martes, 10 de septiembre de 2019

Emanuel y de la ilusión al vacile

Pedro Emanuel, de cuclillas en un encuentro esta temporada · udalmeriasad.com/laliga.es

Pedro Emanuel pidió paciencia en su inicio como técnico unionista. Hombre de fútbol, con experiencia en partidos importantes, sabía que la realidad no es un videojuego. Paciencia porque sabía que no era fácil conjuntar una plantilla con tanto movimiento en tan poco tiempo. Paciencia porque conocía que la incertidumbre inicial podía volverse en contra si los primeros resultados eran negativos. Pidió paciencia consciente de que la Torre de Babel tiene sus dificultades. Y demostró sensatez al apostar por aquellos jugadores que estaban la pasada temporada en el plantel rojiblanco. Sorprendieron titularidades como las de Gaspar o Sekou en el debut liguero y los resultados, por lo que se guía este negocio, le están dando la razón. El técnico luso no ha sacado aún pecho porque sabe que a la mínima se lo partirían. Apenas van cuatro jornadas, un 9% de competición, y el equipo aún debe mejorar en muchísimos aspectos del juego, demostrando también cómo reacciona cuando se caiga a la lona.

La paciencia y la ilusión son complementarias, faltaría más. Y después de tantos años de sufrimiento con Alfonso García es lógico que gran parte de la hinchada se muestre ilusionada con el nuevo proyecto. Pero de ahí al vacile hay un paso. El traje de payaso salió a relucir en el momento en el que se mencionó al Manchester y no vale eso de la mercadotecnia. Esta también apareció en el polémico tema del escudo. Resultó curioso. Muchos tuiteros (califico así porque esos anónimos de esta sociedad virtual cada vez menos cuerda no pueden representar a más de 8.000 aficionados) mostraron su desacuerdo total con la ya famosa encuesta, para después aplaudir por el ingenio. Siempre hay que tener los pies en el suelo y no creer que todo es de color de rosa, siendo conscientes de los inconvenientes que puede tener la nueva gestión. Algunos han pasado de críticos totales a palmeros de su excelencia. Quizás sea puro enamoramiento...

martes, 3 de septiembre de 2019

Hasta luego, mercado

Peybernes, a la izquierda de la imagen, uno de los nombres del verano rojiblanco · udalmeriasad.com

No existen datos que lo corroboren, pero agosto de 2019 puede que haya sido el mes más frenético en los 30 años de historia del club indálico. Tras la compraventa de la entidad almeriense por parte de Turki Al-Sheikh, han sido cuatro semanas de auténtica información, con más de una decena de entradas (los fichajes entre la secretaría técnica entrante y la saliente ascienden a la veintena), jugadores que se enrocaban en su jugoso contrato para no salir y un largo etcétera. De la numerosa información del octavo mes del año, un gran porcentaje ha sido de la ventana invernal, ya sea en forma de entradas o de salidas. Así que tras cerrarse la misma el que escribe estas líneas se reirá de ese mercado que le ha tenido frito estos días atrás. Cuando usted lea estas líneas, estaré en el aeropuerto de Dublín o de Liverpool, esperando ese viaje a Rumanía, donde la selección española jugará pasado mañana.

Querido mercado, apenas me dejaste disfrutar de la Feria de Almería. Fui apenas el lunes a la del mediodía y el viernes a la de la noche. Ese lunes mis amigos ya habían comido cuando me presenté en el centro. Si no recuerdo mal, ese día se anunció el fichaje de Rosic. Así que hoy me tomaré una birra irlandesa en el trasbordo de Dublín a Liverpool. Irá por ti, amigo mercado. También me la jugaste el viernes de feria con la llegada de Vada y el interés por Coric. Disfrutaré de Bucarest por ti, amigo mercado. Tampoco me olvido de todas esas inscripciones que no hiciste a tiempo, perdiendo minutos por tu incompetencia. Así que una de las cervezas en Cluj irá por ti, amigo mercado. Y no descansaste ni el domingo. Anteayer, más, con Appiah. Iba a sentarme en el sofá a las 17:00 horas. No me dejaste hacerlo hasta pasadas las 21:00, por lo que me debes una comida, amigo mercado. Mientras te mando lejos y espero no verte hasta enero, con lo fácil que hubiese sido que cerrases con el inicio liguero...

