viernes, 30 de abril de 2010

Saber perder

Están quitándole méritos al Inter por su planteamiento defensivo. Tonterías. El fútbol consiste en meter goles, los italianos metieron más que el Barcelona, así que su pase es justo. Mourinho hizo lo que tenía que hacer. Pero de eso ya está todo más que habado en las diferentes tertulias.

Lo que no me gustó fue el tema de los aspersores. También se ha debatido mucho sobre esto. Sin embargo, por mucho que se diga, el gesto es muy feo. Me van a perdonar los seguidores culés, que no tienen nada de culpa, pero los dirigentes azulgranas se delataron ellos mismos. Lo que hicieron no tiene nombre, y es de equipo pequeño (los seguidores no tienen culpa). Si fuera el Madrid, el Almería o el Bollullos también lo diría. Si algo está mal se dice y punto.

Pero es que cuando más lo pienso, más me avergüenzo. No hay ninguna explicación ni justificación. Oí ayer que quizás saltaron solos. Me río. Hay que ser realistas. Los dirigentes (la culpa la tuvieron desde arriba, porque el jardinero no se la va jugar así) no quisieron que el Inter celebrara su pase y listo. Todo lo demás son justificaciones que no llegan a ningún camino. Y mi pregunta es la siguiente: ¿Por qué no quisieron que los de Mourinho celebrara el pase? ¿Por qué? Hay que saber perder. Si hubiera sido al revés no me gustaría saber la que se hubiera liado...

Pero es que aún hay más. Me hace mucha gracia las declaraciones del máximo dirigente del Barcelona. Quizás no le vendría mal un poquito de humildad. Cuando ganas es muy fácil hablar. Lo chungo es cuando se pierde. Y ahí es donde se demuestra al verdadero caballero.

miércoles, 28 de abril de 2010

Don Rafael

Casillas, Ramos, Xabi Alonso, Ronaldo, Kaká, Silva, Ribery... Estos eran algunos de los nombres que pronunciaba el aficionado madridista en verano. Iban a ser los jugadores llamados para resucitar al Madrid. Pero para fichar a tanta gente hacía falta tener dinero. Parte la iba a poner el Tito Floren, pero parte vendría de las ventas. Entre ellas estaba la de Van de Vaart. El alemán, procedente del Hamburgo, había hecho una temporada bastante irregular, de más a menos. Comenzó muy bien, pero luego se fui diluyendo como hace el azucarillo sobre la leche. Rafa tenía bastantes novias, por lo que se podía sacar un buen montón de dinero. Todos daban por segura su marcha.

Sin embargo, el fútbol tiene algo especial, y es que no hay nada, pero nada claro. Hoy eres una estrella, y mañana no eres nadie, o viceversa. Pues bien, contra todo pronóstico, el de Heemskerk se quedó en el club de la capital de España. Las malas lengua decían que era por la enfermedad de su mujer. Puede ser. Pero la realidad es que también se quedó porque quería un sitio en el Real Madrid. Algo casi imposible con tanta estrella por delante. Se quedó, pero no contaba para Pellegrini.

Lo más fácil hubiera sido abandonar, pero él, siguió remando a contracorriente, y poco a poco se fue ganando la confianza del chileno. Con mucho esfuerzo, su nombre empezaba a aparecer en las convocatorias. Además, la lesión de Kaká, hizo que pasara del ostracismo total a la titularidad. De no ser nadie a convertirse en una pieza importante del engranaje madridista. ¿Por qué? Pues porque aunque suene a tópico, la temporada es muy larga, y casi seguro que se tiene una oportunidad. Además, Rafa tiene una impresionante calidad y tarde o temprano iba a florecer.

Puede parecer que el Tulipán de Chiclana sea uno de esos futbolistas de la llamada clase media, pero, no. Van der Vaart es de la gama alta. Por eso está en el Madrid. Rafa trabajó y lo consiguió. Porque, ¿quién le iba a decir en verano que iba a tener el protagonismo de Cristiano, incluso más que Kaká? Luego, se recuperaron las estrellas y él siguió jugando. Y que se lo merece. Por eso se ha convertido en Don Rafael Van der Vaart.

Ahora se ha lesionado, he leído que se perderá el resto de temporada. Seguro que el equipo notará su baja. Pero no pasa nada. Seguro que a temporada que viene reaparece y lo hace igual de bien. Con lo que ha conseguido estos meses, el título de Don no se lo quita nadie.

PD: Esta entrada va dedicada a mi amigo Kike, conocido cariñosamente como "El Pelos", que el otro día fue su cumpleaños.

lunes, 26 de abril de 2010

Relatos de un corredor

Suelo hacer deporte habitualmente. Ya se entrenando al fútbol, yendo una al gimnasio o saliendo a correr. Esto último, poquito. Antes si iba más habitualmente, pero ya lo hago en contadas veces. Me gusta, así que siempre tenía la idea de correr alguna carrera. Aquí en Almería se hace en Enero la media maratón junto con los 10km. Todos los años tengo pensada correrla, pero ya sea por lesión o por alguna otra causa (como por la edad) nunca la he corrido. El otro día me animé y me dispuse a hacer una carrera bastante bonita por el desierto de Tabernas. Sin embargo, al final tampoco pude hacerla.

Ayer sí era el día. Ya era hora de correr mi primera carrera. Eran 10 km por el puerto de Almería. Para ser sinceros no me preparé. Me apunté con dos amigos de mi equipo. Nos levantamos tempranos, nos fuimos a desayunar y a coger el dorsal. Corrieron más de 700 corredores. Comparado con otras carreras como la de Madrid, es poco, pero la verdad es que había muy buen ambiente.

Los primeros kilómetros fuimos un poco lentos. La verdad es que no teníamos un límite de tiempo, pero esperábamos hacer unos 50 minutos, es decir, a cinco minutos el kilómetro. Con los auriculares y la música, no se hizo muy larga. Sin embargo, a partir del kilómetro 4 ya empecé a cansarme un poco. Además, conforme iba pasando el tiempo, el sol salía más, lo que hacía la carrera más dura. Con el calor, los últimos 4 ó 5 kilómetros se me hicieron muy duros. Cuando salgo a entrenar, hago de 6 a 12 km, y no me suelo cansar, pero ayer, sí.

