viernes, 18 de diciembre de 2009

Sueño de Navidad


Navidad. Época de sueños. Las mejores semanas del año. Los problemillas cotidianos se borran para dar paso a una alegría general. Todo tiene que ver con el nacimiento de Jesús, la mejor persona que ha pasado por este planeta. Hasta los no creyentes lo celebran. Navidad es época de sueños.

Según la RAE, un sueño es "Anhelar persistentemente algo". En estas fiestas navideñas, como todos tenemos derecho a soñar, os voy a contar un sueño que viví yo el verano pasado. No lo vi finalizado, sólo fue el inicio, pero seguro que algún día de mi vida veré finalizado. El sueño se cumplirá.


Era mayo del 2008 (¡Dios como pasa el tiempo!). El bueno de mi padre compró una revista de la Eurocopa que se jugaría al mes siguiente en Austria y Suiza. La revista oficial de la Uefa, que por cierto, estaba bastante bien, con muchos detalles. En la última página de esa revista te venía que podías participar en un sorteo para ir a ver la Eurocopa. Había que decir que selección ganó la Eurocopa anterior (...). El premio era dos entradas para las semifinales de España. Yo sabía que habría gato encerrado. Pero aún así participé. Sólo había que mandar un e-mail respondiendo a la pregunta y tus datos. Hasta aquí todo normal.


Un mes después, estaba yo duchándome, cuando suena mi móvil. Mi madre lo coge. Le digo que quién es y me contesta:
-"Un inglés, preguntando por ti, será algún timo".
-¿Pero qué le has dicho?
-Nada.
Me voy a mi cuarto y yo pensándome que quien será, que qué inglés quería algo de mí. Yo ya no me acordaba del sorteo ese. Sin embargo, a los 10 minutos me acordé pero me dije que no podía ser.
Al día siguiente en el colegio se lo comenté a los colegas. La Eurocopa ya había comenzado y casi todos los días nos reuníabamos para ver los partidos. Me acuerdo perfectamente que 3 ó 4 días antes de la llamada uno de nosotros dijo cuando salió la afición española "imaginaros que estuviéramos allí...". Bueno, pues en el colegio todos me dijeron no puede ser tío y sí es es que tienes mucha suerte. Y la verdad es que sí la tengo. Siempre me tocan todas las cosas relacionadas con el fútbol (entradas para el palco para el Almería-Barcelona, entradas para el Real Madrid-Barcelona, una camiseta del Almería firmada por los jugadores...). Con tanta suerte ya le doy asco a mis amigos jeje.

Bueno, llegué a mi casa y se me ocurrió la genial idea de mirar si en la revista aparecía algún teléfono de contacto. Y sí aparecía. Y sí, era el que me habían llamado. Ya me empecé a poner nervioso. El sueño de ir a tierras austriacas era posible. ¿Y ahora qué hago? Pues como estoy muy loco, llamé a todos los teléfonos del mundo. Es broma, pero llamé a ese número, no me lo cogieron, llamé a todos los patrocinadores, a toda marca que saliera en la revista, a Carlsberg (el sorteo era patrocinado por ellos), a todos.

Recuerdo que de las numerosas llamadas que hicimos, como algunas eran en inglés, la profesora de mi hermana de inglés estuvo hablando. Finalmente, y no sé como lo hice (bueno sí lo sé, y es que el que la sigue la consigue. Si yo me hubiera quedado de brazos cruzados no hubiera conseguido nada), conseguí hablar con los de las entradas. Entre que estaba nervioso y que mi nivel de inglés es pésimo pensé que me iban a decir que nanai. Pero cuando quieres algo, sale del ser humano un instinto especial que le hace sobrevivir a las situaciones más adversas. Por eso, entre mi insistencia y que el tío iba ayudándose con el ordenador, la conversación salió adelante:
-Jello. Mai neim is Nicolas. Ai am de winer de entradas (iba combinando los dos idiomas XD) of de Eurocopa.
-(El tío me dijo algo pero no sé qué).
-...........
-How are you? (aquí vendría lo más difícil de la tarde ya que el sorteo era para mayores de edad y yo no lo era. A ver como saldría del paso).
-Ai am very japi wiz mai fader if we si the futbol.
-Yes.
-Ya de lo demás no me acuerdo. Lo único que sé es que las entradas iban a venir a mi casa vía UPS.

Colgué y me puse a dar botes de alegría. Muy nervioso. Me tuve que sentar en el sillón porque me asusté ya que el corazón me latía muy deprisa de la emoción. Soy muy nervioso y me asusté bastante. Se lo conté a mis padres y me dijeron que no me hiciera ilusiones que a lo mejor era un timo y que a no llevar el viaje con las entradas lo más seguro es que no fuéramos. Ya me daba igual. Aunque parezca una gilipollez yo ya no tenía ganas de ir, ya que estaba bastante asustado.

Al día siguiente me levanté y el corazón me latía bastante deprisa. Fuimos a urgencias y me dijeron que me habían dado taquicardias pero que era normal que cuando te dan una alegría te pones así. Me fui para el colegio y no se lo conté a ningún amigo porque de pensar que me podría ir a Austria me ponía muy nervioso. A los dos días se lo dije. Fliparon. Me dijeron que tenía que ir como fuera, que era una ocasión única. Otros me dijeron que España no llegaría a semis. Yo les dije que ese no era el problema. Os juro que desde principio de verano, incluso hice una apuesta a que España sería campeona.