martes, 27 de agosto de 2019

Primas por respirar

Jugadores rojiblancos celebran el primer tanto de la temporada · udalmeriasad.com
Artículo Diario de Almería 27-VIII-19

La mala educación de una buena parte de la población y la economía española hacen que este bonito país esté viviendo una situación deseada por pocos. Dentro de este contexto siempre se tiende comparar los sueldos de héroes, caso de bomberos, con los futbolistas cuando ya es más que conocido el refrán sobre las comparaciones. No es la intención de este periodista hoy escribir sobre esas fichas de los futbolistas, profesionales, por cierto, ya que éstos son un ínfimo porcentaje del total de los que no perciben la cantidad tan alta de ingresos, cantidad que es ganada al ser generada. Sin entrar en más, al que suscribe sí que no le gusta que un club prime a sus propios jugadores, ya sea al inicio de una competición o al final. Jugándose un título, una permanencia o entrar en Europa, ¿se necesita un plus para ganar o empatar ese partido?

El pasado sábado Rubén Rozas publicó en este diario que cada jugador rojiblanco se había embolsado 3.000 euros por ganar en la primera fecha al Albacete. Ya la pasada temporada Paco Gregorio informó que Alfonso García también daba una suculenta cantidad por cada encuentro ganado en el Estadio de los Juegos Mediterráneos. Este periodista lo tiene claro: si tuviese la gran suerte de militar en un equipo profesional, rechazaría esas primas. No es el caso de un jugador de Tercera o de regional percibiendo apenas 100 euros y que gana un poco más por conseguir tres puntos. No. Se trata de futbolistas que ganan miles y miles de euros y a los que se le da 3.000 euros extra por hacer su trabajo, como si no tuviesen suficiente con la ficha que perciben al año, con la cantidad de familias cuyo trabajo depende en gran medida de que el balón entre y con varios miles de aficionados detrás. La próxima prima será por respirar.

PD: Luque, yo también quiero que usted me dé 3.000 euros (la mitad de lo que percibo al año) por escribir estas líneas.

martes, 20 de agosto de 2019

Juicios rápidos

Gaspar intenta zafarse de Azamoum el pasado sábado · udalmeriasad.com

No se pregunte el lector por qué, pero este periodista vio el pasado fin de semana, horas antes del comienzo de Segunda División, el reportaje de 2016 del programa 'Enviado especial' sobre Pablo Ibar, el español que lleva 25 años intentando salir de la cárcel de Florida. Un cuarto de siglo luchando para eludir la pena de muerte y la cadena perpetua. Muchos juicios. Horas después debutó el nuevo Almería. Nuevo por tener el exótico presidente, nuevo por el proyecto prometido, nuevo por Pedro Emanuel, nuevo por estar sin Alfonso García 16 años después, aunque al final en el primer once del técnico nacido en Angola no hubo ni una sola incorporación. Y de nuevo muchos juicios. En apenas 45 minutos se sacaron demasiadas conclusiones. Sobre algunas tampoco había mucho que ver más, caso de Peybernes, simplemente preguntarle a Pedro Emanuel en sala de prensa y poco más. Sin embargo, en el entretiempo hubo numerosos juicios rápidos (pocos positivos) y este periodista se incluye en esos juicios rápidos. Una hora después los comentarios eran totalmente opuestos, con un equipo al que parece que no le faltan fichajes, con un Gaspar que poco más y es comparado con el mismísimo Pelé y con 41 jornadas que sobran. Incluso ayer escuché la palabra 'Champions'. Pero no es sólo cosa del Almería, sino que se ha visto en Primera División con los dos colosos. Hasta hace unos días el Real Madrid parecía abocado a la ruina, con un Zidane al que ya se la había pasado el arroz. Con el triunfo en Vigo todo cambia. Al Barcelona le ocurrió lo contrario, con su derrota en la recta final en Bilbao. Mención aparte merece lo de Aritz Aduriz, jugador respetado por todos. Comenzar bien el campeonato influye a nivel de autoestima e ilusión, entre otros factores. Pero los juicios rápidos no siempre se resuelven de la manera correcta...

martes, 13 de agosto de 2019

El prebenjamín entrenador

Samu dedicando un gol en marzo de 2018 a este periodista · Paco Olmo
Artículo Diario de Almería 13-VIII-19