Cuando ya quedan dos minutos, piensas "pero qué mierda, hago yo aquí pudiendo estar en casita durmiendo". Ya hubo un momento, quedando poco que me quedé sólo por detrás de mis dos amigos (íbamos toda la carrera juntos). Pero saqué las fuerzas de no sé donde y los pillé. Al final, hicimos un tiempo de 47:01 min. La verdad es que acabé la carrera un poco mareado. Fue una bonita experiencia, pero muy dura. Al menos salimos los tres en el periódico.

Haciendo una prueba de este tipo, te das cuenta de los tiempos brutales que hacen los corredores profesionales (y no tan profesionales).

PD: Ya no corro ninguna más xD.

PD: Cuando consiga la foto, que salgo con mis colegas, la pongo.

sábado, 24 de abril de 2010

La furia verde

Me van a permitir que hoy no les hable del Madrid, Almería, Barcelona, o algo por el estilo. Quizás les aburra, pero si no lo cuento, exploto. Y es que el fútbol es caprichoso. Unos días te da una de cal, y a los cinco días te da una de arena. Hoy el equipo en el que juego se jugaba el descenso de categoría. Tras un mal inicio de temporada, faltando cinco jornadas, estábamos a diez puntos del descenso. Salvarse era un milagro, algo muy difícil de conseguir. Sin embargo, la esperanza es lo último que se pierde.

No sé como, pero conseguimos arrancar tres victorias consecutivas. Nos faltaban dos jornadas. Lo bueno es que llegábamos dependiendo de nosotros mismos. Lo malo, que jugábamos contra equipos que se jugaban el ascenso a Liga Nacional (la segunda categoría de España de juveniles). El primero lo perdimos. Sin embargo, los otros resultados hacia que con una victoria en la última jornada la permanencia era nuestra. Era muy simple. Si ganábamos, nos salvábamos. Si no, descendíamos. El otro equipo, el Vera también se jugaba lo suyo. Tenía que ganar para jugar las eliminatorias de ascenso. En resumen, un partidazo para no perderse.

Sin embargo, el destino era caprichoso. El partido se disputaba el Sábado 24, mismo día que tenía la comunión de mi prima. Así que ni me molesté en ir a entrenar, ya que no iba a no ir a la comunión. Estando allí, "me escapé" después de comer para ver el partido. La ocasión lo merecía.

Soy optimista por naturaleza, pero no tenía buenas sensaciones, y es que el rival, a priori, iba a ser más fuerte que nosotros. Pero ayer se demostró quién manda. Desde el principio cogimos el mando del partido, tocando y teniendo ocasiones. Para más inri, un jugador contrario era expulsado por agresión. El partido se nos ponía de cara. Se supone que tenían que golearnos, pero la realidad es que íbamos empate, dominando, y teniendo bastantes oportunidades para ponernos por delante en el marcador. Al descanso se llegó con un 0-0.

Estábamos jugando mejor, pero a esa hora estábamos descendidos. La segunda mitad estuvo más igualada. El Vera intentó coger el dominio (con los resultados que se estaban dando, la victoria les valía para clasificarse a las eliminatorias de ascenso), pero ayer era el día del Oriente.

Minuto 72. Quedan 18, el tiempo corre, y el descenso se consume. Teníamos contra las cuerdas a uno de los mejores equipos de la categoría, pero no materializábamos las ocasiones que teníamos. Sin embargo, por ahí apareció el pichichi de la categoría para abrir el marcador con un golazo de falta. Pepones llevaba la alegría a las gradas, bastante animada en el día de hoy. Pero aún quedaba más. Unos tres minutos después hacía el segundo para tranquilidad local. Ya era una fiesta total. El mismo Pepones se marcó el lujo de meter otro y conseguir el hattrick.

Al final, se consiguió lo que parecía imposible, y es que hasta el final hay que seguir luchando. Como dice el dicho "Si luchas puedes perder; sino, estás perdido". Y hoy se ha luchado. Y se ha conseguido. Con un par de h...

viernes, 23 de abril de 2010

¿Superliga Europea?

Esa es una pregunta que nos hacemos actualmente. La posibilidad de crear una "Superliga Europea" al estilo de la NBA en baloncesto. El debate está sobre la mesa, ya que como todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Esta Superliga reuniría a los mejores equipos del continente y sería una competición cerrada. Los mejores jugarían entre ellos. Una Liga de Campeones pero en formato Liga, como nos hacemos muchos en los videojuegos.

Una de las ventajas sería que todas los domingos tendríamos auténticos partidazos, el buen fútbol. Pero, realmente es la única ventaja que encuentro, ya que hay más inconvenientes que cosas buenas. Por ejemplo, y el más importante sería que se perjudicaría a los equipos pequeños. ¿Se imaginan una Liga Española sin Madrid, Barcelona, o Valencia? Yo, sinceramente, no. Sería un palo muy gordo a a mayoría de los aficionados. Luego está el tema económico y es que los equipos perderían mucho dinero al no enfrentarse a los denominados grandes. Desde los medios dicen que los equipos se llevarían más pasta. Ahí hay trampa. ¿Qué equipos? Pues los que ya tienen bastante dinero. A los demás, ni agua. Además, los jugadores se meterían demasiados kilómetros en el cuerpo.

En resumen, que para el Fifa o el Pro, está muy bien, con partidos muy interesantes. Pero para el fútbol real, sería un palo. Beneficias a dos o a tres, y perjudicas a mil. Un fallo.

Y usted, ¿está a favor o en contra de este formato?

PD: Me gustaría darles la gracias a todos, ya que hemos llegado a las 10.000 visitas. ¡MUCHAS GRACIAS!

martes, 20 de abril de 2010

Entrenador-psicólogo

El fútbol es malo. No el fútbol en sí, sino algunas de las personas que lo componen. Hay mucha "mierda" encima como podemos ver día tras día en los informativos, con peleas, agresiones a los árbitros, etc. Pero no me quiero centrar en esto, sino en otros "detalles" del fútbol base, "tonterías" que hacen que se le tome un poco de asco a este maravilloso deporte.

