (0-0).

Estos días deben servirnos para preparar el importantísimo partido de octavos de final ante la selección portuguesa, es decir, ahora toca empezar de cero. Sin embargo, esto no significa que se haga borrón y cuenta nueva, y es que lo sucedido en la primera fase debe servir de ejemplo, nos enseña muchas cosas. Una de ellas es que lo importante no es cómo se empieza, sino cómo se termina (y España aún puede terminar con algo que sería histórico). La segunda es que siempre debemos ser nosotros mismos y así las cosas salen solas. La tercera es que hay que confiar en nuestra selección. La cuarta es que nunca hay que despreciar al rival porque, por muy pequeño que sea, te puede hacer daño. Hay que respetarlo, aún así hay que ir a por él, como tiene que suceder el próximo martes.

Son cuatro conclusiones, pero seguro que Vicente sacará muchas más, de las que aprenderá muchas cosas para mejorar al equipo para el próximo compromiso. Por eso, podemos calificar esta primera fase como positiva pues nos ha mostrado que no somos perfectos, ni invencibles, pero que sabemos superar las adversidades. La de Suiza fue una derrota positiva, la que nos va a encumbrar hacia el éxito. ¡Confiemos en nuestra selección!

Algunos nos daban por muertos, pero la realidad es que estamos en octavos y muy vivos.

10 comentarios:

  1. Estamos clasificados, que es lo importante, pero el juego de España deja muchas dudas. Ayer Chile nos ahogó la salida de balón y España no apareció hasta el 0-2 y la expulsión de Estrada. A ver si a partir de ahora se empieza a ver la mejor versión de España.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. España sin brillar anoche fue superior a Chile,
    ahora espera Portugal que tampoco es nada del otro Mundo
    saludos

    ResponderEliminar
  3. Muy bien dicho.
    Me gusta como ha quedado el grupo. Nosotros primeros y Chile como segunda.
    ¡A por Portugal!

    ResponderEliminar
  4. Ahora a por Portugal y volver al buen juego.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. claro que estamos vivos y ahora pienso que ante equipos que busquen jugarnos lo tendremos más facil y más sabiendo que los que han salido de las lesiones van cogiendo minutos.
    www.losmundosdejairo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  6. Lo importante es que entramos en octavos siendo primeros y evitando a Brasil aunque metemos en el cruce de la muerte, al tener a Alemania, Argentina... bueno, el partido no fue muy bueno pero se supo controlar y ante Portugal sufriremos mucho más pero a ver si cambian el juego que estamos viendo los tres partidos en la primera fase.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Todo volvió a la normalidad en cuanto a la lógica, pero yo estaría sumamente preocupado con el juego, no me convence, y mucho deberá cambiar para seguir hasta el final.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. El Mundial empieza ahora , España parece que ha superado su particular crisis y debe haber reforzado la unión del grupo . Lo cierto es que España lleva compitiendo ya dos partidos a tope y espero que eso le haya echo soltar la presión , primero de verse favoritos y luego de verse en peligro de poder quedarse fuera a las primeras de cambio .

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Hola Nico, yo confío muchísimo en esta seleccion porque me ha dado razones para confiar en ella.
    Saludos desde
    agolpedebalon.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Es verdad que se pueden sacar conclusiones positivas de esta primera fase en el mundial que ha hecho España, como la que tú apuntas de que hemos sabido enfrentarnos a la adversidad y, además, superarla. No obstante, en mi opinión (que no es nada más que la de un simple aficionado, no la de un experto en la materia) el juego de España es, cuanto menos, diferente (en un sentido negativo) al que practicó en la Eurocopa. No me gustó nada la actitud del equipo en los últimos minutos del partido contra Honduras: se les veía verdaderamente pasivos en el juego (quien sabe si por el cansancio del equipo debido al sobreesfuerzo realizado al inicio de la primera parte, o por el hecho de que prefirieran reservar fuerzas para el resto de partidos). Contra Chile, en mi opinión, el juego de España no se puede calificar, en líneas generales, de "entusiasmador"; desde mi punto de vista, algunas cosas en ese encuentro fueron mejorables.

    Esperemos que España prosiga con éxitos su andanza en el mundial y rompamos (mejor dicho, “rompan”) de una vez por todas la mala racha de nuestra selección en el mundial.

    ResponderEliminar