"Me ha gustado mucho entrenar contigo y jugar partidos contigo". Es la frase que leo todos los días antes de acostarme y soñar con un mundo mejor. Otras veces sí sueño con los ojos abiertos, como en cada entrenamiento o partido que pasé con Samu. Y le prometo al lector que no es ninguna hipérbole. Él y Hugo, su hermano, fueron los autores de uno de los diferentes dibujos que decoran mi habitación, los mejores regalos que uno puede recibir. No cuestan dinero, pero se trata del tiempo que un ángel te dedica. Con el corazón. Esa cartulina recortada en la que se ven dos muñecos jugando, una portería y varias estrellas simboliza mucho. Muchísimo. El protagonista seguramente no lo sepa. Y no por la inocencia habitual de un niño porque este de inocente tiene poco. Empecé a entrenarlo en unas pistas en mal estado. A él le daba igual. Quería divertirse jugando y ya está. Aparte de gustarle jugar a la pelota también le apasiona el fútbol, dos cosas diferentes. Y es raro que a un niño de seis años le guste el fútbol, interesándose incluso por táctica.

Al final de cada entrenamiento Samu cogía la hoja arrugada de los ejercicios que iba a la papelera y la guardaba cual piedra filosofal. Tuve que regalarle una libreta, con las jugadas ABP, entrenamientos, normas y demás historias. Era pura alma de entrenador. De bebé pasó a prebenjamín y tuve el gran honor de seguir entrenándole. Que marcase un gol me ponía feliz, pero más cuando un lunes cualquiera te sugería hacer determinado ejercicio o un movimiento diferente al que tú le habías enseñado. Él te acababa enseñando porque tenía su lógica, impropia de un jugador se siete años. El verano pasado se fue a La Cañada. Que fuese campeón provincial me da igual porque en el fútbol base hay cosas más importantes que esas. Que jugase un amistoso en Valdebebas sí me hizo ilusión. La misma ilusión que siento al recibir una de sus múltiples invitaciones cada vez que enciendo la videoconsola y me cuenta por el auricular, con toda la humildad del mundo y esa voz que me encanta, sus peripecias futbolísticas. Ese fútbol que a veces no entiende de edad y que te sorprende. Te quiero, rubio.

martes, 6 de agosto de 2019

La foto y el monstruo

Darío Drudi, en el entrenamiento de ayer lunes · NGC
Artículo Diario de Almería 6-VIII-19

Era diciembre de 2008 y Arconada compartía mesa con sus jugadores. El entonces técnico del Almería preguntó sobre qué debía cambiar para enderezar el rumbo del equipo. "El entrenador", respondieron algunos jugadores. De esa comida no hay fotografía (al menos pública), pero sí de la producida anteayer con Óscar Fernández, su cuerpo técnico, la plantilla almeriense (o rojiblanca por eso de no haber ni un almeriense en el equipo) y algunos trabajadores de la entidad. Esa fotografía representa la salida de Alfonso García del Almería. El empresario ha tenido muchas luces, pero con su gestión la UDA también ha vivido seis años en Primera División. Y es una pena que se marche por la puerta de atrás, de forma inopinada y con el surrealismo del pasado viernes, sin oficializarse ese traspaso de poderes. Una marcha en la que las formas con ese entrenador que llegó hace apenas mes y media no fueron las correctas, como tampoco las de Turki Al-Sheikh con el Marbella. Todo ello en unos días que pasarán a los anales de la provincia, acontecimientos inopinados viendo cómo el Almería se despertó pobre y se levantó rico.

Del surrealismo, redes sociales oficiales incluidas, se pasa a la incertidumbre. Ya no sólo por quiénes son los nominados a dejar el barco rojiblanco, sino por el qué será del Almería con un jeque, algo que no se ha producido nunca, lo de estar en manos de magnates extranjeros, en la historia del deporte almeriense, exceptuando las bromas de Níjar y El Ejido. Es raro el aficionado rojiblanco que no mire a Málaga, donde desde un primer momento se vio que Europa era posible y un hundimiento posterior, probable. Empero, con la normal inquietud incluida, es preferible esa frase de Darío Drudi en la que afirma estar creando un monstruo antes que la de Alfonso García con su (no) mono de fútbol. Eso sí, hay una gran diferencia entre la tercera y cuarta acepción de 'monstruo' para la RAE...