Como saben juego al fútbol. Empecé desde muy pequeño. No es que sea precisamente una bomba, no voy a vivir de ello, pero para echar mis ratos, pues me entretengo. A lo largo de todos estos años han pasado por mis equipos bastantes entrenadores. Algunos mejores, otros peores. Con algunos se juega más, con otros menos. Con algunos estás más a gusto, con otros menos. Todos tienen sus fallos, y todos tienen sus aciertos. De cada uno se aprende algo diferente, pero todos tiene algo en común, y es su afán competitivo.

Con esto hay que tener cuidado, porque se puede malinterpretar. El afán competitivo de por sí es bueno. A todo el mundo le gusta ganar. Y es que hay una edad en la que se pase del aprendizaje y de unos valores a la competición. Vuelvo a la frase anterior. "A todo el mundo le gusta ganar". Es cierta pero no del todo. Y es que a muchas personas le gusta ganar, pero no de cualquier manera. Maquieavelo dijo una vez: "El fin justifica los medios". Pues no, Nicolás. Tú puedes conseguir un fin, pero si el camino no ha sido el correcto, el final no es el bueno.

Se preguntaran qué me he tomado hoy. Nada. Todavía no me he vuelto loco. He mezclado todo un poco. El tema de los entrenadores, la filosofía, etc. Y es que el fútbol no siempre te da alegrías. Los jugadores de un equipo no siempre se van contentos. Cuando eres profesional, tienes que aguantarte. Pero cuando el deporte es un "hobbie", malo. Algo no funciona.

Muchos entrenadores no saben llevar de manera correcta un vestuario. Un entrenador no es sólo el que hace las alineaciones, las tácticas, o programa el entrenamiento. El buen míster es también psicólogo. Tiene que saber llevar a sus pupilos. Pero a todos. A los que juegan y a los que no juegan. Lo que no puede ser y debería estar prohibido es que "por h por i" tengan que jugar siempre los mismos. Un tío que no va a entrenar, que pasa del equipo, que el lunes está tocado y el sábado está perfecto, que está una hora antes del partido pensando en la fiesta que se pegó la noche anterior, que de cada dos partidos lo expulsan tres, juegue siempre, por decreto ley; por delante de otro, que tenga lo que tenga va a estar siempre con el equipo, que sabes que va a cumplir, y que le va a echar más huevos que nadie. Éste último tendrá menos calidad técnica, pero se mata por el equipo. Eso, al fin y al cabo, es lo importante.

Seguro que muchos han oído eso de "si yo fuera entrenador, echo del equipo al tío que no fuera a entrenar". Pero es muy fácil hablar y difícil el actuar. Luego a la hora de la verdad pones a las figuritas, porque es lo más fácil. Pero eso es de ser un entrenador cobarde. Si uno se ha matado por el equipo y se lo merece, juega. Delante de otro que tenga más calidad técnica. Pero el sacrificio por delante de todo. El que no piense así se está cargando el fútbol. Y es lo que pasa. Que hay mucha gente que está destruyendo este bonito deporte. Bastantes.

Mala suerte

El domingo pasado se lesionó de gravedad el argentino Hernán Darío Pellerano. Al central almeriense se le fue la rodilla y según han confirmado las pruebas sufre la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. Vamos, que va a estar bastante tiempo sin poder jugar. Aunque no se quiere establecer plazos, hablan de hasta seis meses. Algo malo, sin duda, para el propio jugador y también para el conjunto rojiblanco.

Y es que es mala suerte, ya que Pelle estaba siendo de los futbolistas más destacados este año. Iba de menos a más. Con tan sólo 25 años todavía le queda carrera. Pero es que es una auténtica pena que un jugador tan bueno y que lo estaba haciendo así de bien se tenga que lesionar de esa manera. Da mucha pena. Pero ya hay que penar en el futuro. Que se recupere bien para que la rodilla no le dé más disgustos y que cuando salga lo haga igual de bien.

¡MUCHO ÁNIMO PELLE!

sábado, 17 de abril de 2010

Lo que le falta a cada uno

Treinta y dos jornadas, y tres puntos de diferencia. Aunque dicen que el campeonato liguero está ya medio decidido, la realidad es que está muy abierto, y aún puede pasar cualquier cosa. Es cierto que el Barcelona lo conseguiría ganando cinco de sus seis partidos, pero todos los equipos se juegan mucho y la empresa no va a ser nada fácil. Esto es lo que le queda a cada uno:

Jornada 33

Espanyol - BARCELONA: Los de Guardiola se juegan mucho hoy sábado. Es uno de los encuentros más difíciles que les queda. Un derbi siempre es un derbi, y se lo puede llevar cualquiera. Además, el famoso tamudazo está muy presente en la ciudad Condal. Esperan que no suceda, pero perfectamente los de Pochettino, alentados por su afición en su nuevo campo, pueden dar la sorpresa. Mi pronóstico: x-2.

MADRID - Valencia: Otro partido difícil. Lo bueno para el Madrid es que juegan en casa. Una derrota significaría decir adiós a la Liga. Los chés, que vienen de ganarle al Bilbao, ya se lo pusieron complicado en la ida (2-3). Además, los valencianistas, eliminados de la Europa League, quieren la tercera posición. Mi pronóstico: 1-x.

Jornada 34

BARCELONA - Xerez: A priori, partido bastante fácil. Eso sí, el Barcelona estará más pendiente de la Champions. Además, si los andaluces vencen el este domingo al Racing, llegarán al Camp Nou motívadísimos y con mucha ilusión. Pero siendo realistas, los tres puntos se deben quedar en casa. Mi pronóstico: 1.

ZARAGOZA - MADRID: El Zaragoza es un rival que siempre se le ha dado mal a los blancos. Sin embargo, actualmente no están pasando un buen momento, y el Madrid, a priori, es muy superior. Cualquier cosa puede suceder, la Romadera siempre arde, pero todo lo que no sea una victoria visitante sería un fracaso. Mi pronóstico: 2.

