viernes, 25 de diciembre de 2009

Juanma Lillo por Hugo Sánchez


Como ya dije en anteriores entradas aquí, en Almería, estamos atravesando un pequeño bache, del que esperemos que salgamos airosos. Yo, como también dije hace unas semanas, no soy partidario de los cambios de entrenadores así porque así, pero creo que en este caso sí era necesario, ya que el equipo necesitaba un cambio urgente de 360º porque el mexicano no era válido, no sacaba el 100% del rendimiento de la plantilla.

Hugo llevaba ya unas semanas enfilado, pero el domingo, tras perder contra el Espanyol, Alfonso se lo cargó. Y bien que hizo. Ahora empezaba lo chungo, que era encontrar el hombre que guiaría a este Almería hasta final del Almería. Salieron varios nombres a la palestra. Muchos candidatos de diferente índole. Desde jóvenes con ambición e ilusión (Luis Enrique, Simeone o Galca) hasta entrenadores con nombre (Víctor Fernández, Luis Fernández, Juande Ramos (...)) pasando por conocidos (Salmerón, Paco Flores). Yo sin duda me hubiera traído a Paco Flores, el hombre que creó el inicio de esta Almería moderna. Sin embargo, era casi imposible por la relación personal que mantiene el presidente y Paco. Ninguno ha cedido por lo que la opción se ha ido. Ya de los demás me daba igual quien viniera. La única condición era que salvara a mi Almería, que tuviera a todos los jugadores motivados y que sacara el 200% de ellos.

Se oyó mucho la opción de Luis Enrique. Pero poco a poco, fue Juanma Lillo el que fue tomando más protagonismo. Al principio fue sonando a broma, pero luego fue convirtiéndose en una realidad. Entre el martes y el miércoles se hizo oficial. Juanma Lillo iba a ser el entrenador del Almería hasta que lo que resta de temporada.

Si os soy sincero no es que me haya hecho mucho entrenador. Pero no voy a protestar todavía. Aunque no haya tenido una carrera demasiado exitosa, hasta que no lo vea con mis propios ojos o que hace aquí no le juzgaré. O al menos yo. Tenemos que dejarle que trabaje y ya entraremos en valoraciones. El único objetivo que tiene es salvar al equipo. Dicen que es un entrenador muy motivador, muy psicólogo y que muere con sus ideas. Es muy "cabezón". Vamos, que tiene personalidad. Y yo, aunque como he dicho no me ha ilusionado, tengo la corazonada de que va a hacer bien las cosas aquí. Y nos va a hacer reír (mirad un blog de frases suyas ( http://www.queremosunblogdelillo.blogspot.com/)

Suerte Juanma Lillo (en el Almería no serás Juan Malillo)

PD: Os dejo por aquí un post que me dejasteis en los comentarios el otro día: http://eldivandelfutbol.blogspot.com/2009/12/el-futbol-es-incientifico.html

7 comentarios:

  1. Me gusta el entrenador, porcierto que pasa con Goitom que no juega? Saludos y feliz navidad desde http://caviardefutbol.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. FELICES FIESTAS CRACK!
    ESPERO QUE TENGAS UN 2O10 MUY FELIZ Y ESPECTACULAR!!!
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que Lillo no me convence. Y además, creo que el problema del Almería no es del entrenador, no se puede rascar donde no hay. ¡Felices fiestas!

    Un saludo desde pekefutworld.blogspot.com y elfutbolaldiario.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Vamos a ver si Lillo saca al equipo adelante. No es un entrenador que guste, pero si trabaja bien, no debe ser un problema ni dejar de ser una opción para sacar el equipo adelante.

    ResponderEliminar
  5. felices fiestas, me encanta tu blog.. estaria interesado en hacer un intercambio de links, si quieres..yo te agrego a los mios, avisame si te gusto la idea.

    Felices Fiestas.

    ResponderEliminar
  6. Con Lillo, el Almería puede mejorar, pero tampoco va a ser un cambio radical. El Almería tiene equipo para sufrir, no para más. un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. A mí me parece un entrenador de perfil bajo, que no ha hecho nada reseñable en Primera. Si a eso le añades la medianía de la plantilla, no le veo buen aspecto a la cosa.

    De todas formas, creo que hay al menos cuatro equipos peor que el Almería (Xerez, Zaragoza, Racing y Tenerife)por lo que deberá luchar hasta el final por la permanencia.

    Si yo hubiera fichado, ficharía a uno que sea "amarrategui" en lugar de un "jugón", los puntos en casa serán vitales, si no, al tiempo.

    ResponderEliminar