martes, 30 de julio de 2019

Los pinchos de Berja

Rafa Villegas controla un balón delante del ambigú del Municipal de Berja · clubdeportivoelejido.com

Platón explicaba con su caverna que se podía diferenciar el mundo sensible, el de los sentidos, y el inteligible, el de las ideas. Con su alegoría se pueden sacar numerosas reflexiones existenciales, llegando incluso a pensar que vivimos en una farsa. Como la mentira del fútbol, esa en la que hay partidos pactados, ultras financiados por los propios clubs y un sinfín de trápalas que hacen que, aunque uno sea consciente de que el negocio apesta, disfrute de él mirando hacia otro lado. Por eso a este periodista le gusta ese balompié más modesto, ese que poco a poco también se va contaminando (jugadores que no le han empatado a nadie con su neceser en la mano). Sin embargo, el oro es bastante más puro en el caso del segundo. La reflexión fue rondando por la cabeza con la cuarta tapa de pincho en el ambigú del coqueto Municipal de Berja anteayer viendo el amistoso entre el Berja y el Poli. Su situación es la perfecta: detrás de una de las líneas de meta, pero algo esquinado para que la portería no tape visión. Tres o cuatro mesas, camareros amables, bebidas frescas (el tercio es el tercio, pero en un buen ambigú siempre debe haber quintos, como es el caso) y tapas tan sencillas como deliciosas, destacando el pincho. Presentándolo bien, seguro que tendría cabida en los mejores restaurantes de una provincia en la que los ambigús están a la orden del día. Recuerdo dos reportajes que lucieron bastante bien: 'Nostalgia por el Mikasa', de Pablo Laynez, y 'La vida en el ambigú', de Fran Luque. Éste escribía sobre el aire romántico del ambigú y el fútbol de barrio o pueblo. Lo que se le olvidaba es que hasta algunos entrenadores piden a su capitán condicionar la elección de campo en función de dónde esté el ambigú de turno, conscientes de que esa zona puede marcar la diferencia en los minutos finales. Unas cervezas de más convierten en ultra hasta al más calmado. Mejor no tener a esos hinchas en contra. No todos los porteros aguantan la presión.

martes, 23 de julio de 2019

Continuidad real

Saveljich, en uno de los dos encuentros que disputó el Almería la pasada temporada · diariodealmeria.es

Si el Almería busca crecer necesita darle continuidad al proyecto que comenzó el pasado estío después de esa limpia en el vestuario y no conformarse con ser un trampolín. Los de Fran Fernández realizaron una notable temporada el pasado año (no hay que calificar tampoco con un sobresaliente o matrícula de honor una décima posición) y para ir a más la continuidad es necesaria. De ahí que la afición rojiblanca haya celebrado la opción de compra por Juan Ibiza, consciente de las cualidades del ya ex del Villarreal. Desde la Vega de Acá se vende que le han dado continuidad, aunque ésta será real si no se marchan Álvaro y Corpas y regresan Saveljich y Real. No va a ser fácil que los movimientos salgan de manera positiva en el ámbito deportivo con los cuatro nombres anteriores, pero la UDA debe hacer el máximo esfuerzo en todos esos casos. Unos cuatro casos que también podrían salir cruz, siendo la continuidad más falsa que esos pactos políticos.

Suponiendo que acaben saliendo el pichichi de la categoría y Corpas (algo más que probable) y que Saveljich y Real no vuelvan a vestir la zamarra unionista (más de lo mismo que lo anterior), Óscar Fernández sólo contaría con cinco titulares del pasado curso. Cinco titulares que rindieron a un gran nivel (Martos no tanto), pero que las sinergias con Eteki, Rioja, Real, Saveljich, Álvaro y Corpas provocaron que funcionasen mejor en colectivo. De hecho, en el peor de los casos (sin contar con sorpresas con Owona o De la Hoz), OF sólo contaría con seis de los catorce jugadores más utilizados la pasada campaña, los únicos catorce que superó el millar de minutos en liga, estando el resto relegado a un segundo y tercer plano, por debajo de los 700 minutos. Esas cuatro operaciones son de las más importantes de los últimos años. Y si la primera se resuelve de manera positiva, la segunda caerá como pieza de dominó porque verá que el proyecto va en serio.

martes, 16 de julio de 2019

Incompetentes

Para algunos de estos niños este fue su último entrenamiento al no poder desplazarse hasta Viator · P.M.