Jornada 35

Villarreal - BARCELONA: Otra salida complicada. El submarino no está pasando por su mejor momento. Sin embargo, el partido levantará bastante expectación y los amarillos lo intentarán por todos los medios. Además, se juegan la clasificación para la Europa League o Champions... Mi pronóstico: 1-x-2.

MADRID - Osasuna: Los visitantes no se jugarán nada y eso se notará. Los maletines pueden hacer mucho daño, pero el jugarse una Liga motivará más. Mi pronótico: 1.

Jornada 36

Mallorca - MADRID: El partido que más le va a costar a los de Pellegrini. El Ono Stadi es un fortín, y el Madrid tendrá que sudar para salir victorioso de él. Además, los baleares se estarán jugando mucho. Sinceramente, creo que los tres puntos no se van a ir para Madrid... Mi pronóstico: 1-x-2.

BARCELONA -Tenerife: Aunque el Tenerife también se juegue mucho, el Barcelona debe ganar sin problemas, y más en casa. Mi pronóstico: 1.

Jornada 37

Sevilla - BARCELONA: Si el de Mallorca es el partido más complicado para el Madrid, este lo es para los azulgrana. El Sevilla se jugará la vida, y el campo será un fortín. El Pizjuán es un campo que le cuesta al Barcelona y esta vez no va a ser menos. Mi pronóstico: 1-x.

MADRID - Bilbao: Quizás los visitantes se jueguen la clasificación para Europa, pero fuera de casa pierden mucho, y si el Madrid se juega la Liga, el Bernabéu rugirá mucho. Mi pronóstico: 1.

Jornada 38

Málaga - MADRID: El Málaga seguramente necesite los tres puntos como el comer, pero si el Madrid se juegue la Liga, se los llevará. Mi pronóstico: 2.

BARCELONA -Valladolid: Mismo argumento que el anterior. Mi pronóstico: 1.


Resumiendo, que aún hay Liga. El Barcelona, con el gol-average ganado, tiene una ventaja considerable. Tendría que pinchar en dos de los seis partidos, pero el fútbol es eso, y cosa peores se han visto. Así que harían bien en no confiarse, ya que se pueden jugar la Liga en campos como el de hoy, el Pizjuán o El Madrigal.

viernes, 16 de abril de 2010

Por los pelos...

Siempre digo lo mismo, pero es lo que me gusta del fútbol. Hace seis o siete años el Almería no era nadie. Un equipo de la mitad baja de la tabla de Segunda División. Unos años antes, ni eso. Pero poco a poco se va ganado el respeto del resto de los equipos. Ayer estuvo a punto de darle un susto al Madrid.

Los blancos, tras su derrota frente al Barcelona y la victoria de éste último el miércoles frente al Depor, debían ganar sí o sí. Todo lo que no fuera una victoria, significaba regalarle el título liguero a los azulgranas. Enfrente tenían a un Almería con los deberes medios hechos, ya que le aún faltan unos cuatro o cinco puntos para salvarse de manera definitiva.

El partido no iba ser nada fácil. El Estadio Mediterráneo era uno de los campos que se le atragantaba al Real Madrid. La primera temporada palmó por dos a cero. El año pasado empataron a uno. El partido prometía. Por si faltaban pocos argumentos, Juanma Lillo se la jugó con un 3-4-3. Diego Alves en la portería; Míchel, Pellerano y Cisma; Bernardello, Soriano, Vargas y Bami formaban el rombo; y Piatti, Crusat y Uche arriba. Por su parte, Pellegrini alineó a Casillas, Albiol, Ramos, Arbeloa, Marcelo; Gago, Xabi Alonso, Guti, Van der Vaart, Higuaín y Ronaldo.

A los 14 minutos se adelantó el Almería por mediación de Crusat. El Madrid estaba dominando, pero eran los rojiblancos los que iban por delante en el marcador. A partir del gol, el Almería quiso hacerse con el control del juego. Pocos minutos después los blancos volvieron a resurgir, haciendo uno de sus mejores partidos. También es mala suerte... Los de la capital de España tienen mucha pegada y eso se nota. Tuve la suerte de estar en el campo, y en "directo" se nota mucho la calidad de Higuaín y Cristiano Ronaldo. En el 27', era el portugués el que ponía las tablas en el marcador. Aunque el Madrid pudo haber metido bastantes si no hubiera sido por Alves, también es verdad que los locales tuvieron sus ocasiones, como la de la espuela de Uche. El partido fue una especie de corracalles para los dos equipos.

Cada vez quedaba menos. La Liga se le estaba escapando al Madrid. El Almería estaba aguantando bien, incluso creía en la victoria. Sin embargo, cuando quedaban veinte minutos, Van der Vaart hizo el 1-2. Una auténtica pena, pues los de Lillo habían trabajado bastante, haciendo un magnífico partido.

Ahora tocar ir a La Coruña para intentar certificar la permanencia. Y es hora de reencontrarse con la victoria.

lunes, 12 de abril de 2010

Detalles de la entrevista

FOTO: Javier Alonso

Después de unos días con la entrevista a Ortiz retomo a escribir, aunque me gustaría un poco comentar como se hizo la entrevista.

Bueno, lo primero de todo es darles las gracias a cada uno de ustedes, a todos los que me han visitado estos días y a todos los que han escrito algún comentario. Todos ellos han sido muy emocionantes y motivadores para seguir escribiendo. Así que muchas gracias. Mención aparte merece Carlos, de Fútbol Marcador, que se acordó en su post de este humilde blog.

Como les decía el otro día, tenía pensado hacer algo por el aniversario de la Escuadra de Mago. Se me ocurrieron varias cosas, pero cuando pasó por mi cabeza la entrevista a Ortiz no me lo pensé. Era una idea complicada, ya que los futbolistas de Primera no se dejan su tiempo en "gente normal". Pero, a la vez, sabía que José me haría el favor.