Me había tragado todos los partidos del campeonato, pero esos días no los estaba viendo todos, porque me ponía nervioso (vaya tontería) al ver a la gente allí. Entre eso y que el viaje era carísimo (era más barato viaje y entrada que viaje sólo) no fui.
Diréis que me arrepentí luego al ver lo que hizo la selección española, pero cuando tomé la decisión de no ir yo ya sabía que España haría algo grande. Pero no me quedo con lo negativo. Me quedo con que esos días fui uno de los tíos más felices de este mundo al vivir una especie de sueño, que aunque no se cumplió, esto no pasa todos los días.

¿Y qué pasó con las entradas? Me las mandaron una semana antes. Pero se equivocaron y me mandaron dos para el Alemania-Turquía. Menos mal que no había ido.

Entre todo eso, de lo nervioso que había estado (yo soy un tío de muchos impulsos y nervios) mi madre para que se me quitara el miedo de la cabeza me llevó a un cardiólogo. Aunque esté mal decirle, al ir a hospital me pude dar cuenta de que hay personas que verdaderamente están peor que nosotros. Todos tenemos pequeños problemas pero hay gente que verdaderamente está sufriendo día a día. Y pensé que qué iba a hacer con las entradas. No las podía dejar aquí tiradas.
Le dije a mi madre que las podía revender por Internet, que seguro que me pagaran por Internet y utilizar ese dinero para algún fin benéfico. Mi madre me dijo que no me la jugara, que nos podía caer un paquete. Pero se me ocurrió otra idea. Aquí en Almería, vive un niño que se llama Juanma que padece na extraña enfermedad y sus padres necesitan dinero para la operación (http://www.ayudajuanma.es/). Se me ocurrió darles las entradas para que las vendieran y que se sacasen un dinerillo. El mismo viernes que me trajeron las entradas, busqué su telefóno y llamé a su casa. Su tío me dijo que se acercaba enseguida en mi casa. Fui a la papelería a hacer una fotocopia a las entradas y le di las entradas al tío, que me dijo que las anunciaría en Radio Marcay en otros medios para intentar sacar algún dinero para su sobrinillo (al final no sé si las vendió).

Al final, aunque no vi terminado mi sueño, esto me sirvió para vivir una experiencia de la que aprendí mucho.
-Aprendí, en el hospital, que siempre hay gente peor que tú y que la salud es lo más importante. El fútbol no vale nada.
-Aprendí que debes disfrutar de la vida, que dura muy poco y que no hay que ponerse nervioso (con las putas taquicardias fui hasta el cardiólogo y homeópata).
-Que cuando quieres algo tienes que buscarlo, a base de casta y coraje lo consigues.
-Y que hay que estudiar más inglés XD.
-Pero sobre todo, aprendí que si tú sueñas algo, algún día se hará realidad. Porque estoy seguro de que algún día iré a un Mundial o Eurocopa y veré a España. Estoy seguro.


Por eso, vosotros soñar estas Navidades. Seguro que se cumple. ¡¡FELIZ NAVIDAD!!

10 comentarios:

  1. Hola''
    un lastima el no poder ir a ver ese partidazo de semis entre españa y rusia.
    Pero bueno como dices ay que quedarse con las cosas buenas¡¡¡
    FUimos campeonessssss¡¡¡
    un saludo¡¡

    ResponderEliminar
  2. Buen relato y sobre todo, una moraleja que debe servir para todos/as. Impossible is nothing.

    ¡Feliz Navidad!

    Saludos desde La Pizarra - Blog de Fútbol

    ResponderEliminar
  3. Feliz Navidad a ti tambien, gran post, mi deseo para la navidad es que ganemos el Mundial, un saludo.
    www.golesdelaliga.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Pues sí. A los que nos gusta el fútbol, vivir una Eurocopa o un Mundial tiene que ser lo máximo. Tarde o temprano habrá que vivirlo, aun tenemos mucho tiempo por delante.

    Yo aun no he visto ningun partido en vivo de la Selección, ni tan siquiera cuando vinieron a Almería para inaugurar el Mediterráneo. Una espinta que tengo que espero algún día, ojala sea más pronto que tarde, me la pueda sacar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante la historia. Mi deseo deportivo es conseguir la Décima...
    Un saludo. http://desdeanfield.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. y ahora que pase algo parecido con el Mundial. un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno Nico! Suerte que quedamos campeones, fue histórico y espremos que no anecdótico, que se repita en el Mundial!

    Un saludo, ventanadefutbol.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Muy buena historia, para un amante del futbol, ir a ver a tu pais es lo maximo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  9. ¡¡ Que hermoso es tener una ilusión !!! Persevera y vencerás.

    Ah, y el fútbol no es que no valga nada, si vale, vale mucho, pero no es importante. Es algo secundario pero que da muchas alegrías (y alguna pena).

    Mi sueño es ver en directo ganar la Décima este año y ver en la plaza ganar el Mundial, con gol de Villa (aunque después nos cueste un pastón).

    ResponderEliminar
  10. No dejes nunca de soñar. Que siempre te acompañe la ilusión en tu camino, estoy seguro que más de una vez vas a conseguir lo que te propones. Además haces sentir tu alegría y tu optimismo y eso es muy bueno, lo llevas dentro y lo sabes transmitir. FELICIDADES

    ResponderEliminar