Hace un par de meses Antonio estuvo con sus compañeros y amigos animando al primer equipo del club al que pertenece, el Poli Almería. Era un viernes por la noche y fue a agradecer a un entrenamiento lo que los 'mayores' de la entidad almeriense habían hecho durante la temporada. Ese sentimiento de pertenencia que él y otros niños y jóvenes habían adquirido se irá por culpa del Ayuntamiento de Almería y de la Junta de Andalucía, incapaces de encontrar una solución a un problema que no ha surgido de la noche a la mañana: colocar a los distintos equipos del Poli Almería durante los catorce meses en los que se acometerán obras en el Estadio de la Juventud. El que suscribe es joven, pero no tonto. Y con una decena de campos de fútbol en la capital (sin contar los del Plus Ultra y CNA) que no se le haya encontrado horas de entrenamiento a todos esos niños es intolerable, teniendo que exiliarse casi todos los jóvenes (aquellos que puedan permitírselo por espacio-tiempo) a Viator, incluso pudiendo perder el conjunto cadete, tal y como comentó el nuevo presidente de la entidad almeriense, Lito Garay.

Si el que suscribe estas líneas trabajase en el consistorio de la capital o en la Junta de Andalucía en materia de deporte y no fuese capaz de solucionar este problema, lo mínimo que haría sería dimitir, pensando en esos niños como Antonio, ya que no todos tienen las condiciones para desplazarse hasta el municipio viatoreño. Es plausible la predisposición del Viator, aunque este no es el tema en cuestión, sino el de mandar a un club de la capital fuera de ella, algo que no sorprende después de tantas mentiras (mírese el Juan Rojas) o tomaduras de pelo (entrenamientos de 22:00 a 23:00 para un equipo de Tercera). Por último, sería justo aclarar que este artículo es del periodista arriba firmante, no de la entidad almeriense, ya que no es bueno generalizar, como hizo ese concejal en navidad, mofándose de un club y de una persona con la que luego sí posa en las fotos.

martes, 9 de julio de 2019

De niño a hombre en el 'Diario'

Javi Alonso, Juan Carlos Casado, Pablo Laynez y este periodista, la noche del 1-7-12, tras ese España 4-0 Italia · J.A.
Artículo Diario de Almería 9-VII-19

Me hubiese gustado escribir estas líneas la pasada semana, por la entrada de los diferentes jóvenes en prácticas, pero la espantada de ese Pierre Mevy que se supone que hoy iba a estar en Segunda se olía, así que mandaba la actualidad. Al ver a Rubén Rozas y compañía empezar las prácticas estivales en este diario para cubrir las vacantes dejadas por aquellos que disfrutan de sus vacaciones, me acordé de mi yo de hace ya una década. En concreto, estuve una temporada yendo los domingos a la antigua redacción, situada en la Plaza de los Burros, a hacer crónicas de la Primera Andaluza de verdad, Tercera y todo aquello en lo que hubiese que echar una mano cuando internet todavía no tenía la importancia de hoy en día y el cuadernillo de esta sección sacaba unas 24 páginas diarias. Paco Gregorio me recomendó que estudiase INEF por la precaria situación del sector, mientras que Salanova me quería "hacer un hombre estudiando Derecho".

Al final, como le ocurrió a ellos, tiró más el corazón, por lo que realice prácticas en Deportes de este periódico durante cinco veranos, de 2010 a 2014. Me sentí importante, algún día con la responsabilidad de sacar la sección entera o quedarme en los cierres, sintiendo de verdad lo que es lidiar con esa bonita presión del duelo contra el reloj para que el 'Diario' estuviese al día siguiente en los kioscos. También disfruté de aquellos momentos presumiblemente negativos, como esas llamadas de un técnico de las bases de la UDA haciéndose pasar por el abogado de un galeno del primer equipo, con la de aquel jugador o la de un director deportivo por artículos de opinión. Los recuerdos son múltiples e inolvidables, como esa madrugada del 11 de julio de 2010 o la del 1 de julio de 2012, con la boina que portaba Laynez, o esas partidas con la 'pelota' de papel con Luque y Espino. Imagínense la suerte de disfrutar trabajando con aquellas personas que veías como ídolos, algunos de ellos ahora amigos.