Así que lo que hice fue comentarle la idea a un compañero del periódico que cubre la información del Almería, por si era posible. Me dijo que fuera al entrenamiento y que ya hablara yo con Ortiz. Previamente preparé las preguntas con mi amigo Edu y el jueves de Semana Santa fui al entrenamiento. Era a puerta cerrada así que lo más probable era que no pudiera hacerla. De hecho, en un principio no me dejaron entrar. Les dije que venía del periódico y no me pusieron ningún problema. En el entreno no había nadie. Sólo mi amigo del periódico, el del As y el de otro diario.

Tras una espera en la pista interior del Estadio (donde están los vestuarios), apareció el Capi. Le saludé y le pregunté si la idea era posible. Ortiz no se lo pensó y quedamos en que cuando se duchara le haría las preguntas. Y así de simple fue. Acompañado de su hijo pequeñito, con una camiseta de Spiderman, le hice la entrevista. Quizás lo de la camiseta del superhéroe parece una tontería. Lo que me refiero es que José es un tío normal, que no viste de marca, ni se lo tiene creído. No tiene un Audi, sino un mini. Va con su hijo al entrenamiento (hasta lo vi jugar con él un ratillo). Vamos, un tío normal, como ustedes.

Empecé la entrevista. Sinceramente me pensaba que me iba a dar vergüenza, pero ni mucho menos me puse nervioso. Y es que el jugador almeriense te trata como si lo conocieras de toda la vida. Se nota que tiene experiencia y eso te ayuda. Pero aún hay más. Si Ortiz es bueno en el terreno de juego, fuera es un ejemplo a imitar. Contesta Las preguntas con total normalidad, muy humildemente. Habla despacio. No tiene prisa por irse. Quizás me pasé con el tiempo. Estuvimos aproximadamente un cuarto de hora, pero es que eso era sólo una vez en a vida, y había que aprovecharlo. Cuando terminé, José, un ejemplo a seguir (tanto dentro como fuera del campo) me preguntó que si me gustaba el periodismo, etc. Vamos, un tío de lo más amable que te puedas encontrar en el fútbol, alguien único, al que desde aquí le doy las gracias por perder parte de su tiempo para este blog. ¡Ortiz, eres un máquina!

Hoy no escriban comentarios felicitando a La Escuadra de Mago ni nada de eso, sino en reconocimiento al Capi, que seguro que está pasando un mal trago al no disponer de los minutos que le gustaría y no tener claro su futuro. Pero como es un crack, seguro que que acaba renovando y jugando. Una verdadera estrella del fútbol.

PD: Gracias también a todos los que me habéis votado en los "Premios Rincón del Balompié". De verdad, gracias.

PD: Ayer falleció Juan Manuel Gozalo, periodista de Radio Marca. Descanse en paz.

viernes, 9 de abril de 2010

Regalo de cumpleaños

No sé como empezar. Hoy la Escuadra de Mago cumple un año. Cuando empecé este blog lo hice por probar algo nuevo, tenía ganas de escribir de fútbol y que la gente lo pudiera ver. Pero en ningún momento me imaginé que iba a estar tanto tiempo en activo. Es más, no sabía si pasaría de tres entradas. Pero poco a poco me fui enganchando, hasta llegar a 9000 visitas. Eso sí, como he dicho otras veces, yo sólo no hago este blog, ya que sin los comentarios de todos ustedes, sin sus visitas, esto no sería nada. Gracias a todos los que escribís, a todos los que os metéis, aunque sólo haya sido una vez, también a los que nos visitan desde otros países (desde Argentina a China, pasando por Siria, Brasil o Holanda). Muchas gracias a todos.

Como no sabía cómo agradecéroslo, pensé en ofreceros una entrevista con alguien único. Así que la semana pasada, aprovechando las vacaciones, me desplacé con un compañero del periódico al entrenamiento del Almería y le pedí a José Ortiz, que se cambió su nombre futbolístico por Ortiz Bernal en recuerdo de su madre, unos minutillos para hacerle una entrevista que podéis ver a continuación. Fue algo mágico, entrevistar a todo un ídolo. No todos los días se consigue algo así, charlar con un jugador de Primera División. Unos quince minutos que recordaré siempre, ya que cumplí un sueño. Para todo aquel que le guste el periodismo y el mundillo del fútbol, poder charlar y poder preguntarle a tu jugador preferido, el capitán de tu equipo es algo inolvidable. Y fue posible gracias a él, amable y sincero en todo momento.


Ahora os dejo con la entrevista. La dejo colgada unos días. Dentro de 2 ó 3 les contaré más de esta experiencia única. ¡Disfrútenla!

De Tercera a 2ª B, de 2ªB Segunda, y de Segunda a Primera, ¿cómo recuerda sus primeros pasos?
Bueno, sobre todo, recuerdo jugando en el barrio del Zapillo con los amigos. Nunca piensas que vas a llegar a Primera División. Simplemente me apasionaba el fútbol, y ya en el barrio salió la posibilidad de jugar en el equipo del Zapillo. Poco a poco, me iban gustando los entrenamientos, los partidos. Recuerdo mucho el barrio y los partidos que nos echábamos.

¿Cuándo se dio cuenta de que podía hacer del fútbol una profesión?
Poco a poco, sin olvidar los estudios. Ya cuando estaba en el C.D.Roquetas, que pasé de juveniles a Tercera División, me fui dando cuenta de que, aunque era muy difícil llegar hasta donde hemos llegado, me gustaba y quería ir a más. Está claro que la Primera es difícil conseguirla, pero me planteé llegar, por decirlo de alguna manera, con metas intermedias, con objetivos a corto plazo. Luego ya salió la posibilidad de jugar en el Almería en Segunda B. Ese también fue un paso muy importante. Y bueno, poco a poco iba ascendiendo de categorías. Ahora, con la mirada atrás, puedo decir que no ha sido nada fácil. Eso sí, estoy contento de haber pasado por todas las categorías del fútbol nacional.