martes, 2 de julio de 2019

Por la boca muere el pez

Mario Balotelli posa con Pierre Mevy hace dos veranos · as.com
Artículo Diario de Almería 2-VII-19

"Este mar cada vez guarda más barcos hundidos", se puede escuchar en la famosa canción de Fito y Fitipaldis. Y es cierto que en el océano del fútbol cada año se van a pique numerosos proyectos. Muchos de ellos, en parte, por no saber aplicar eso de en boca cerrada no entran moscas o el refrán en el que se basa la banda española para titular su canción. Uno de los pasos para tener éxito es visualizar aquello que se quiere lograr. Empero cuando uno echa la humildad fuera del camino por el que transita el fracaso es cuestión de tiempo. "Estoy convencido de que vamos a ganar la liga. ¿Y la Champions? Pues también. Aquí vamos a ganar 3-0. Y allí, seguramente [como si el fútbol fuese una ciencia...], 1-2. Se van a tener que abrir y los vamos a chorrear allí", dijo hace una década el presidente del Real Madrid por aquel entonces, Vicente Boluda, en la previa de una eliminatoria de Champions ante el Liverpool. El conjunto inglés venció en el Bernabéu (0-1) y goleó en Anfield (4-0). La liga, por cierto, la ganó el Barcelona. Se lo mereció Boluda por menospreciar al rival.

Nueve años después otro que entendía de fútbol lo mismo que Boluda se marcó una buena aseveración. "El ascenso y el playoff van a ser nuestras palabras, es nuestro objetivo", dijo el presidente del El Ejido, Pierre Mevy, el pasado estío. Del objetivo inicial del ascenso y playoff a que la meta fuese jugar esa eliminatoria por el descenso, algo que no ocurrió, puesto que el equipo ejidense llegó a la última fecha descendido. Una cosa es la ambición y otra, no calibrar las posibilidades y creerse por encima de estas. Lo peor no es el descenso en sí, sino que el nuevo proyecto se tambalea, con el futuro por el Poniente más incierto que nunca. Es lo que ocurre cuando dirigen quienes no tienen que dirigir. Que se lo pregunten a los aficionados del Málaga, con su superequipo europeo en Segunda División.

martes, 25 de junio de 2019

Carta pública a Alba y Valen

Alba y Valen, del alevín del Poli Almería, cenando antes de un partido · NGC
Artículo Diario de Almería 25-VI-19

No todos los entrenadores tienen la suerte de poder contar con dos jugadoras en su equipo, con todo lo bueno que conlleva, y eso que este periodista, que cuenta con ese privilegio, no es muy partidario de la discriminación positiva. Al árbol grueso del feminismo le han salido cada vez más ramas podridas que lo único que hacen es frenar esa mejora continua que vive la sociedad en cuanto al tema. Esas manifestaciones en las que aparecen las graciosas de turno enseñando su cuerpo desnudo, esa justicia a veces injusta o esas patadas diario al diccionario inventándose nuevas normas (hasta 'aprobadas' por un gran grueso de docentes universitarios) ensucian un feminismo en el que el fútbol mejora a pasos agigantados. La última prueba se vio ayer con ese espectacular partido de la selección española ante la todopoderosa EEUU, en el que las de Jorge Vilda realizaron su mejor actuación del campeonato, plantando cara a la presumible campeona del mundo y teniendo sus opciones de victoria, algo que parecía una utopía anteayer. Aunque las victorias son victorias y las derrotas al fin y al cabo también derrotas, valiendo todas por igual, la de ayer (primera ocasión en la que España disputaba unos octavos del Mundial) fue una derrota dulce, aunque pueda parecer contradictorio.

El fútbol femenino cada vez tiene más fuerza: la mejor revista nacional dedica el número de este mes al Mundial, en los kioscos están los cromos del torneo, se televisan en abierto muchísimos más partidos de femenino que de masculino, el número de equipos femeninos crece, en los videojuegos aparecen... Espero que dentro de diez años estas dos jugadoras del Poli Almería echen la mirada atrás y corroboren que el crecimiento ha sido continuado y no una simple moda de unos años, estando orgullosas por lo que han logrado mujeres, jóvenes y niñas como ellas en los últimos año. Ahora es vuestro turno seguir prolongando ese bonito camino, continuando con lo que queréis y tirando a la basura casposos clichés antiguos. Por eso alegra ver a Alba y Valen parando y chutando, teniendo el respeto de sus compañeros, con esa normalidad deseada y ganándose lo que tienen porque de verdad lo merecen. Pura alegría.

martes, 18 de junio de 2019

Periodismo, no relaciones públicas

Yanis defendiendo la camiseta del Mirandés · as.com

El pasado sábado este periodista publicó en el diario AS que Yanis, extremo zurdo del Mirandés, lo tenía hecho con el Almería. Este periódico también se hizo eco el mismo día de la información, llegando varios mensajes a las cuentas en Twitter tanto de Diario de Almería como a la personal. La mayoría de 'tuits' llegaban procedentes de Miranda de Ebro, todos en la misma dirección: por qué no nos habíamos esperado a que el Mirandés terminase su participación en la promoción de ascenso para anunciar ese fichaje. Incluso algún malpensado puede pensar que hubo llamada desde Huelva para desestabilizar el encuentro. Pero no, las fuentes procedían de más arriba de Andalucía. ¿Qué intención tenía AS y Diario de Almería en desestabilizar un Recreativo-Mirandés?

Decía Valdano que el fútbol es lo más importante de las cosas menos importantes, pero este servidor va incluso más allá y le ha llegado a costar conciliar el sueño por un partido de fútbol base. Tirando de empatía, es normal que los aficionados del conjunto rojillo estuviesen molestos, así como el propio jugador y gente cercana a su entorno. Pero imagínese el lector que es periodista. Pero periodista de los que se ganan la vida con llamadas, conversaciones y recopilación de información, no aquellos que juegan a serlo. Por respeto al medio en el que cobra y al lector que paga por consumir ese medio, ¿no va a publicar una información por no molestar a ciertas personas? Decía Fran Rodríguez hace algo menos de un mes que estaba "decepcionado y molesto" con el Almería. Antes de publicar la entrevista uno es consciente de que no le va a gustar a ciertas personas, entonces, ¿omite el periodista esa parte de la conversación con el jugador? Ya decía George Orwell que "una noticia es aquello que alguien no quiere que se publique; el resto son relaciones públicas". Ya están los medios oficiales para lo último.

martes, 11 de junio de 2019

Un notable empañado por el final

Fran Fernández muestra la placa recibida por Grada Joven el pasado sábado · udalmeriasad.com

Al final al Almería no le dio por colarse en promoción de ascenso, ni siquiera para llegar a las últimas fechas con opciones, por culpa, en parte, de los pinchazos caseros ante el Rayo Majadahonda y el Oviedo y los tropiezos en Almendralejo y Lugo. Eso sí, la temporada de los de Fran Fernández ha sido de notable después de cinco temporadas consecutivas luchando por la permanencia hasta la última jornada. Tampoco es para calificar con un sobresaliente, puesto que la ambición no puede faltar ni el recuerdo de que este equipo estaba hace apenas cuatro años en Primera División. Sin embargo, las últimas semanas han empañado ese buen hacer y no precisamente por los resultados deportivos, ya que en el último duelo el Almería le dio un meneo a un Albacete que jugará la promoción. Son los casos de Fran Fernández y Saveljich.

El zapillero era la prolongación de la afición en el verde, dotando al equipo un estilo de juego propio muchísimos años después y trasladando la ilusión a una grada que no entiende que el club (a diferencia de Grada Joven no homenajeó a FF, al menos públicamente) no haya puesto toda la carne en el asador para este hombre de la casa que ahora quiere aspirar a algo más. Porque el Almería no se lo da. Ese algo más que ha pedido Saveljich, sin pelos en la lengua. "Habrá que ver la disponibilidad de que el presidente tenga ganas de hacer una inversión", aseveró el argentino, siempre con respeto, pero sin pelos en la lengua. Por eso es otro en los que se siente representada esa parte de la afición que busca algo más que la permanencia. Esos que no dudan en reconocer que el curso ha sido de notable, pitando a la vez por la no continuidad de un Fran Fernández que se hubiese quedado si el proyecto hubiese sido más ambicioso. Esos que son recriminados por los palmeros.