¿En quién se fijaba en aquella época?
Sobre todo en la Quinta del Buitre. Grababa muchos resúmenes del Madrid de la época, de las cinco ligas, que llegó a las semifinales de la Copa de Europa. Antes eran eliminatorias, no como ahora en la Champions League que tiene una fase de grupos. Eliminó a equipazos como el Oporto, que era el campeón de Europa, al Nápoles, al Bayern de Munich... Recuerdo que se se cruzaron por su camino el Milán, el PSV creo que también...

Se acuerda de todo...
Sí, bueno, son vídeos que los tengo grabados, resúmenes que yo los veía una y otra vez. Me encantaba como jugaban. Me fijaba mucho, sobre todo, en Butragueño y Míchel, futbolistas de primer nivel, que me sirvieron como ejemplo.

¿Cuál ha sido el mayor consejo que le dieron?
Que disfrutara del fútbol.

¿Y usted cuál daría?
Ese, que disfruten con lo que estén haciendo, siempre y cuando no se dejen los estudios de lado, porque son muchísimos futbolistas, y triunfar cuesta mucho. No todo el mundo llega, hay que tener una base.

¿Qué aprendió de su experiencia del Rávena?
Bueno, la italiana es una cultura muy parecida a la española. La lengua también es parecida. El fútbol es más físico, muy táctico, hay mucho nivel. Y en lo personal, fue la primera vez y la única que he salido de casa y para mi fue una experiencia importante, ya no sólo en lo deportivo, sino en lo personal también. Tenía que valerme yo por mí mismo. Fueron sólo seis meses, pero la verdad es que fueron muy intensos.

De todos los que ha tenido, ¿cuál ha sido su compañero con más clase?
Ha habido mucha gente, han pasado bastantes importantes, llevo trece temporadas, así que imagínate todos los que ha habido. Por ejemplo, Luna, Galca, Francisco, incluso en Tercera División, la plantilla era completamente almeriense, con Barbero, Flores, Senna, Antoñito... Son tantos, que desde 3ª hasta hoy en día ha habido muchísimos futbolistas importantes, que siguen llegando, porque nosotros tenemos esa filosofía. El Almería tiene que ser eso, jugadores que vengan aquí con el compromiso que están viniendo, y sabiendo que haciendo buenas temporadas pueden dar el salto, caso de Negredo el año pasado.

Y de todos los entrenadores, ¿con cuál se queda?
Con Paco Flores, ya que venía de una situación complicada y me dio esa confianza. Trabajamos muy bien y estuvimos a punto de subir. Al año siguiente llegó Unai Emery, que la verdad es que es un entrenador que también ha calado en el vestuario. Lo que ha hecho está ahí. Y ahora, por supuesto, Juanma Lillo, es otro entrenador de los que hay que aprender mucho.

Tantos años han dado para mucho, incluso para un ascenso a Primera División, ¿qué sintió aquel 19 de Mayo de 2007?
Bueno, el ascenso es un día que va a estar marcado para siempre. Se me ponen los pelos de punta cada vez que lo recuerdo, por lo que se vivió, porque hacía 27 años que no se vivía, fue algo único e irrepetible. Ver como estaba la gente aquel día, la euforia que había. Almería prácticamente en la calle se me va a quedar grabado para siempre. Y para mi, que lo viví desde dentro, fue un orgullo. El saber lo que siente la gente, y poder trasladarlo al terreno de juego, ha sido un privilegio.

¿Cuándo se dieron cuenta de que el sueño era posible?
Poco a poco, ya que se estaba haciendo una liga impresionante, con un Valladolid imparable, con unos números espectaculares. Nosotros fuimos cogiendo distancia respecto al cuarto, y prácticamente poco a poco nos fuimos afianzando en los puestos de cabeza. Hombre, yo recuerdo el día del Hércules, el del Ciudad de Murcia, se iba acercando la fecha y ya te lo ibas creyendo cada vez más. No fue en el primer "match ball" como se dice, pero sí a la semana siguiente con toda nuestra gente, en nuestro Estadio.

¿Entiende la poca asistencia al campo?
Bueno, es una situación un poco difícil la que está pasando el país económicamente y sabemos las dificultades que están pasando las familias, con tantos parados. Es normal que haya prioridades a la hora de llevar la economía, pero sí queremos que nos apoyen, ya que esto es una cosa que es de todos. Hay ciudades de España que están deseando estar en nuestra situación, como Oviedo, Alicante, que ahora está a punto se subir, de Granada, etc. Tenemos que saber también donde estamos ahora mismo. Es una oportunidad para ver la mejor Liga del mundo, los mejores equipos. Y no sólo ha sido un año pasajero, sino que este ya es el tercero y esperemos que haya un cuarto, y sobre todo, que se vaya afianzando el Almería en Primera División, para seguir mejorando y que la gente no recuerde, cuando no se tenga, lo que hemos tenido. Ojalá que no llegue ese momento y que aprovechemos el presente, que es un momento histórico, que llevamos tres años sin pisar la zona de descenso. Yo creo que es una cosa importante para la ciudad.

¿Se puede describir el gol ante el Xerez?
Era una espina que tenía clavada, que en Primera no había marcado (sí en Copa). Fue un momento especial y que también lo voy a recordar para siempre, porque era un rival directo en aquel momento, era el primer partido del nuevo entrenador, el primer encuentro después de las vacaciones de Navidad, y hombre, la victoria era muy importante de cara a la confianza porque llevábamos una serie de partidos sin ganar. Aunque me hubiera dado igual como entrara, creo que la ejecución también fue bonita.

Después de haber conseguido casi todo lo alcanzable, ¿qué objetivos le quedan por cumplir?
Seguir trabajando con el Almería, para que se siga afianzando en Primera División, y ojalá que se hagan cosas importantes, caso del Getafe, que han jugado dos finales de Copa del Rey. Pero sobre todo que no pasemos apuros en Liga, llevamos tres años sin pisar los puestos de descenso, y esperemos que mantengamos muchos más años esa tranquilidad.

¿Y cómo va el tema de la renovación?
Aún no hay nada. El presidente es el que lleva todo ese tema, y no sólo estoy yo, sino que hay ocho compañeros más el entrenador que tampoco saben del futuro, porque no hay ninguna propuesta oficial. De momento, seguimos entrenando para sacar al Almería adelante y ojalá se vaya planificando ya de cara a la próxima temporada, para tranquilidad de los ocho compañeros y del entrenador.

Pensando en un futuro, ¿cuántos años le quedan?
Yo me encuentro bien físicamente y ojalá sean muchos más. Me han respetado los últimos años las lesiones y, aunque no he jugado todo lo que quería, sí que es verdad que he estado esperando la oportunidad de jugar desde el principio, porque la verdad es que me encuentro bien. Pero bueno, también es cierto que los compañeros están bien y cuesta sacarlos. Hay que saber esperar y saber qué rol desempeña cada uno. Si ahora toca salir desde el banquillo y tener unos minutos, pues esos minutos hay que intentar aprovecharlos de la mejor manera. Y el cariño que te da la afición, intentar demostrarlo, intentar devolvérselo con esas ganas, que la gente no te pueda decir que no lo has intentado.

¿Qué planes tiene cuándo acabe su carrera futbolística?
El fútbol me lo ha dado todo, y me gustaría estar vinculado a él de alguna manera. Pero ya te digo, todavía no me he planteado de qué manera. Tengo el primer año del curso de entrenadores e intentaré seguir sacándomelo ya se verá. Pero bueno, de momento seguir jugando hasta que el cuerpo aguante.

jueves, 8 de abril de 2010

El fútbol, un deporte de equipo

Es normal en esto del fútbol, que cuando las cosas salen mal se carge la culpa contra un sólo. Cuando, por el contrario, salen bien, es "culpa" de todos. Un caso lo tenemos en los entrenadores. Cuando va todo bien, es cosa de los jugadores. Si el equipo va mal, del entrenador.

Pero no está solo el caso de los entrenadores. Por ejemplo, el otro día, el Almería le estaba dando un baño al Mallorca, el cuatro clasificado de Primera División, tocando el balón y haciendo uno de los mejores partidos de esta temporada. Sin embargo, cuando quedan menos de cinco minutos para la finalización, Webó consiguió el empate para los visitantes. Al final quedó mal sabor de boca, cosa normal, ya que la victoria debió ser nuestra. Pero hay que ser realistas, y es que las cosas se hicieron bien.

Pero la opinión de la gente no es esa, sino que el partido se perdió por culpa de José Ortiz, ya que fue suya la pérdida del balón que originó el gol del Mallorca. Menuda tontería. Según tengo entendido, el fútbol es un deporte de equipo. Cuando uno acierta, aciertan todos. Cuando uno falla, fallan los 11. Lo que no es permitible es que se cargue la culpa contra un sólo individuo. Porque ese fallo pudo ser evitado antes. No es porque sea Ortiz, pero por ejemplo, si se hubiera materalizado alguna de las múltiples ocasiones de las que dispusimos, si se hubiera robado ese balón antes, si se hubiera presionado mejor, si se hubiera estado pegado a Webó, etc, el 1-1 no hubiera llegado. Resumiendo, que echarle la culpa a una sóla persona es de ser oportunistas.

Incluso, el otro día escuché que José no debía jugar más, que ya está muy viejo. Que gente más oportunista, cuando eran ellos mismos los que diez minutos antes pedían su entrada al campo.

El capitán se equivocó. Sí. En eso estamos todos de acuerdo. Falló (nadie es perfecto). Pero también es verdad que había once sobre el terreno de juego, así que el 1-1 no fue culpa suya, sino del Almería.

He puesto el ejemplo de José el otro día, pero esta entrada es aplicable a casi todos los partidos, ya que siempre se le echa la culpa a alguien, es lo más fácil.

Por cierto, esta noche a las 12 pondré una sorpresilla. Espero que os guste...

PD: Os dejo por aquí un enlace para que podáis ver un resúmen y las jugadas del partido (no se por qué no me deja bajarme el video para colgarlo): http://www.youtube.com/watch?v=Z9ib3K8p54Y/watch?v=Z9ib3K8p54Y

martes, 6 de abril de 2010

Ser valiente

Constantemente estamos hablando de las canteras y de los jóvenes futbolistas. Ahora, con la crisis, todavía más. Pero luego, a la hora de la verdad, son pocos equipos los que apuestan por la cantera, cosa que no entiendo, cuando son estos jugadores las estrellas y los futbolistas de un futuro.

Aquí en Almería la aportación de la cantera es nula. El filial almeriense se encuentra en Tercera División. La temporada pasada realizó una gran campaña, desplegando un juego muy bueno, pero se quedó a las puertas de subir a Segunda B. Este año,ha salido de un pequeño bache, y si sigue a este rtimo, jugará las eliminatorias para el ascenso. Así que mal equipo no hay. El portero Álvaro es el tercer portero del equipo. El capitán, que juega de central es Trujillo. Otro que también destaca es Baby, un hábil mediapunta. También eestá un ruso que ha venido nuevo, que se llama Nikita Andreev (punta).

Vamos, que todos estos jugadores tienen cualidades para subirlos al primer equipo cuando se necesite. No digo de ponerlos de titular a las primeras de cambio, pero sí de que entrenen, que se vayan adaptando al equipo poco a poco, para alguna jornada en concreto. Y es que un jugador de la cantera no juega con el primer equipo desde la época de Unai Emery en Segunda. En Primera, ni con entrenador del Valencia, ni con Hugo Sanchez. Éste último al menos los llamaba para entrenar. Creo que hasta alguno hizo la pretemporada con el equipo. Pero con Juanma nada de nada. El otro día me dijeron que no ha subido a ninguno para entrenar.

Y ahora empiezan las distintas opiniones. Dicen que el salto de Tercera a Primera es muy grande. Pero yo digo una cosa. ¿Entonces para que se tiene la cantera? Partido contra el Mallorca. Chico y Acasiete están lesionados (es lo que tiene tener una plantilla corta, que hay que tirar de la cantera), para el puesto de central sólo está Pellerano. Y el entrenador almeriense no llama a Trujillo. Prefiere jugársela con tres defensas. Que fue una buena apuesta y la jugada le salió redonda también es verdad. Pero, ¿y si se hubiera lesionado el argentino? Al menos convoca al chaval y ponlo aunque sea de suplente.