miércoles, 5 de junio de 2019

La camiseta del Barcelona

Balón, con un escudo que no es el oficial, en la tienda online de la UDA · LEM
Artículo Diario de Almería 5-VI-19

Uno puede empatizar mucho y llegar a entender -o al menos intentarlo- que por diversas circunstancias esa Ciudad Deportiva de la UDA que el propio club anunció como "una realidad en el segundo semestre de 2014" en septiembre de 2013 no tenga ni lugar de construcción. Lo que es inadmisible es la mercadotecnia de la entidad almeriense en cuanto a ropa y accesorios se refiere, partiendo de la base de que no hay ningún departamento exclusivo del club a diferencia de otros equipos que militan en la LFP. Plausible es ese conjunto de la Liga Genuine. También la creación del femenino. Sin embargo, el Almería no se puede permitir esa dejadez de ropa y accesorios, algo que lleva pidiendo la afición desde hace más de una década. De hecho, más que conocida es esa camiseta naranja de la 07-08 con el escudo torcido en el escaparate de un comercio del centro. Al mismo comercio fue este periodista para realizar un regalo. Los productos se limitaban a las elásticas de juego, puesto que de la de entrenamiento, del polo y del chándal sólo había tallas sueltas.

En la tienda online sólo se pueden adquirir las tres camisetas de este curso, la de entrenamiento, una sudadera, una bufanda, una taza y un balón con un escudo que no es oficial (esto es de traca). Bueno, por suerte, el balón está agotado, aunque tendría que investigar Iker Jiménez quién ha comprado esa barbaridad. ¡Ni pantalones venden! Si no se pueden adquirir pantalones, como para pedir mochilas, boteros, bolsas de deporte, chubasqueros, paraguas, chanclas, toallas, monederos, gorras, chupetes, puzles, maquetas del campo, pósters, sábanas, cojines, vasos y un largo etcétera. Al final uno se cabrea y acaba comprando una camiseta del Barcelona (con más visibilidad en el escaparate que los pocos productos del Almería) y reflexionando por qué no existe una tienda del club en condiciones. Y en el centro. Y que abra los sábados.

martes, 28 de mayo de 2019

Palmeros

Aficionados rojiblancos animan en un desplazamiento · udalmeriasad.com

Este artículo iba a empezar dividiendo a los palmeros entre (algunos) periodistas y (algunos) aficionados, aunque realmente los primeros se englobarían dentro del segundo grupo, puesto que se trata de verdaderos hinchas, algunos porque no quieren ver reducidos sus ingresos en caso de que el equipo descienda de categoría y otros porque ni han pasado por la facultad ni ejercen un periodismo serio, sino algo más propio de una tertulia de bar. "¿El Caso Bárcenas? Seguro que le jugaron una mala pasada", argumenta algún votante del PP. "Los ERE de Andalucía ya son pasado", dice otro afín al PSOE. "¿Irregularidades en las Primarias de Castilla-La Mancha? De 300 votaciones puede haber si acaso una irregular", se justifica el tipo que defiende a capa y espada a Ciudadanos. "No es verdad que diputados y concejales hayan agredido a diferentes miembros de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado", rehúye ese de Podemos.

Y es así como, en vez de aceptar los errores, numerosos individuos se ponen la venda en los ojos para negar lo innegable. Lo mismo ocurre con muchos seguidores de los equipos de fútbol. Es de suponer que ocurrirá en todos los clubs de fútbol, pero lo que se vivió el pasado domingo en el Estadio de los Juegos Mediterráneos fue bochornoso. Hay que respetar a aquel que sólo quiere ver lo positivo, escondiendo la basura debajo del felpudo. Cuando no pocos fueron a recriminar la gestión de los últimos años de Alfonso (la no renovación de FF, el último despropósito) otros, no pocos, mandaron callar a los primeros, con varios momentos de tensión. Aquel padre que no reprende a su vástago aunque éste haya vacilado al profesor o entrenador de turno le está haciendo un pequeño favor al niño o joven. El problema es mayor cuando se mezclan sentimientos con tratos de favor. Hay quienes venden su dignidad por un sueldo, una entrada o unas tapas (también hay quienes critican sin ánimo constructivo)...