Es muy fácil hablar, pero luego a la hora de la verdad difícil jugársela. Si a estas alturas, con el objetivo casi cumplido, con tantas bajas, y en casa, no se la juega, no se cuando lo va a hacer. Cosas como estas hacen que se plantee uno para qué sirve la cantera. Que alguien me lo explique...

PD: Si podéis visitarme el viernes... ;)

lunes, 5 de abril de 2010

Lo que pudo ser y no fue

Dice el famoso dicho que hasta que el árbitro no pita el final, el partido no acaba. Parece que los almerienses no lo conocían, porque no se entiende que después de luchar y echarse un auténtico partidazo, se baje la intensidad en los últimos cinco minutos.

Y es que el Almería jugo uno de sus mejores encuentros de toda la temporada. Recibía al Mallorca, la revelación de la Liga y que se encontraba en puestos Champions. Ya desde un principio, Lillo sorprendió a todos. Tras las lesiones de Acasiete y Chico, el técnico almeriense sólo disponía de Pelle para el puesto de central. Lo más lógico y lo que todos esperábamos era que pusiera a Cisma (lateral izquierdo) de central. Bueno, lo más lógico hubiera sido subir a alguien del filial, pero ese es un tema que lo discutiremos un día de esta semana. Otra opción era colocar a Fabián Vargas o a otro centrocampista en el eje de la zaga. Pero como decíamos, Lillo nos sorprendió y es que jugó con tres defensas. Un 3-4-3. Cisma, Míchel y Pelle atrás. Por delante un rombo formado por Bernardello como eje, Bami por la derecha, Vargas por la izquierda y Soriano de mediapunta; y arriba Piatti, Crusat y Uche.

Ya de por sí el plan era muy bueno,y es que se adaptaba a las características de los jugadores rojiblancos. Cisma, Míchel y Pelle atrás, pero no estaban sólos. Bami le hacía las coberturas a Míchel, el colombiano lo mismo a Cisma, y Bernardello, de "5", a todos. Soriano, de "todocampista" con libertad de movimientos, con la velocidad Crusat y Piatti y la pegada de Uche, bastante efectivo en los últimos encuentros. Me gustó.

Bueno, volvemos al partido. Un partido que se nos puso de cara a los cuatro minutos, tras el gol de Uche. A partir de aquí, los locales se hicieron dueños y señores de la pelota, moviéndola bastante y combinando mucho. Hasta se escucharon algunos "olés" en ciertos momentos. Como se dice, estuvo más cerca el 2-0 que el 1-1. El Mallorca, tras una mala primera mitad, despertó un poco en la segunda tras los cambios de Webó y Keita. Eso sí, el Almería tuvo mucho mérito y fue el tener dominado al equipo revelación. Pero es que cuando se tienen las ocasiones hay que terminarlas. Al final pasó lo que pasó, que se acabó pagando. Webó hizo el empate cuando faltaban tres minutos. Los almerienses se relajaron a partir del minuto 85, quizás fruto del cansancio y es que no entiendo por qué no se hicieron los tres cambios, cuando el equipo lo necesitaba. Yo hubiera metido a Guilherme y hubiera terminado con cuatro defensas. Lillo argumentó, y lleva razón, que "los cambios son una opción, no una obligación". Sin embargo ayer los hubiera hecho.

En resumen, que el Mallorca se llevó dos puntos de Almería en los últimos minutos. Los rojiblancos jugaron un excelente partido, con muy buenas intenciones y que casi tiene un muy buen final feliz. Al menos, pudimos ver un partido interesante, de ida y vuelta, con ocasiones para los dos equipos. Un partido de Primera División.

PD: Por cierto, meteros si podéis este viernes, que tengo una sorpresilla preparada.

viernes, 2 de abril de 2010

Salir con moderación

Ha vuelto la polémica a Pucela. Como ya sabéis, en Valladolid se está hablando más de cuestiones extradeportivas que de lo que sucede dentro del campo. Y es que no están muy contentos los aficionados blanquivioletas con ciertos jugadores, que según parece están más pendientes de las fiestas y de las salidas nocturnas que de jugar. Así que vuelve otra vez el debate. Quizás si el equipo estuviera en la mitad de la tabla esto no habría trascendido demasiado, pero al estar donde se encuentra el tema se agrava aún más.

Este es un tema que da de qué hablar. Cada uno tiene su opinión. Algunos piensan que como los jugadores ganan millones y millones deben cuidarse al máximo. Otros que como son jóvenes, deben salir lo que les de la gana y que luego rindan en el césped. Yo tengo otra y es que pienso que los extremos nunca son buenos. Ni una cosa ni la otra. Ni que se emborrachen todos los días, ni que no se vayan de fiesta.

Hay que saber cuando hay que salir y cuando no. Antes de un partido o de un entrenamiento jamás, y es que quieras o no, después de una buena fiesta no vas a rendir bien. Así que lo mejor es que se salga después de un partido, o algún día que no tengan que entrenar o algo por el estilo. Que salgan no significa que se pongan de alcohol hasta las cejas, ya que son deportistas y luego lo acabas pagando. Su par de copas sí, pero con moderación.

Pero es que luego hay otros que son tontos. Tipo Miguel, del Valencia, que sale y se lía a tiros, o aquí mismo en Almería hay alguno que otro que la ha liado y se ha tenido que ir a su país (ahora parece que ha recapacitado). Vamos, que son futbolistas y jóvenes, pero tienen que tener más cuidado que las "personas normales" ya que no sólo son futbolistas, sino modelos para los aficionados y se deben al club. Luego, que acarreen con las consecuencias. Sí, vale, cada uno tiene su vida privada, pero eso no significa que se vaya a los entrenamientos como una cuba. Que salgan pero con moderación.